sábado, noviembre 01, 2008

Una noche de nostalgia “vagabundeando” por la red

He decidido esta tarde que “vagabundearé”, si así se puede llamar, por ese mundo oculto, personal y casi íntimo de los blogs de personas comunes como yo.

Empecé por Haifa, una argentina de Banfield que se autodefine “El blog de las pelotudeces bizarras, sumate viteh!!!” donde uno descubre que el vivir es un goce y que casi es como vivir en la alegría de otra persona. El salto es a cualquier lugar.

En un correo, alguien me recomendó una página de otro alguien que se llama Leila Macor (“Escribir para qué” http://escribirparaque.blogspot.com) y me hace llenar de risa cuando describe la sensación que le causa esas llegadas de los típicos PPTs donde hay un post suyo titulado “Autoestima encapsulada para mujeres”, del cual transcribiré algunos apartes (con su permiso): «Al recibo de eso PPTS “dedicado a convencernos a las mujeres de lo valiosas y hermosas que somos. Algunos de los hallazgos filosóficos con los que estos archivos pretenden mejorar nuestra autoestima son: “¿Sabías que las mujeres en las revistas están retocadas? ¡No son perfectas!”; “La belleza de una mujer no está en su figura (…), debe brotar de sus ojos, porque ellos son el lugar donde reside el amor”; las mujeres “luchan por lo que creen, no aceptan injusticias y van al médico con una amiga que tiene miedo de ir”. “... fotos de atardeceres y praderas, tan empalogosas que cada una de ellas equivale a ver 10 veces seguidas la muerte de la mamá de Bambi. Luego viene la ocurrencia, obra del desmedido ingenio de su autora: “Una mujer puede ser sensual y bella si se lo propone, no importa si es flaca o gorda”. Y al final: “envíale esto a 10 mujeres hermosas para que les dejes saber que son hermosas”» Hasta ahí nada más allá de hilarante, pero compara la autora contra si ello se hiciera igual para los hombres, lo ridículo que parecería: «Tras abrirse el archivo con la foto de una regata ante un sol poniente, se desplegaría con letra cursiva celeste: “Hombre, vive a plenitud, porque tu verdadera identidad está en tu corazón y no en tu pene”; página siguiente: “Los hombres somos nobles, decididos y no aceptamos injusticias”; página siguiente: “sólo nosotros sabemos amar y aceptar el amor”; siguiente: “podemos trabajar 18 horas por día y ¡además después jugamos un partido de fútbol!”. Conclusión: “Mándale esto a 10 hombres hermosos para decirles que son hermosos”.» No es siquiera pensable, termina diciendo este post. ¿Por qué? Explica: «Porque... los hombres están muy ocupados viendo fotos de mujeres desnudas para perder tiempo convenciendo a un amigo de que la verdadera armonía de su existencia reside en su propio corazón. O sea que mientras ellos se deleitan la vista con supermodelos y vedettes, el resto de nosotras nos consolamos mutuamente con argumentos tan burdos como que sabemos acompañar a una amiga al médico.» Y la conclusión, no puedo dejar de transcribirla: «Quienes mandan estos archivos perpetúan el mito de que hombres y mujeres tenemos sensibilidades distintas. Y si una mujer piensa que tiene mayor capacidad de amar que los hombres, entonces que no proteste si un hombre piensa que las mujeres no saben manejar.» Todo ello me hizo sonreír, y seguí merodeando por este mundo de los BLOGS en el más claro descaro sin rumbo y con el ánimo exclusivo de DIVAGAR, verbo que en este momento no solamente practico sino que necesito…

Mi camino se tuerce hacia la poesía. Encuentro una web donde en un sólo click una hermosa voz recita un poema de famosos y no. Lo primero que oigo es “Boca de llanto” y “Adán y Eva” de Jaime Sabines, y con la magia del internet hasta logro capturar el MP3 correspondiente de cada uno para engrosar un poco mi colección. Así seguí con “Me estás enseñando” de Gerardo Diego, “Salmo” de Juan Gelman el cual les copio a continuación, “Quiéreme entera” y “Balada” de Dulce María Loynaz”, “Beso” de Manuel Altolaguirre, “Amor” de Pablo Neruda, “Corazón de ángel” de Juan Cámara, “Entre mis sábanas” de Antonia Pinto, “No se acaba mi cuerpo” de Pilar Bacigalupe y muchos otros.

SALMO

No me dejes in todo en todo
Dame un mandato
Acuérdate del que cuenta las leyes de tu boca
Escribe los decretos de tu dulzura
Pasa lento por tus caminos
Desterrado... otra vez
Siempre supe que conocerte era mi parte
conocerte / resistirte
Abriste mi lengua a la palabra
Fundaste ya mi corazón
y la alta noche
tu apartamento
tu bondad

JUAN GELMAN

Esto sigue, y lo que comparto es sólo una muestra. Cultivo más de mí al escuchar, en este caso, y al leer a otros y nutrirme de la savia de otros escritores, y llegar a sentir sin dudas que es lo que quiero: ser poeta, vivir poesía, sentir poesía, cantar poesía y que mis manos “escriban los decretos” de esa belleza que me ronda cada que abro los ojos o respiro o río y hasta cuando lloro en silencio... como en esta noche en que me nostalgio de todo lo que no tengo... algo como lo que dice un poema de los que oí “quiero fingir que mi alma no te ama...


Saludos desde este lluvioso Medellín, esta noche del primer día de un noviembre de 2008.

1 comentario:

Fugaz dijo...

"Vagabundeando" como nos dices, solemos encontrar blogs y webs de lo más curioso e interesante, si bien es cierto que a veces también encontramos lugares que desde luego no se sabe muy bien para qué los crearon, pero cerrando la página se va uno a otra parte y listos. He tomado nota de estos que nos nombras, y cuando también disponga de un momento para vagabundear (que no siempre tengo) aprovecharé para visitarlos. Gracias por compartirlos!!!!