sábado, septiembre 29, 2007

¿Cuánto vale un verso?

¿Cuánto vale un verso?

¿Cuánto vale un poema? ¿A cuánto equivale un verso?
¿Cuánto pesa el amor? ¿Cuánto vale el amor?
¿A cuántos libros negros y verdes equivale una caricia?
¿Una estrofa? ¿Un nuevo poema en días venideros?
¿Nada tiene peso de pesos en el verso
en las rimas sincopadas / en el abrazo del desespero
que extiende el poema alrededor de las dos almas?
¿Cuánto valen las letras en ese poema único /
ése que a nadie se le había ocurrido… y lo tienes?
Sólo ese tengo… Sólo eso sé… Así me entrego


HECHEIYHMADU

viernes, septiembre 28, 2007

Remembranzas y homenaje de contrastes

Comparto otro escrito desde mi camino poemario, hace como tres años... y esta imagen de un Medellín al atardecer...



PARA QUE LE SIGA AMANDO

El incierto, el enamorado,
el amante, el azul silencio,
traga entero y se esconde,
ahoga sobrio tempestades,
minúsculas todas ellas.
Añora faenas recientes,
se extasía en sus recuerdos,
se espolea y es un pequeño rey
a pesar de que su reino no está lejos.
Vaga, no se duerme y cavila
pidiéndose un respiro de calma.
Oculta su forma a las miradas
y extiende su sed y su llama...
para que ella desde su mar en bronca,
desde su instantánea imposibilidad...
le siga amando

sábado, septiembre 22, 2007

NOSTALGIA DE ESE MAR AMIGO…




Y otro mar, amigo oculto de mi otro mar, me recibió -al principio- con su tímida sonrisa como diciéndome y reclamándome algo de mi presencia, pero una vez se convenció que yo no venía a nada distinto que a empapar mi ser de sus colores, entonces explotó en ellos en sus últimos quince minutos del día. Las siluetas de dos demiurgos empujando una carreta fue lo único que distrajo mi atención, mientras me decía que ver esa infinita gama de amarillos, de azules, de blancos, que luego trocaron en ocres, magentas y azules traslúcidos hasta los más intensos rojos instantáneos, bien valieron la pena de manejar por tortuosas carreteras llenas de personas anhelando sus jornadas de descanso. Bien valió la pena tanto esfuerzo, incluso al oír a alguien ofrecer tatuajes imperecederos "que se borran fácilmente". Fue como darle un respiro a mis nostalgias y empezar a hacerlo frente a otras melancolías. La apatía inicial que había hecho eco en mí, por esta historia de colores pareció que dio paso a un mirar embelesado y a sentirme otra vez parte de este mar que llevo pegado a mis costados.

jueves, septiembre 13, 2007

El inicio de una fantasía...


DE UN ASALTO A MIS LETRAS

Hay tantas hormigas cerca de mí, en los lindes de mi cuaderno, que casi llegué a creer que ese ejército de mínimas voluntades tenía como tarea, como objetivo, asaltarlo y llevarse una a una las letras que he venido escribiendo estas noches escondido, tal vez hasta de la imagen que a veces notan mis amigos.


Me las imaginé cargando a cuestas las emes mal escritas, y sacando con dificultad esa zeta que se zafa de mis manos en un zigzag, o tal vez vi algunas que intentaban tomar mis oes y redondearlas como no puedo hacerlo la mayoría de mis días, ya que en ellos esas vocales no existen, pero sí en mis noches.


Me pareció que querían arrastrar de las puntas mi letra manuscrita y llevarse los hilos de tinta, tal vez para reconfigurarlos allá en su nido, en mejores metáforas que las que a mí, en mi cuaderno rayado, se me hayan ocurrido.

Llegué a sospechar que sólo querían dejarme aquellos versos que hablaban de dolor, porque una de ellas se estacionó en la palabra amor, y me miraba como queriendo decir que aquel amor ya había cambiado de dueño, y que con él arreglaría dos, tres o cuatro entuertos.

Pero, lentamente volví a estar en el mundo de los grandes y de un golpe de spray, de esos certeros, acabé con las intenciones amatorias y literarias de aquellas acompañantes más pequeños, a quienes vi como adoradoras de mis versos buenos. Sólo que al final me pregunté: ¿Y cuáles serían aquellas que mis amigas minúsculas hubieran dejado? No supe cómo responderme, porque aquí sigo escribiendo todo lo que soy desde este cúmulo de letras que tengo en todo mi ser imperfecto.

9/VIII/2004

viernes, septiembre 07, 2007

DIÁSPORA POEMARIA o INFINITÉSIMA MUESTRA ITINERANTE





De esa “diáspora” poemaria donde se cosen retazos al alma para que no duela más o para que se estacione o para que se ría y se extasíe y dé su mejor canto, expongo una mínima muestra de un periplo de esos en que sin fondo ni sentido recorro atento la geografía del verso...

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Inicié con un pequeño escrito sobre Oliverio Girando

irracionalidad mordaz
ingenuidad optimista
crítico existencial
creativo irreversible

del absurdo como sinónimo de la vida
del humor como reflejo de lo cotidiano
de imágenes que abundan en los versos
y los hacen amigables y cercanos
a todos los sentidos del lector


---------------------------------------------

Según Fernando Charry Lara, Hopkins dice que “la poesía debe ser la corriente, la (palabra) de todos los días, (sólo que) enardecida por la emoción".

Dice Helena Iriarte, que la poesía de Charry Lara: "conforma un cuerpo profundamente unitario; en ella el silencio, la soledad, la noche, la vida y el sueño se confunden."

----------------------------------------------------------

"... la poesía lírica y la social, conjugadas las dos, pretenden a través de un texto seguido con rima o sin rima y de un contenido más entendible para el público, seguir el rastro de la vida tras las palabras."

Luis Eduardo Rendón -
Organizador del Festival Internacional de Poesía de Medellín

----------------------------------------------------------

"Poesía en claroscuro (una Revista en la WEB)

Amanece en el mundo poético.
La palabra se ilumina con el alba.
Las flores gritan, los árboles despiertan.
El aire es más aire,
las paredes crecen lentas hacia el cielo.
Tiene la ciudad un sueño
en el que las calles espejean su cansancio
a la hora puntual de la penumbra.
Fosforescen los recuerdos.
Repta en la oscuridad una serpiente
por los troncos de la angustia.
Las estrellas anuncian otra vez la luz.
Y la palabra transcurre
en la contradicción del claroscuro ...

En este número:

Iliana Rodíguez, "Elegía"
Sergio Gaspar Mosqueda, "Violenta e intacta"

------------------------------------------------------

Y así la divagación es un todo coherente en medio de infinitas sinapsis y conexiones caóticas e inextricables... que dan como resultado unos centímetros más del camino del poeta

¡Vive la poesie!

martes, septiembre 04, 2007

Un pequeño homenaje en vida a Bruno Kampel




Un escritor que llama mi atención, disfruto sus letras y admiro... Un pequeño homenaje. Dice de él mismo:

Mi nombre es Bruno Hodick Lenson Campel, y firmo mis escritos como Bruno Kampel. A pesar de haber nacido en Río de Janeiro, me crié en Buenos Aires, y también viví algunos años en Palma de Mallorca, España. Por eso, aparte de escribir en portugués, también lo hago en castellano/español. Cursé estudios de Derecho, de Marketing y de Comercio Exterior. Soy Consultor de Marketing Internacional, y actualmente dirijo una empresa que actúa en el área de Informática en Escandinavia y en el sur de Europa. Escribo desde muy joven, habiendo publicado cuentos cortos, poesía, y artículos periodísticos relacionados con la política internacional. Actualmente me encuentro en Suecia, tratando - aparte de la noble y exhaustiva misión de ganarme la vida - de conjugar mi hirviente latinidad con el congelado paisaje natural y humano de Escandinavia. ...”
http://solotxt.brinkster.net/csn/xkampel.htm
Su e-mail: bruno@kampel.com


Transcribo, sin su permiso, este manifiesto de vida que inspira vivir la vida en las letras y en donde lo consideremos:

MANIFIESTO

Pesando y midiendo actos, situaciones y hechos de la vida, y comparando algunos proyectos con sus resultados, es fácil concluir que generalmente los desafinados somos nosotros y no la vida o los proyectos o sus resultados; apenas nosotros, los pocos que obstinadamente insistimos en pedirle peras al olmo; los raros que no renunciamos a buscar hormigueros en el asfalto; los extravagantes que preferimos ser sordos en un discurso y mudos en un concierto, porque lo que realmente nos ocupa y preocupa son las pequeñas preguntas que desafían, y no las grandilocuentes respuestas que satisfacen.

Somos lo que habitualmente se define como verdaderas y abominables ovejas negras, y no tenemos vergüenza de confesar sin rubor que tal "acusación" nos honra mucho, ya que por temperamento y vocación preferimos cultivar ideas en el jardín del fondo de nuestra vida a tener que envidiar los rosales que nos miran desde el jardín de nuestro vecino; optamos siempre por plantar un árbol en la esquina de nuestra propia verdad, antes que caer en la tentación de podar los que dan sombra al camino por el cual transita la verdad de nuestros adversarios; siempre elegimos cuidar el pasto que crece entre las estrofas de nuestro ideario o en las entrelíneas de nuestros fracasos, a tener que cortarlo para satisfacer el gusto ajeno; y principalmente, elegimos lavar y planchar nuestras viejas y maltrechas utopías - ésas que aún respiran y nos miran de reojo desde el fondo del cajón de las buenas intenciones - a tener que bajar los brazos y aceptar las órdenes perentorias y casi siempre sin sentido de esa déspota llamada Realidad; y vaya uno a saber qué más, aunque lo único fundamental e inaplazable es que todos tratemos de ser más felices de lo que merecemos y mucho menos infelices de lo que merezcamos, y nada más, ni nada menos.

Es imperativo desear que el tiempo nos enseñe a sintonizar con mayor precisión la frecuencia en que se transmiten los intereses del prójimo, y quien sabe, como premio, ese mismo tiempo haga que el prójimo sea un poco más tolerante cada vez que se enfrente a una idea que propongamos, a un pensamiento antagónico que manifestemos, o a una ideología diferente que defendamos, ya que por más que le demos vueltas, lo que todos estamos buscando son puentes y no precipicios; temas que obliguen a pensar y no distracciones que inviten a olvidar; batallas dialécticas que forjen nuestro carácter, y no simples victorias que lo deformen.

En razón de lo expuesto, proponemos:

1.- Que se suspenda el derecho del gris plomo a participar del arco iris.

2.- Que se degrade el Odio a la categoría de Antagonismo, perdiendo los beneficios que el grado anterior le concedía, como por ejemplo matar sin pedir permiso o manchar de sangre a las palabras y vestir de luto a los discursos.

3.- Que los dedos no más sean usados para apretar gatillos, ni las manos para clavar puñales, ni los ojos para matar mirando, ni la boca para escupir condenas, ni el verbo para sembrar discordia, ni el dinero para comprar conciencias.

4.- Que se prohíba morir por la Patria y se invite en todos los canales a vivir por ella.

5.- Que el discurso de las horas, de los días y semanas, de los meses y los años, produzca instantes repletos de gozo, minutos llenos de alegría, horas cargadas de placer, días plenos de sol, semanas rebosantes de ternura, meses rellenos de respuestas, años teñidos de esperanza.

6.- Que se suspenda definitivamente el patrocinio comercial de todas las guerras por más o menos santas que sean sus intenciones, y que se prohíba la publicidad de los fabricantes de la ignominia.

7.- Que se permita el regreso de la inocencia perdida desde el injusto destierro al que ha sido condenada, y se la invite a ocupar el lugar de honor que le corresponde.

8.- Que nunca más florezcan muertos anónimos en los jardines de los cementerios clandestinos, y que jamás la desvergüenza vuelva a plantar desaparecidos en la historia de los pueblos.

9.- Que las bombas inteligentes se jubilen y se cubran de telarañas en los sótanos de los museos, y que los líderes que las usaron se marchiten y sus nombres se borren para siempre de las páginas de la Historia que con su proceder ayudaron a manchar.

10.- Que la paz rompa las cadenas y que los puños cerrados se abran en manos extendidas hacia el otro, y que la verdad finalmente sea la dueña y señora de la última palabra.

© Bruno Kampel “


Gracias, Bruno. Desde Colombia, un abrazo...