lunes, enero 14, 2008

Primera imagen - primer escrito de vacaciones

27/XII/2007

El mar, el mar y sus contenidos. Vaivén de arengas lumínicas en un atardecer que saca lo mejor de todos, sólo que para algunos no existe porque está ahí... lo tienen. Otros ojos, almas tristes y sedientas de la “cosmofonía” que nos canta, tomamos de la mano la ilusión de ser capaces de capturar instantes que son únicos, aunque mañana sin falta se repetirán. Mi alma grita y se alegra con esta alegría cromática... con esta alegría que significa más de lo que entiendo... pero siento.

Me dice, de súbito, ese libro de poemas que traje para degustar: “II / El mar y tú, plural espejo...” y “El mar y tú, tu mar, el mar espejo...”, y entonces... yo regreso a las fotos y me digo: “Es esa policromía, inmóvil e inexistente ante otros ojos, ante los míos sólo dinamismo puro, espejo azul, selecto calor de amarillos y rojos... más una casi emoción musical, porque mi sangre se junta con el sentir y es espesa y umbría de esos ocres y azules... de este atardecer...”.



El primero de muchos...

HECHEIYHMADU


1 comentario:

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Bonita y relajante foto. Enhorabuena por el post. Un cordial saludo desde "Panorámica Cazorlense",