domingo, enero 25, 2009

Carta-ajena



Les presento un trozo de una carta-ajena que aré en mis recuerdos confinados en papeles sin sentido hoy, tras una arqueología de páginas sepia que llevan impresas (a pesar de los años) el signo del delirio:


"Nunca lo hubiera sospechado, pero ahora que he leído todo mi rapto de ansiedad de ti, de ganas de ti, de deseos de ti, de tanto y tanto de ti... que hasta quiero que estés conmigo y me mimes y que te dejes mimar con toda la ternura que empezaste ya, cercanamente, a conocer cuando me di entero... y juro que en ti me he dado hasta donde se ha podido y hasta donde las circunstancias lo permitieron... para que fuera ése –nuestro encuentro- algo que está en mí y que sueño como anoche... con la fuerza y la turbulencia que le dan rítmicos acordes a mis caderas y desencadenan todo lo que de hombre tengo... con una inmensa dosis de esa ternura que tú dispensas por todos tus poros, como cuando me ves y que yo respondo, desde esas manos, esos ojos y esa boca que me degluten sin hacerlo y yo lo permito, lo admito, lo fomento y hasta lo anhelo."

¡Viva el amor que a la poesía conduce!

sábado, enero 24, 2009

Reciente divagación

Comparto con ustedes una divagación reciente:

"Los olvidos innombrables se aproximan y, de tanto estar cerca, ya parecen amigables. Lentamente he abierto mi cuaderno y dejo que las letras desgranen este sinestar, mientras mis manos y mis ojos musitan aprendidos poemas que no sabía que me supiera, pero que están vivos y hasta escondidos dentro de mí. Ayer, por ejemplo, me asomé a la última página de un libro azul de letras plateadas y hasta el signo de la última página que en una tarde a la luz de un postre entregué, se devolvió de pronto y se instaló en mí para volver más urgente mi nostalgia, más evidente mi melancolía y más artera esta ausencia que campea noche y diariamente por mi cuerpo y por estas manos vacías. Los labios dicen palabras y están a la orden del día, pero añoran los días y las tardes y las noches en que podían misteriosamente llenar de miel su oído y su piel, y místicamente adorar sabores que produce y evoca mi memoria."

*************************************

Y en medio de esos altos en el camino, me "tropecé" con este poema hermoso del peruano Manuel Scorza (Lima, 1928 - Madrid, 1983), que dice de lo mucho que vagamos por el mundo desde niños, y luego todo lo que extrañamos lo que éramos... una vez crecimos:


EL DESTERRADO

Cuando éramos niños,
y los padres
nos negaban diez centavos de fulgor,
a nosotros
nos gustaba desterrarnos a los parques,
para que viéramos que hacíamos falta,
y caminaran tras su corazón
hasta volverse mas humildes y pequeños que nosotros.

Entonces era hermoso regresar!

Pero un día
parten de verdad los barcos de juguete,
cruzamos corredores, vergüenzas, años;
y son las tres de la tarde
y el sol no calienta la miseria.
Un impresor misterioso
pone la palabra tristeza
en la primera plana de todos los periódicos.

Ay, un día caminando comprendemos
que estamos en una carcel de muros que se alejan...

Y es imposible regresar.


Todo parece estar del lado de la esperanza pero ella... es como dice Julio Flórez:

“Nunca satisface ni se alcanza
la dulce posesión de una esperanza”

Y entonces TATATD HECHEIYHMADU


miércoles, enero 21, 2009

Unos versos y una prosa



Un sol está enamorado
de una hermosa luna verde
Todos los días él le riega
y ella... sólo en las noches
se disfraza de plata

--------------------

Los senderos que se alcanzan al poner aparte el corazón, están llenos de placeres que no permanecen, mientras que al otro lado, donde la carne duele y se balancea el alma en un abismo, están esos cantos que en el mar hacemos para que nazca como una llama, nuevamente la esperanza

--------------------





4 U

lunes, enero 19, 2009

Sólo a ti



Un poco de recuerdos...
HECHEIYHMADU

Tiempo & Rutina



En una entrega plena de poesía que me llega puntualmente de Gabriel Impaglione, encontré este poema con más de 50 años de escrito, cuyo texto me hizo reflexionar

Ricardo Pozas Horcasitas

México, 1948

Incertidumbre

Ando entre palabras,
a ver
si algún día,
me digo

lo que busco




He estado pensando en decirme tantas cosas, y algunas de ellas pasan por:
  • Cumplir los propósitos de 2009 hechos a la luz del 31 de diciembre de 2008.
  • Publicar mi libro que, creo, ya tiene título para ese cuerpo de cuatro partes.
  • Cambiar la rutina, porque he redescubierto lo rutinaria, estrecha y desierta que se vuelve esta vida cuando uno tiene un trabajo o un oficio fijos que generan formas repetidas de actuación, que sólo están en nuestra siquis.
  • Definir algunas amistades como tales, rescatarlas o dejarlas ir para mejores tierras.
  • Botar (salir de) todo tipo de equipaje viejo (papeles, ropa, libros) de más de cinco años sin voltear a mirar o a usar.
  • Regalar libros viejos que pueden servir para que otros lean pues ya están leídos y creo que la generación que viene no los va a leer
  • Organizar los estantes de poesía de mi biblioteca, máxime con los libros que mi madre me regaló.
  • Ingresar a clases de Photo Shop para generar más diversión en la creación de imágenes y en la confección de algunas otras, con base en las miles de fotos que he tomado.
No sé si en estos "decires" hay parte de una búsqueda inacabada, pero creo que es una parte como para empezar.

--------------------------------------------------

Un poco para reforzar la idea de este post, comparto con ustedes algo publicado recientemente en el periódico E1l País de Madrid y reproduciod por EL TIEMPO en Colombia

EL TIEMPO Manuel Vincent – El País

El tiempo no existe. El tiempo sólo son las cosas que te pasan, por eso pasa tan deprisa cuando a uno ya no le pasa nada. Después de Reyes, un día notarás que la luz dorada de la tarde se demora en la pared de enfrente y apenas te des cuenta será primavera. Ajenos a ti en algunos valles florecerán los cerezos y en la ciudad habrá otros maniquíes en los escaparates. Una mañana radiante, camino del trabajo, puede que sientas una pulsión en la sangre cuando te cru
ces en la acera con un cuerpo juvenil que estalla por las costuras, y un atardecer con olor a paja quemada oirás que canta el cuclillo y a las fruterías habrán llegado las cerezas, las fresas y los melocotones y sin saber por qué ya será verano. De pronto te sorprenderás a ti mismo rodeado de niños cargando la sombrilla, el flotador y las sillas plegables en el coche para cumplir con el rito de olvidarte del jefe y de los compañeros de oficina, pero el gran atasco de regreso a la ciudad será la señal de que las vacaciones han terminado y de la paya te llevarás el recuerdo de un sol que no podrás distinguir del sol del año pasado. El bronceado permanecerá un mes en tu piel y una tarde descubrirás que la pared de enfrente oscurece antes de la hora. Enseguida volverán los anuncios de turrones, sonará el primer villancico y será otra vez Navidad. La monotonía hace que los días resbalen sobre la vida a una velocidad increíble sin dejar una huella. Los inviernos de la niñez, los veranos de la adolescencia eran largos e intensos porque cada día había sensaciones nuevas y con ellas te abrías camino en la vida cuesta arriba contra el tiempo. En forma de miedo o de aventura estrenabas el mundo cada mañana al levantarte de la cama. No existe otro remedio conocido para que el tiempo discurra muy despacio sin resbalar sobre la memoria que vivir a cualquier edad pasiones nuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria. Lo mejor que uno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas, sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a una vida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño.

Hasta pronto

P.D.: La publicaición o entrega de poesía a que me refiero al prinicipio de este post es "Isla Negra" Casa de poesía y literaturas. Suscripción gratuita. Lanusei,Italia.
Dirección: Ga
briel Impaglione. Publicación inscrita en el Directorio Mundial de Revistas Literarias UNESCO revistaislanegra@yahoo.es http://isla_negra.zoomblog.com

Si quieren inscribirse, es genial.



Me despido con una imgen que refleja ese algo que ronda mis poemas
HECHEIYHMADU

sábado, enero 17, 2009

Tres

Nostalgias compulsivas y esencias de otros tiempos... arriban a mis huesos y, a veces, se quedan
HECHEIYHMADU

Contraste

Me asomo al Blog "Mi jardín de Margaritas" (http://elblogdecaline.blogspot.com/), por accidente como toda esta navegación por la Web, y veo unas fotos hermosas y su sensor de temperatura, pero para mi piel Caribe que acaba de llegar de vacaciones nada dice pues estas son algunas de las experiencias que traigo...
"Si mantenemos vivo el asombro, estamos vivos" No sé quién lo dijo pero con base en esto publico este post.



Saludos a todos... y próximamente algo de poesía.

miércoles, enero 14, 2009

Divagar I - 2009


Tomo el lápiz y asalto el papel.
El claro brillo de las cosas tristes
se enciende en mí,
mientras afuera de esta terraza
hay un concierto de vientos
que no son oboes ni fagotes
sino tibias, lentas y aún farragosas ráfagas
de esos vientos alisios de la Sierra.

Así se inician los periplos poéticos de mis pasadas vacaciones por Santa Marta, evocando todo lo que llevo en mi piel, especialmente de este 2008 que pasó.
Espero despertar pronto y tomar aire y seguir... ya que fuertes vientos me han llevado por caminos que jamás imaginé.

Fue un gran grito quien me llenó de esas esperanzas que hoy se fugan.

lunes, enero 12, 2009

Esa otra Santa Marta que casi no visita el turismo

Gráficamente ilustraré algunas pinceladas de esa Santa Marta que no conocen quienes sólo van a infestar las playas con detritos y otros menos sanctos.

Empezaré por decir de su monumento a nuestro libertador Simón Bolívar en su sitio de muerte un 17 de diciembre de 1830.


Se llama Quinta de San Pedro Alejandrino, donde además hay un museo Bolivariano y otros accesorios hermosos, donde se puede disfrutar de la verdadera flora Caribe de estas tierras.


Existe un Museo del Oro, donde se exhibe una muestra de la cultura Tairona. Por ejemplo. su orfebrería.



Sus trabajos en cobre.



Sus diseños ceremoniales en distintos tipos de piedras semipreciosas.


Las calles de la ciudad antigua aún muestran ese brillo colonial, que intenta ser rescatado como patrimonio histórico colombiano.


No podía faltar una foto del colegio donde terminé mis estudios: LICEO CELEDÓN, donde también lo hicieron otros miles más entre quienes resuenan el Pibe valderrama y Rafael Escalona.



También brilla en el centro de la ciudad el cerrito del Cundí, donde la Vírgen expone sus manos protectoras a la ciudad.


Y otras imágenes dejan huella en mí:

El muelle

La coexistencia precaria de la pesca y el turismo


Y finalmente, algunas imágenes de esas playas como la de Bello Horizonte donde ocurren escenas contradictorias y espectaculares como ésta, una mañana temprano que alguien quiso que su madre -llena de impedimentos- pudiera disfrutar también de ese mar.


y hasta lo minúsculos que parecen los millares de turistas en esas rocas espectaculares de la playa de Cañaveral en el Parque Tairona.

Por ahora, no es más... espero que se tomen una idea mejor de todo lo que nos deparan unas vacaciones distintas en mi bella SANTA MARTA.

Gracias para aquellos que la han visitado y para quienes han disfrutado de sus encantos, como yo.

sábado, enero 10, 2009

Bienvenido 2009



He vuelto después de unas vacaciones en el Caribe lleno de popósitos modelo 2009, la mayoría relacionados con la poesía. De toda la que sentí, comparto algunas como fotos de ese sinestar en playas y atardeceres. Pronto compartiré mucho más.



Deseo a todos un muy FELIZ AÑO 2009


Que sea el Dios de cada uno de ustedes todo lo piadoso y bueno, y que les provea de todo aquello que se merezcan.