domingo, abril 30, 2006

EL SIGNIFICADO Y EL ORIGEN DE LAS PALABRAS


Hola Amigos:

¡Las palabras! Esa herramienta, arma si se quiere, que nos invade y nos obliga. Nosotros, poetas, gnomos, cuenteros, saltimbanquis y escritores de toda laya, quienes nos apuntalamos en las palabras para hacer de ellas la vida misma, somos sorprendidos día a día con algunas de ellas, pues al asomarnos a su mundo encontramos en muchos rincones significados y curiosidades en el origen en algunas de ellas que asaltan el alma y desde ella, renuevan nuestra -aún presente- capacidad de asombro.

¿Qué pensaría Ud. si le evaluaran su nivel de conocimiento sobre la semántica castellana? ¿Cuál sería su reacción si le dijeran que ese dolor es por su priapismo? ¿Cómo se sentiría si le dijesen "¡No sea tan procaz!"? ¿Se ha sentido algo animal cuando le tratan de "vacuna"? ¿Qué sensación de inseguridad le deja el hecho de que le digan que ocurrió un cisma o que lo que ocurrió fue un sismo? ¿Será que alguien atentará contra el poeta cuando lo llama rapsoda o vate? ¿Será que lograrán sacarnos de casillas si nos tratan de cicateros? Es allí donde aparece la semántica, con su conjunto orlado de explicaciones y significados que demuestran aquello en que el uso del lenguaje se ha basado.

Me asombré al encontrar en "Mis putas tristes" vocablos como: sólito, sabanear, honorar, mutanda, exordio, valse, filipichín y mamasanta, por sólo nombrar algunas curiosas o extrañas si se quiere, pero perfecta y oportunamente utilizadas. Da entonces por pensar que al escribir no basta con saber qué significan las palabras que usamos sino que debemos saber cuando usar una u otra.

Así, como este ejemplo, el lenguaje nos reserva sorpresas exquisitas.

Aprendamos del contexto..... Otro ejemplo, 'maras' o bandas de jóvenes delincuentes en Guatemala (y Centroamérica)

Les recomiendo la WEB de http://www.elcastellano.org, allì encontrarán una inmensa colección de palabras con su significado y hast pueden inscribirse para que por correo les lleguen diariamente una de ellas con todo ese flujo de historia...

No hay comentarios.: