martes, octubre 23, 2007

Esas pequeñas cosas...





En estas mañanas y en estas noches, ideas y hechos acechan, giran y se arremolinan en el cerebro. Son pretensiones de otras épocas que dan vueltas por sobre los sueños. A estos agites se les ha llamado vibrar y hasta vivir, y en otros casos stress. Esa forma moderna de afrontar las complicaciones humanas que le hemos dado al sentir, se ha convertido en una constante.

Pero... ¿saben? Pueden existir válvulas de alivio, de rodar más allá en otros estadios, y de poder dejar liviana el alma que soporta el cuerpo cansado y sin ánimo. Aparece la instancia palabrera que aprovecha la realidad y va acopiando elementos que en algunas veces se van transformando en escritos: cartas o poemas, por ejemplo.

Se halla entonces el refugio y algún probable alivio en las pequeñas cosas que pasan por los lados y que dicen del trasiego de la vida. Algunas al azar: atesorar en un puño el brillo de los ojos de la juventud que vibra y corre por nuestro lado sin vernos y hasta sin detectarnos; las tardes plomizas y los aguaceros, los arroyos, las nubes y su paso veloz mientras dormitamos un vuelo; los sueños de eventos de la mano en países desconocidos y no; un cuadro de algún pintor desconocido puesto para que propios y extraños pasen por su marejada de colores a la entrada de algún aeropuerto; la existencia evidente de las leyes del equilibrio de la vida cuando por unos lados da y por otros quita; la urgencia de estar y no estar en medio del boato a tres pasos del mar y no poder siquiera su arena y su espuma saludar; el porte digno y hermoso de una madre durante un vuelo nocturno; la sonrisa clara y transparente de mi hijo de ojos como ese mar lejano que me llama a compartir sus días y sus muchos tiempos conjugados en distintos verbos; el disfraz de siete a cinco; los conflictos con la ley de los hombres y reflexiones frente a la ley de Dios; el papel a veces oscuro y a veces brillante en la cátedra; ausencias y vacíos reconocidos, queridos y a veces aceptados; inmensos suspiros que salen cuando se han asomado algunos gritos broncos; un encuentro con la poesía de alguna olvidada biblioteca; la renovación permanente en la música que calma, que llena, que alimenta; la entonación de cantos al aire, que se pierden durante una caminata; etc.

En fin son miles de situaciones que le dan brillo a la vida, y ellas le podrían dar brillo a las letras. Todos las tenemos, sólo queda mirarlas, observarlas y aprender a con otros ojos admirarlas, mas queda el deleite de capturarlas y pretender hacerlas... eternas. Lo que pasa raudo es el tiempo que se nos lleva esa misma vida, y ¡ah! tan corta, tan efímera, tan incierta, tan bella...



En las pequeñas cosas sigue habiendo esperanza... A eso apuesto... ¡Ojalá funcione!
TA TA TD CTMA

lunes, octubre 22, 2007

Llueve...

La vida es eso que administramos entre el tiempo de nacer y el tiempo de morir


MI LLUVIA DE ENSEÑANZAS

La música de la lluvia
se detiene sobre la piedra
del riachuelo y la arena de la orilla
de allá de la serranía ... y sigue
Pero aquí desde esta alcoba
hundido en mi almohada de tristeza
me parece más una canción
de nostalgias ... tan vacías
Mi realidad se ha vuelto esquiva
y desaliento para quienes llegan
porque no sé si estoy en una vasija
o la desazón dejó su eco ... en mi lluvia
¡Tendré que salir a pasear!
Tal vez en el camino de los charcos
acate a mirar con lágrimas el cielo
y sea capaz de descubrir los arreboles
Sé que después de toda tormenta
sale un nuevo sol de arengas
y luchas y ruegos por la vida
¿Por qué no habría de salir
para mí si ya hubo mi lluvia?”




¿Cómo no esperar que la lluvia pase?

Sólo sé que...

TAHECHEIYHMADU

lunes, octubre 15, 2007

MI MARIPOSA...


“Y por qué es el alma mía
l’alma de las mariposas”
Rubén Darío

Comparto una poesía MÍA, de mi corazón…

LLEGA MARIPOSA

Deambula
ligera saeta
memorable
en este aire trémulo
de gotas en mi cara
Cual espejo transparente...
el mar refleja brillos en tu mirada
Toma tu cuerpo diáfano
-precioso y extranjero-
y llámame...
Acudiré a tu vera
¡Mariposa de ensueño!
Yo soy sonido líquido
versos de cristal
y abrazos transeúntes...
¡Nada tengo
pero todo... te ofrezco!
Deambula en mí...
para en mí...
llega a mí...
¡Mariposa extranjera!”


A una mariposa que vaga y vaga... y no se posa

HECHIYHMADU

domingo, octubre 07, 2007

Fragmento de Whitman

"Supongo que publico y dejo mi colección entera, primero, para perpetuar esa eterna tendencia y conservar aquello que está detrás de toda la Naturaleza, incluidos los autores; segundo, para simbolizar dos o tres especímenes interiores, personales y otros, lejos de las miríadas de mi tiempo, el medio rango del Decimonono siglo del Nuevo Mundo; un extraño, imperdido, tiempo maravilloso. Pero el libro probablemente no tiene un propósito definido que pueda decirse en una declaración."

Traducción libre de un fragmento del prefacio del libro de Walt Whitman "Complete Prose Works - Specimen Days and Collect, November Boughs and Goodbye My Fancy"

("I suppose I publish and leave the whole gathering, first, from that eternal tendency to perpetuate and preserve which is behind all Nature, authors included; second, to symbolize two or three specimen interiors, personal and other, out of the myriads of my time, the middle range of the Nineteenth century in the New World; a strange, unloosen'd, wondrous time. But the book is probably without any definite purpose that can be told in a statement.")

Atrevida labor la de intentar traducir a este ídolo....


¡Oh! Esa espectacular época de estudiar inglés... y esos recreos... TATATD CTMA