sábado, diciembre 20, 2008

Domingo




DOMINGO

Este calor excepcional
ha sucedido sin aviso
Parece alguna predicción
en que se cuecen y deciden
estas ansias que me afligen
Las horas beben mi sudor
y los olores del sol sobre las faldas
ponen a tambalear mi alma
como otra forma de celebrarte
Apaño un poco / sólo un poco
este intento por buscarte
y aprecio locamente los recuerdos
Soy amante y vagabundo
en esta tarde hoguera
en que ocultándome al pensarte
está ese sopor en que me hundo
¡Cómo le faltas a mis ansias!
¡Cómo siento en mí tus huellas tiernas!
Así son… calientes y atrevidos…
estos días de la espera





Por allá en 2006, había la misma ansiedad...
"¡Cómo le faltas a mis ansias!", resume lo que había... y lo que perdura HECHEIYHMADU

1 comentario:

Yurena Guillén dijo...

Me sumo a tu domingo de ansias. El mio es similar. Las horas se suceden en busca de un sin sentido. Gracias por la felicitación de Navidad. Felicidades a ti también. Un abrazo.