jueves, abril 23, 2009

Para un día del idioma, un 23 de abril de 2009







Descubriendo caminos escondidos y lugares comunes e insólitos


Todo escritor describe un mundo” como diría Carlos Fuentes, su mundo. El asomo a distintos mundos tan cambiantes como el tiempo mismo y como la naturaleza humana, es la verdad y la alegría que se halla cuando se abre algún texto de bellas letras, escondido en algún anaquel cercano o público, o en alguna página web. De esos libros y de esas páginas están plagadas las noches y los días de errancia, vagancia si se quiere, cuando de descubrir tesoros se trata. Es un viaje sin rumbo y sin destino, en donde hasta la aleatoriedad marca el premio, el hallazgo, el asombro, la sonrisa cómplice de estar arribando a playas de joyas que pocos aprecian. Es como un juego, es como un albur en medio del silencio y del ruido de tanta fosforescencia, de tanta data.

A veces, en ese mundo del lenguaje, irrumpen los idiomas cirílicos, los logográficos con su concisión y simpleza en la hermosura, con sus íconos Bei Dao o Basho... y millones de otros, traducidos y repetidos en tantas partes y tantas formas que ya no se sabe si lo que se lee es el cantar de los traductores y su amor por ellos, o es lo que el poeta quiso dejar. Danzas ventrales hay en el aire tras los arábicos y esas ganas que a uno le dan de ser zurdo y de tener otras clase de cerebro para adentrarse en aquella musicalidad oculta pero incluida allí, ignota aunque se tenga el eco que viene desde esos poetas árabes que han poblado tantas tardes en julio en los festivales a que he asistido. Allí los palestinos, los libios, los árabes, los libaneses, los egipcios, los iraquíes, se confunden con leves diferencias de género, forma, piel, dicción y fondo, pero todos son sus piares de pájaros, llamados de sirenas, estridencias en un tono sinfónico, en fin. Esa admiración dio pie, hace algunos años, para que quien escribe esto le hiciera y regalara un poema a Saadi Yousiff, sin miramientos y sin temer a las diferencias, sólo premiado con las lágrimas de emoción de aquel poeta laureado “a quien un señor en Medellín le hizo un poema en castellano”.


Ese camino también pasa por no saber qué será lo que vendrá, lo inesperado, lo impensable, lo imprevisto. En ese trasegar se confunden las imágenes con las músicas diversas, los colores y las fusas, las formas y los acordes, los ritmos no dichos y las contorsiones del lenguaje. Saltan “involuntariamente” las manos de sitio en sitio, donde abunda la belleza y donde aparecen como mutantes, como seres nuevos, las voces jóvenes, los desplazamientos del status quo, quienes son los llamados a divagar mañana por estas mismas sendas o por las suyas propias. Todo ello se da, sin salir físicamente del confort propio de la misma mesa donde se cuecen algunos poemas propios y donde se arrima con su oasis de tersura mi gato a confabular el completar el verso cojo que distorsionó eso que se quiere decir.



No falta el paso por páginas que se cierra por una brusca razón oculta o no explícita, esa que en ese momento hace irreverencia a esa “búsqueda” aunque no haya conciencia de qué es. Pero igual, frente a una música, un trago de ron cubano que acaricia tiernamente la garganta y una noche azulmente lenta, se desprenden los azahares desde los naranjos de algunos versos sin tiempo ni discordia, sin espacio ni displicencias, sin confabulaciones ni reclamos, sólo estando allí en algún libro para saltar a esos ojos del alma llenos de arrobo. Todo es posible, y en ese lapso hay la captura, el encarcelamiento voluntario del ser y del sentir, tanto que a veces se debe voltear para otro lado, tomar un nuevo sorbo para la garganta que se reseca, y seguir adelante con los ojos brillantes, expectantes, fundadamente llenos de misterio y de curiosidad. Surgen desde algunos extremos las preguntas del porqué, del cuándo, del quién, y hasta del para quién, en relación con los contenidos, pero se debe entender que aquellas lecturas que son buenas, son aquellas que se liberaron hace tiempo ya de ese fardo de preguntas que más que ilustrar... podrían confundir.


Este zigzagueo dominante entabla a veces una relación delictuosa entre libros y lector, entre imágenes y admirador, entre músicas y bailador. Se cuece un cocido pleno de esplendor: un “fundingue (1)” como dirían algunos letrados de la tierra de Francisco el hombre. El escrito que captura y el capturado, que hace las veces -en algunos tiempos- de confesor, de siquiatra según el propio nivel de irracionalidad, y hasta de ese pseudosicólogo que en tiempos de bonanza se atreve a opinar sobre la vida de uno con la voz de uno mismo, y con base en lo que uno se dice. Podría por tanto estarse refiriendo este escrito más a esas confidencias que se le hacen al libro, al escrito, a la foto o a la canción, que a verdades absolutas e inmemoriosas de imprecisa refutación.

El deleite, la emoción de estar presenciando otras vidas sin peligro, el cambio de tercio y un poco ese llenar vacíos sin tiempo y sin esperanzas, son los tres elementos que tal vez explican el diario discurrir por estos caminos de las letras, bajo los mantos que diariamente cobijan y hacen ser -a quienes los visitan- unos distintos seres cada vez, pero los mismos en la esencia y en el ser, siempre bajo el amparo de algunos millones que durante la historia de la humanidad han contribuido a que se tenga un alfabeto, un idioma y un código tan transparente, que hasta sirve para comunicar y transmitir, belleza... y hasta todos los encantos de la poesía.



Francisco Pinzón Bedoya



(1) FUNDINGUE:(S.) Jolgorio muy sonado. Fiesta vallenata (del Valle de Upar, Colombia) muy ruidosa por efecto de la música que la ameniza
http://www.lablaa.org/blaavirtual/modosycostumbres/lexicon/abrevi16.htm



7 comentarios:

Anónimo dijo...

La primer letra del antiguo testamento,comienza

con la b,de creación=Bereshit.

La ultima letra es la L.

Comienza la lectura y se termina y el ciclo sigue.

Es entonces que la L seguida de la b,quedan invertidas.

Forman la palabra LEB= corazón.Se lee de corazón

y con sentimiento. La escritura es maravillosa.

Busquen y se alimentaran de palabras .Malka Mj

Nerina Thomas dijo...

Amigo!!
Cuánta belleza encierra tu post. Me has meneao el alma, justo hoy que me visita la angustia y la tristeza.
Me has mimado mucho y te lo agradezco.
Celebro tu forma, contenido, expresión rica de donde la mires.
un abrazo comparto contigo un poco de tu bebida, que me hará bién. Muy pocas veces bebo, hoy será un placer compartir contigo una copa.

Anónimo dijo...

Salud,por la vida y por la palabra!!!!!

L.M.LE.

Gizela dijo...

Uffff!!!
Poeta, esto es lo que yo llamo un homenage.
Y desde mi pedacito de poesía, para este encanto de poeta.
Un abrazote

cynthia dijo...

Tienes don estilo y alma... es bellísimo revolotear por aqui, se siente aroma arte y letra de lo nuestro libro abierto.

cariños.
besos muchos.

buen fin de semana.

Liliana Lucki dijo...

Realmente placentero.


Salud ,brindemos por la vida y las palabras .

Espero sigas haciendo arte con ellas.

Saluda ,Liliana.

CastleG dijo...

Un Blog de la Poesía Pura! Que un día todos los que tratamos de encerrar la belleza de lo que sucede a nuestro alrededor en tinta y papel, y ahora en pantallas de computador, podamos saber que no es un esfuerzo en vano, sino que enaltecemos a nuestra manera, la belleza de la Creación.
Gracias por tus palabras de aliento a este poeta en potencia.
¡Que Viva la Palabra Escrita!