jueves, marzo 01, 2007

Mar de arrobo y sanación


Le he dejado espacio a las palabras para que dejen pasar nuevos vientos. He estado aclarándome y hasta estuve escribiendo pensares y sentires en esas huellas en la playa, que de tiempo en tiempo borraba el mar, como queriendo tuviera que volver a escribir aquello que quería brindar.

Mi corazón pleno y esbelto, curioso e intenso, ponía letras al juego de las olas y decía que a pesar de no haber dado aquellos abrazos que quedaron atrapados en algún lugar, la respuesta seguía siendo la misma.

No he tenido espacios míos pero sí he tenido espacios con los míos, y he ganado en corazones cercanos, faltando sólo uno aunque el de mi mami, revive en cada encuentro de sus hijos.

OHCNARF
20/XII/2002

No hay comentarios.: