domingo, agosto 31, 2008

Poesía en los árboles

Durante
algunos
días
del
mes
de
julio
de
2008,
los
árboles
de

una
avenida
de
este
Medellín
se
vio
engalanada
por

frase
poéticas
como
éstas
en
el

marco
del
XVIII
Festival
Internacional

de
poesía
de
Medellín





SORPRESIVO
EL
PASO
DE
LOS
OJOS
PEATONES
POR
ESTAS
VÍAS...







Casi
que
uno
así
entiende
la
candidez
y

el
poder
de
la
palabra

jueves, agosto 28, 2008

Yo-Yo Ma









Yo-Yo Ma y sus interpretaciones de clásicos más una urdimbre llena de fugacidades y escapadas hacia otras regiones, me convencen de que estoy cerca de donde he querido estar. Los acordes que regalé y que sé que se disfrutan, aunque no se comente, me dicen que estoy dispensándome ese espacio propio de ser, de ser lo que quiero ser, que no sé si tiene definición o es que sobre ello ni siquiera quiero pensar sino sentir y fluir y estar.


Agosto 9 de 2008






Y cada uno se expía y se sana... como puede

*****************************************************************





Puede que haya un secreto tono de decir las cosas que se quieren decir, el cual yo no entiendo, creo que yo no lo sé. Esto lo digo desde el hecho de ver que a veces se ponen las palabras al servicio del sentimiento más que del querer hacer con las palabras un significado en el otro, una marca o una huella en el escucha, aunque ello me suena como a construido y a premeditado. Yo creo que, en mi caso, no es necesariamente como esto último. Yo las siento y así las escribo y las entrego, yo las entrego así. Yo las “figuro” así para poder “darlas” y que ellas lleven lo que siento. ¿Es un extremo poner siempre a las palabras al servicio del sentir? No lo sé, pero me miro y me escucho, con Yo-Yo Ma de fondo, y me digo: “¿Es esto correcto al expresar palabras en un mundo de raudas veleidades y locuacidades que casi nunca dicen lo que quieren decir?” No lo sé... pero me atrevo a escribirlo para poderlo discutir, enfrentar y hasta cambiar si es del caso.

miércoles, agosto 27, 2008

FRAGMENTO DE LA ENTREGA N° 47 PARA LOS AMIGOS DE LA POESÍA





Y HA VUELTO EL FESTIVAL Y LA ÉPOCA DE CAMBIOS

«Y... uno se queda inundado de poesía y se pone el ser a figurarse cómo sería uno sin todo ello (sin tanta poesía), y casi para mí es impensable, y por ello y tal vez por ello es que la vida continúa.

De la misma manera llegó a mi vida un evento especial en el que pude degustar las mieles de la música clásica entre un conglomerado de personas que no sólo la sienten en sus corazones sino que la ponen en un pedestal como en el que yo pongo a la poesía, y ello me encantó, fui partícipe y de ello me queda la sensación y la certeza de que el sentir es uno solo, que nos une a los seres humanos en dimensiones que en sí mismas nos trascienden.

En medio de esa conjunción de música y poesía, estas reflexiones escribí:

"Así como la hierba no es la misma después de leer a Whitman, ni las noches de luna son las mismas después de leer a Silva, un poco parafraseando a Borges, estoy también convencido de que ni Dvorak ni Grieg ni la música clásica del comienzo del movimiento modernista es la misma después de que uno se asoma -no importa si por accidente como es mi caso- a los acordes de esos compositores y, por encanto de la forma en que otros los abordan, alcanzar a entender sus motivaciones nacionalistas y sus enormes ganas de rescatar lo autóctono de sus repúblicas natales, la Checa y la Noruega. En ellos, uno escucha sus violines montañeses o los silbos de los vientos por entre los fiordos para derrotar lo agreste de sus costas escandinavas. Yo mismo ya no soy el mismo después de cada experiencia con cada poeta que en forma caótica se me aparece en mi camino de sueños poéticos, ni en el reconocimiento de que el sentir en esos estados de alta conciencia musical hay poesía, y que ello me ha hecho ser un mejor constructor de versos, de mis versos, de mis pequeños sueños."



Y no contento con toda esta cascada de emociones, llega el centenario del nacimiento de Pablo Neruda. Fui a ver el acto conmemorativo que le desplegó El Colombiano, periódico de Medellín, a través del ensayo del gran poeta William Ospina denominado "Pablo Neruda y la embriaguez de las palabras", una lectura en la que saltaban hacia mí, desde la fantástica pluma del poeta, el análisis del periplo de Neruda por su Canto General, unido a precisos y hermosos comentarios y adjetivos propios de la pluma de Ospina. En mi cuaderno quedaron como testigos, esta frases: "el uso certero de los adjetivos...", "la luz vino a pesar de los puñales...", "el rojo, gota a gota, iba naciendo...", "el inca salió de la música rodeada de sueños...", y esa noche volví a repasar algunos poemas de la Residencia en la Tierra, de sus Cien sonetos de amor, de su póstumo Para nacer he nacido, de su forma intemporal de escribir, y esa noche dormí al arrullo de los vientos chilenos o de las minas de cobre, o de las caracolas de Matilde, ¡qué grande sueño tuve siendo poeta! Seguiré siendo Nerudiano, porque Neruda es infinito, y conocerlo es más largo que mi vida restante. »

Julio 18 de 2004

De un "Adiós"


De esos ensayos de ser poeta rimado al mejor estilo de un "poeta clásico"... por allá en 1999


Después de decirlo...
sólo queda uno solo

lunes, agosto 25, 2008

Colores y lamentos




LAMENTOS

Las flores se abrían
llenas de vidas y de asombros
El sol esplendente
favorecía mi salud
La piel entibiada
se reía y me abrazaba
Y luego... bajo esta apuesta
de un ocio me adornaba
de luz yo me inundaba
y superaba mis tormentas
Quizá... un algo incierto
por dentro ya me crezca
simple y espontáneamente
como un yo homenajeado
cuando la luna y su gris amante
sedoso e hipnotizante
funjan de testigos
mientras yo... llego y me parezco
al sueño con que inundo
mi interín imperfecto
de líneas con lamentos



Una nostalgia de esos sueños...
que no se cumplieron

sábado, agosto 23, 2008

Algo de Ernesto Cardenal



Un poema escrito a Claudia, creo, es el motivo de este post que en esta noche me trae una leve ensoñación que justifica de alguna manera la "candidez" y la "cursilería" de muchos de mis poemas, aunque éste fue escrito por el autor a los 14 años, según he leído. Creo que podría leerlo más veces y siempre me quedaría este sentimiento de las notas que alguna vez tiré por la hendija de una ventana a una vecinita por allá cuando tenía como 8 o 9 años.


La emoción me llena este pedazo de alma que hoy acompaño con ERNESTO CARDENAL

De sus EPIGRAMAS

Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido:
yo, porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti,
pero a ti no te amarán como te amaba yo.



Ernesto Cardenal: Poeta, clérigo, traductor, ensayista y crítico nicaragüense. (1925).



Aunque TATATA
HECHEIYHMADU

viernes, agosto 22, 2008

Desorientación - Sorpresa


¿DÓNDE... ?

¿Y ahora dónde voy a poner
esta emoción que tú formaste?
¿Y ahora dónde voy a dejar encallados
mis ojos de espuma que tú inundaste
y mi madero de piel en que quemaste
tu nao vital de cuerpo y sangre?
¿Y ahora dónde voy a volver a ser
lo que era antes de estar así?
Creo que en esta desorientación famélica,
que cambia como las orillas de mi mar
y cabe entre mi pecho y mi espalda,
hay un ser que se va alargando
como una eterna luz de cielo
hacia tu esencia... ya lejana.






Es ese halo de impotencia ante un adiós... como
muchos que ya suman un algo importante.



¡Cabalgar sobre la vida!
¡Aprender de su galope!

jueves, agosto 21, 2008

Un abrazo


El poder del abrazo...

Nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo mas alto de su vuelo: en los hondo en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque nacer es una alegría que duele.

Pequeña Muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndoos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman, pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.

Tomado de Eduardo Galeno en "El libro de los abrazos"



Transcribir este aparte pretende sólo decir lo que a veces no somos capaces de decir... de un abrazo de una madre o a una madre


A mi madre... que en los abrazos se nos siga brindando su vida y su presencia
¡Dios la bendiga!

lunes, agosto 18, 2008

Sueño de poeta


SUEÑO DE POETA

Me entregaron
un puñado de adioses
una luz de cuatro velas
el calor de una frazada rota
y el sabor de mil banquetes
para hacer de ellos
un sueño
y... no sé si pueda

Me entregaron
los vestigios de la brisa en enero
las marismas de una ciénaga
y el mangle verde oscuro de mi tierra
para hacer con ellos
una vida milagrosa
y... no sé si pueda

Me entregaron
los crepúsculos dorados
la belleza intacta de una mariposa
y las tiernas lágrimas de una madre
para hacer con ellos
los colores de un murmullo
y... no sé si pueda

Pero también me dieron
una imaginación bravía
una mente muy inquieta
para que reviva los sueños
para que alabe la vida
para colorear murmullos
y con ello
hacer siempre poemas
y ahora... sé que puedo



Por allá en 2000 tenía todas las ínfulas de poeta en ciernes, hoy... creo que está aún muy lejos




domingo, agosto 17, 2008

Ya no vive nadie en ella



Ya no vive nadie en ella
A la orilla del camino
silenciosa está la casa
Se diría que sus puertas
se cerraron para siempre
....

Nostalgias de Santa Helena (corregimiento de Medellín)
Despedida de un pasado que aún nos
ronda...

sábado, agosto 16, 2008

A propósito de flores



Cuánto he de volver
a esas flores
a ese canto
a esa estrella
A esa arena
que para los pies
y nuestro solaz
... nos esperan

Poesía de las flores

Rosas de todos los tonos

Celaje de rosas

Y el zapatico amarillo en orquídeas que parecen versos...

Y esos tonos que nos dicen de más presencia de Dios para nosotros desde natura...

Y aquellas que llegan al hogar, a bendecirlo...



El color y esa perfección... son poemas de Dios para mí que circularon por este Medellín en este Agosto

Pálpitos de Piel y Luna



ESTE AMOR MÍO

Este amor mío que hoy

se me antoja indecente

va a quebrar sin tiempo

los pedazos de motivos

que me quedarán sobrando

en cuanto yo te encuentre


Este amor mío que desde ayer

es sangre fuego cenizas y canto

no me detiene ni me amilana

sólo me alienta me afina

mis interiores mis sentidos

y me desencadena desatinos

convertidos en flores y cartas

y arreglos con músicas fantasmas


Este amor mío es el que tengo

abierto enhiesto o contrahecho

dispuesto cataclísmico disperso

para entregártelo entre la hoguera

de tu talle tus caderas y tu pecho







Remembranzas de días que son míos
y de poemas que quisieron estar en un libro

... que no fue

miércoles, agosto 13, 2008

De un sueño en un octubre

Es madrugada, tomo el teléfono, lastimo el silencio, desgarro la inexplicable paz, y te busco. ¿Por qué?

Puede que haya encontrado yo un eco a la soledad en esa voz. Hablas de un encantamiento, y que va calando a partir de alguna condición propia de vivencias en el devenir de una historia que está mediada por lo que eres y no, por lo que anhelas y puedes, por lo que sueñas y encuentras y lo que no.

Pero hay un mágico melao que exudas y lo viertes en sonrisas y en halagos, cuando me animas a una función nueva de encontrarnos, de algún son ignoto de los Matamoros o de los boleros que alguna vez Bobby Capó sonó al oído de alguna portorriqueña para enamorarla, o a tocar con unos versos la reina en la vereda que alberga en un rincón sueños de libertad.

Tomas de alguna manera mi yo, lo miras desde tu atalaya curiosa y desde allí auscultas qué tanto ganas al acercarte y tocar con tu fantástica manera de interpretar quien soy cuando asumo, figuro, autodenomino, y luego con tu dulzura de niña desfogas lo que tu elocuencia te habita, vertiéndote toda sobre un poco de ser enmohecido.

Pasan, corrientes que activan colores en alguna parte recóndita de la piel y que hacen saltar alguna condición que se oculta aún para mí, de ésas que hasta innombrables.

Podría ser esto un ejemplo.

Una noche. Una sala llena de luces de velas de cera de abeja o de otras esencias orientales, coloridas, con énfasis en agrás o veranera o qué se yo. Afuera, el frío del páramo.

Adentro una centelleante luz sobre un libro, y tras ella, mis ojos azules, leyéndote y leyéndome poemas propios y tomando al azar algunos ajenos de poetas ilustres y de ilustres desconocidos. Allí, una pasión en conjunción poemaria entre el vate y su dama alegre de ojos brillantes de arrobamiento feliz, y sin excusarnos de no haber estado antes otras horas, un cantante ritmo de risas sin parar hasta que nos conviertan en ríos de emoción, y una alguna de versos encuentren congelada en la mañana quienes lleguen a adivinar que era aquella luz que la noche anterior brotó de una cabaña.

El paso de la risa al llanto, de la euforia al sueño, de la pasión al beso, podría llegar porque habría en esa condición una sublimación del sentir de dos. Tal vez, algunos como yo lo llamaríamos distinto a los demás. No importa ya aquí si en ese altar de una sala de una vereda, ese instante se tardó un minuto, unas horas o un infinito universo que tal vez tiene valores de cero y hasta de un todo, porque de todos modos ese instante: se creó
.”




Los rumores del tiempo no cesan...
y se abalanzan sobre nosotros
quienes ya no somos los mismos



lunes, agosto 11, 2008

Una de esas Idas y Vueltas



IDA...


FALTAS

Quiero escribirte desde el silencio
porque estoy bien... pero faltas
He hecho acopio de tus presencias

en las mañanas soleadas

frente a mi ventana de siempre

ya no se mecen los árboles

al paso de tu falda de flores

¿será que ya no lo noto

o es en tu estadía lejana
cuando yo te invento?





VUELTA...



QUIERO DECIRTE QUE...

Robaré al arco iris su azul

para adorar tu mirada entre mis dedos

Cortaré al mar sus olas, un día,

para tener tu canto de susurros y versos


Volaré al silencio a escuchar tu acento

Cazaré caricias que adivino tuyas
Y construiré un refugio, a mi ayer de ti

y a mi hoy de recuerdos.


Recuerdos que tejo con "soles y tiempos"
con hilos dorados de huellas y adentros

recuerdos que lanzan lamentos al viento

que cantan a ráfagas, lo que llevo dentro.



TCDFP


Y por ahí siguen
navegando acentos
y otros secretos...
que se llevan puestos
encima de la solapa
y por debajo de la falda...
ahora que creo...
ser un poco más cierto

domingo, agosto 10, 2008

viernes, agosto 08, 2008

Algo similar




A ALGUNA SOLEDAD

De manera infaltable la soledad ataca
en la monotonía intensa de la noche
a mi cuerpo sudoroso que se desvanece
en el calor y el ocaso que se fueron,
y a mi mente que de fríos padece
con tu ausencia, mujer de mis afectos.
Me quedo estéril y sin tiempo
en la calidez de estos silencios,
en la frialdad de estos sucesos,
y me pierdo cual juguetes de niño
en los gritos que no tengo.
No hay rescate de otras añoranzas
mientras saboreo un café espeso
desde una ventana que proyecta
el alba que se acerca cantarina
entre las nubes... a lo lejos.

IV/2001





En esta mañana... algo similar me alentó a volver a
vivir este poema

martes, agosto 05, 2008

domingo, agosto 03, 2008

Convicción



CONVICCIÓN


El espacio y el tiempo

de mi esperanza de tenerte

se ha llenado con poemas

y nada más...

No tiene ya aldabones ni cerrojos

este baúl de los despojos

convertido antes en sensaciones

Allí está guardado

todo lo que te he entregado

De allí no saldrá nada

Nada se podrá perder

Allí sólo está mi humanidad

esbelta llana elocuente

pequeña laminada

Ella... sin tus ojos

sin tu risa sin tus lágrimas

sin tu cara de emoción

es algo más que nada

y vagará por un tiempo

por ahí... desangelada

X/2000

De esos rescates que últimamente me asaltan...

viernes, agosto 01, 2008

Fogonazo





La nostalgia se apodera

en medios días de las horas

y se va desparramando

sobre el tiempo en que fui

...