jueves, octubre 09, 2008

Dorado

Tal vez un pequeño poema pueda tratar de traducir lo que natura ya nos dice



"Dorado

Sin decirlo
la calle se doraba
bajo el guayacán
"




Cuando ese exceso de belleza, vegetal, dorada, exultante, altiva, transeúnte por los ojos, llega en dos días a su fin, sus cadáveres se posan rítmicamente al baile del último aliento sobre las calles y los andenes (veredas), quienes pasamos y hasta nos resbalamos en ellas vemos su belleza en una perspectiva silenciosa, en un afeite para la vida, en un diciente pasar sin estar más que en el momento en que debemos estar. Es un regalo de vida y color que se nos regala, en muchas esquinas y, a veces, casi en simultánea desde muchos ángulos estelares de la geografía montañosa de este Medellín.

Algunos nos asombramos aún, a pesar de que algunas señoras maldicen al barrer el porche de sus casas con la secreta alegría de que por lo menos... lo hacen a la belleza. Es un espacio dorado en los ojos de quienes seguimos tanta demostración de los caprichos de Dios.


Saludos a quienes aún se detienen a ver esas flores
caer en su danza helicoidal...

7 comentarios:

Nersa Roa de Alvarez dijo...

Su blog tiene algo que me atrae, y poco a poco lo voy descubriendo , Guayacan, Araguaney , cujies de tierra seca, cuando los veo floridos mi alma vuela en silencio
y disfruto de ellos como el primer día de lluvia en la escuela, comulgando con el color desde abril hasta agosto cuando el viejo sol amarillo compite con la belleza"DORADA".
No me importa que sus flores rueden por el suelo, que se llenen las calles, patios y jardines, que el viento las arrastre, no... yo sólo sueño con su simple belleza.
con afecto Nersa

Diosaoasis dijo...

Me encanto, lo que escribistes, sabes pienso que siempre existe belleza en las cosas solo vemos de diferente angulo, y tal vez no lo captamos. Nos vemos amigo

Mimo dijo...

Me gusta, me gusta.
Salud

Fugaz dijo...

Cuando la belleza se torna grande, se expone ante nuestros ojos y detiene nuestra mirada... Es el esplendor de la naturaleza. Tener la capacidad de absorverla en unos versos tan breves y preciosos en entonces trabajo de quien sí sabe observar tanta hermosura.

Me encantó.

Lila Manrique dijo...

Hay talento y te sobran las palabras.
El canto del trovador, es permanente y especial
Un abrazo grande

Pablo dijo...

Siempre será atrayente la belleza simpar del guayacán. Ya sea con su fulgor en amarillo, su delicadeza en rosado o el callado blanco.

carla dijo...

Es muy interesante encontrar en internet estos espacios donde uno puede compartir distintas cosas de la literatura que nos gusta!
Aprovecho para dejarles las poesias de un chico que se llama Rafael Sarmentero que nos ofrece una sus poesias musicalizada!
http://qualid.es/?id_pre=38
Saludos a todos!