miércoles, julio 29, 2009

Aún estoy vivo


Como ese patriota centroamericano, Morazán, yo hoy quiero gritar que estoy vivo, que el poema ha vuelto a mí, que mi página en blanco está cada vez más lejos, a pesar de mi sequía y de mis faltas, de mi falta, de ese tremendo melancólico que soy cuando recuerdo... de ese destado estéril que me he vuelto, a pesar de estar creyendo que existen los milagros, pero entre lo real... siguen estando mis poemas.


HOY NO...

“…aún estoy vivo…”
Francisco Morazán

Yo no voy a morirme hoy
Agrego un silencio a mi mochila
y parto con rumbo incierto
Luego serán el hambre y la lluvia
los agrestes lugares y el paisaje
quienes pongan en orden
mi conciencia / mi latir
aunque no a mi garganta
Pongo al día mis licencias
mis metáforas / mis orgullos
mis mejores trinos / los ritmos azulosos
y entonces...
construyo en el camino
un poema urgente que grite
... que estoy vivo


28/VII/2009


"Un saludo al verso
y al suspiro...
a la lágrima
y a la luna
que por entre las montañas
se cuela / me alumbra"


Gracias a ustedes, quienes me visitan y hasta dejan huella, están regresando mis versos, llenos de descensos y de huídas... pero míos. No saben con cuánta curiosidad y afecto me asomo a diario a este espacio en que con ustedes (y para ustedes) convivo y me regocijo.

Nuevamente... GRACIAS, por ello, pongo, comparto, apilo, entrego, no sé... estos versos recién salidos del crisol de mis dedos...

sábado, julio 25, 2009

Tu abismo



Hoy estuve mejorando algunas fotos, pensándome y repensándome, y queriendo estar en algún lugar distinto... al lado de quién sabe si me extraña, al lado de mi poesía extraña, y allí, en medio de esa “pendulación” extraña, insufrible, como indagando cada poro interno, escribí esto que les comparto.


También pongo para ustedes fotos e imágenes de mi creación que ilustran el poema, a las cuales -si las quieres ver mejor- les das click, y... voilá.



TU ABISMO

Te asomas apenas a tu abismo
y decides escribir sobre lo que ves:
Una estrella cruza muriéndose
con un grito desgarrador
Un guayacán se azulea apenas
lleno de abejas / de pompas doradas
Una despreciable sensación de vacío
campea por tus vísceras
La luna “descubierta” hace cuarenta años
te muestra su mejor cara
arrullada frente a tu ventana una noche imposible
Ves tu rostro lleno de años
y el espejo en retrovisor
te dice... que estás en una soledad
en absoluto... inentendible

Nada significas en tus escritos
pero los entregas / te esmeras
posas tus esperanzas en esa metáfora
en la flor / en la rosa / en el regreso...
y nada pasa / el mundo sigue igual
Taciturna o estúpidamente
los acoges / les das orden / les das vida
y así... persigues tus fantasmas
antes de que se vuelvan tus miedos
antes de que sean tus visitantes nocturnos
y nada pasa / mi mundo sigue igual

Vuelves tus manos a las letras,
ellas se mueven a su albedrío,
tienen formas y canciones no cantadas
tal vez delante de un piano
que acompaña tu lectura...
mirando fijamente sus ojos...
y descubres al fondo de ti
que eso que decides escribir
son tus sueños / tus miedos
tus utopías... tu abismo:
El poema que no habías escrito
El poema que nada dice
pero que dice lo que no has dicho

OHCNARF
25/VII/2009



Es este uno de los gritos de mi caluroso Medellín de hoy...

Saludos a quienes siguen estas letras o azarosamente pasan por ellas

miércoles, julio 22, 2009

Es que yo...


Como con los giros de esta imagen, casi convenciéndome hoy de la ruta que he de tomar, de las sombras que he de aprovechar, del camino que he de andar... encontré entre mis notas sepia un poema que renace en una nueva versión.

Poetas milmente mayores que yo ya lo hicieron, luego... yo hoy creo que recompongo con mi acento ese fuego que yo tuve y que ahora... ceo que no tengo.


Se los comparto


ES QUE YO...

He de defender la locura
y de la alegría esta carrera
cuando busca el alivio
al sol y a la tristeza

He de mostrarle a mi conciencia
la senda del paraíso
escondido entre esas semillas
de los pequeños gritos
de algún orgasmo postrero
que juega plagado de la nostalgia
de la noche al infinito

He de vagar por las nubes
por las lunas de Saturno
y por mis llantos escondidos
entre sábanas sin rastros
como ese navegante del azul
o de suspiro... tan escaso

He de saber cuándo el néctar de mis sueños
representan los miedos
la bondad la algarabía o hasta el goce
de los instantes... más pequeños

Porque he de ser...
un beligerante sembrador
en serenatas humedecidas... un tentador
y con la pausada voz de mis poemas
tal vez... crear el otro amor / el bel amor


Inicio: 18/X/2001
Nueva versión: 22/VII/2009




Casi ocho años después:
ve la luz y se transforma,
tal vez ve la vida tras una flor...
como quiero yo, no lo sé.



Gracias mil a quienes siguen de cerca estos ejercicios de coloridas imágenes, y estos laberintos del alma que -selectivamente- expongo

domingo, julio 19, 2009

Fragmento de una carta que nunca se envió


(ESCRITA EN MEDIO DE MUCHOS RONES)

"Dijo la canción: “Porque me llevarás unido a tu recuerdo...” y yo grito para que así sea. A mi alrededor hay un aire de carnaval y un calor de playa, más un ron que travieso pasa por mi garganta y deja que sean mis recónditas formas de decir quienes escriban. La esperanza se ha esfumado esta tarde de todos los espacios que en mí ocupaba, miro qué tengo y sólo descifro esta sensación de vacío profundo, aunque auscultándolo con mayor confianza hay un insistente sentimiento de desazón. Aquí no hay ni víctima ni victimario, tan sólo verdades:
Una, se fue y no desea siquiera estar cerca. Dos, a lo que a uno le importa le dedica algún tipo importante de atención, pues al no ser así no se le atiende. Tres, el tiempo decide con su guadaña el tiempo de la muerte, y ésta ya ha llegado hace una gran cantidad de noches de duermevela con añoranzas y recuerdos que es necesario refundir allá en el fondo. Cuatro, las circunstancias que dieron origen a todo esto no han cambiado, por lo tanto, su resultado no va a cambiar así yo me destemple todas las noches queriendo torcer los hilos de la realidad. Cinco, “¿para qué volver?” se debe estar preguntando, lo cual no tiene respuesta fincada en la realidad ni en la lógica de los mortales comunes y corrientes, sino tal vez en ese “arco iris” que fue nuestro cuarto de hora.

Estos son hechos. ¿Qué hay para mostrar al otro lado del espejo? Ya no somos ni la sombra de lo que el sol que éramos generaba, porque ese calor ya no está pese a mi obstinación y tozudez (terquedad y locura sería más exacto)

Tal vez ya llegó la hora de que descubras qué soy en ti, aunque es una ilusión pues creo que ya lo sabes. Soy un bonito recuerdo (al menos eso sería un consuelo) ¿Cómo hacer que lo descubras? Por ahora sólo se me ocurre el alejamiento ¿Seré capaz de lograrlo? “¡Mozo! Sírveme la copa rota, sírveme que eme destroza esta fiebre de obsesión.” “Yo la quise muchachos y la quiero, y jamás yo la podré olvidar. Yo me emborracho por ella, y ella quién sabe qué hará. Mozo, eche más champán que todo mi dolor bebiendo lo he de ahogar” Contestaba Alci en sus boleros por mí en esa canción que me hace llorar...




Es una prosa de esas que se escapan al aire... sin oídos
sin que llegue a destino / como si fuera un ejercicio
como esa hoguera que tiene su propia flama
para que -si uno la deja escondida- halla una quema
donde esté / donde aparezca / por ello... hoy la exorcizo



Imágenes procesadas por el autor.
Siéntanse libres de usaralas como a bien quieran.
Si quieres verlas mejor, da " click" sobre ellas
y se abrirán en una nueva pestaña.

Saludos a quienes me siguen visitando...
Su huella es muy valiosa.

¡¡¡¡¡Gracias!!!!!

jueves, julio 16, 2009

Aún sigo siendo el poeta que he sido

Con el son de las imágenes
esta inspiración de versos
para una rosa





Hoy quiero dejar encerrado
en este espacio de papel
un abrazo de piel anhelado
Una sanación del alma
que por instantes lloró
clamó por su redención
que esta noche

fue más que los cantos
y las sirenas de un mar amado
Hoy improviso en esta red
ante estos rostros que creé
ante esta expectación sin sombras
que es todo lo que soy
y que lo que muestro es lo que es

No será éste siquiera un poema
aunque sí tal vez
un grito de “¡No te olvidaré!”





Que más de estos espectros me acompañen
y lo sigan haciendo hasta que despiertes
.... hasta que vuelvas a ser ese ser ángel
ese ser que por ahora... se fue
Que más noches empiecen así
Que más de esta locura de en directo escribir
impregne alegre de nuevo mi vivir

Sólo eso añoro... ¿Mucho pedir?
¡Creo que no sabes quién soy!
Creo que no sé siquiera qué puedo ser
pero ahí estoy...

... y ahí estaré




Estás en el duelo ... te veo... pareces un sueño
Te dibujo... te diluyes... te vas...
pero yo así... te traigo... te mantengo
mientras me miras... y yo paso
y por tu vera seguiré pasando
Como fugaces
en esta noche caliente mis devaneos

Allí donde se calienta el alma...
luego la imagen
y ojalá fuera la piel



P.D.:
Las imágenes y estos versos espontáneos surgen de la misma fuente
Nunca lo había hecho... pero hoy quise hacerlo como un homenaje
y un grito de decir... que el poeta que soy: ¡Nunca se ha ido!
y que estoy siempre... cerca de la rosa



4 U yqvM

domingo, julio 12, 2009

sábado, julio 11, 2009

Mi imagen




MI IMAGEN

Un espejo se ha tragado mi alma
sin mi permiso sin yo saberlo

Le da forma a mi desnudez
Me muestra mi ser más allá
de mis percepciones
¿Soy el que ve el espejo
o el que creo ser
cuando sueño despierto?
Este espejo
ha de devolverme

mi alma en silencio
cuando descubra intranquilo
que es de la luz un prisionero
Sólo necesito
de las tinieblas el gobierno
para apropiarme
tiernamente de mi alma
y volver

a repetir el juego




Y se repite entre mis haberes
la pulsión por tenerla
por estar bajo su embrujo
sólo que es una utopía... diaria



Un saludo afectuoso a quienes han permitido esta cifra de visitantes: más de 60,000

Uno de ellos dirá como yo HECHEIYHMADU

miércoles, julio 08, 2009

Más de esas creaciones de pixeles


Este es un díptico
que parece olvidar
lo cerca que estoy...
del bien y del mal






Hay un cifrar esperanzas
en las curvas tumultuosas
del delirio...
del presagio...
¿del recuerdo?



Y el día carece de tiempo
y unas épocas se cruzan con otras
mientras el sopor contiguo
destapa oleadas de niñez

Sólo basta creer
que habrá unos ojos
que se posarán aquí...
y descubrirán tal vez...
lo que quiero decir

¿HECHEIYHMADU?

jueves, julio 02, 2009

Algo que me está pasando


Con esta imagen, ligeramente vidriada, quiero compartir algo que me está pasando, donde se conjuga la música, el color, y hasta la estética del verbo. Dice:


Mi vida, a pesar de ser mía, tiene esa extraña virtud de ser casi que una caja de sorpresas, un grito pandórico diario si se quiere. Aunque creo que se da tal vez por mi actividad, por mi actitud y hasta por mi proverbial atracción por ser “el creador de algo” a partir de ese universo invisible que me rodea. La música, las imágenes y la poesía van de la mano en mí en casi todos los últimos días de estos últimos decenios, y casi que digo como diría un poeta cercano “en el fondo son lo mismo: refugios líricos que nos ayudan a enfrentar a nuestros fantasmas”. Perezco como un loco en ratos de aislamiento ante el universo del color, ante las notas discordantes o hermosamente enjoyadas o no de una melodía, y ante los trenos sinfónicos que desde los libros propios o extraños poemas verdes, azules o sepia me deparan sin exigencias, unos que saltan con sus rimas y sus giros hasta mis ojos y mis manos, y toman y dejan en mí su esencia y mi razón. Claro está que en esa “búsqueda curiosa” he debido también trasegar por un mar de lectura de miles de versos de lo que se dice con letras de colores y otros aditamentos que son poesía, que son poesía se repite y como no sé definir qué es pues no sé describir por qué no lo son, pero a algunos muchos no los he podido saborear como tal, pues por alguna razón -más propia que externa- no han arrancado de mí el grito profundo o el canto mágico y el suspiro silente. Esta apreciación es tan personal como el color de mis ojos o el opaco brillo ya decenario de mis gafas.

Cada nota, de las hermosas que pasan por mi sangre, por mis manos y hasta por mis oídos, evoca a veces versos extraños. Por ejemplo, estos del gran Pablo (Para que tú me oigas / mis palabras / se adelgazan a veces / como las huellas de las gaviotas en las playas) en un instante infinitésimo pero recordado aquí, creó oleadas que se regaron por mis manos con amor y hasta indecencia. En algunos casos han generado el querer crear eso que siento, eso que me inunda y me supera. La solución ha pasado más por crear una imagen que un poema ¿Una imagen? ¿Y cómo es eso? Una que vaya con mis nuevas sensaciones, una que muestre algo que las letras tal vez en esta época ni siquiera logran definir, entonces encuentro que la respuesta nace en los colores, en las formas, en policromías difusas o directas, en contrastes. Yo no sé pintar, aunque quisiera. No sé cantar aunque alguna vez creí que podía. Yo no sé dibujar aunque mi hija diga que creo los más hermosos conejitos de la vida. Entonces ¿de qué imágenes hablo? De unas que surgen permeadas por la tecnología computacional, de unas que me permiten las facilidades del software básico, con sus “copy”, “paste”, “filter”, “mask”, etc. Luego, hallo (porque es estar en medio de algo que no controlo) configuraciones de color que a mi juicio estético, dicen y no dicen, expresan y no expresan, pero que en su infinita misericordia, responden a una pulsión interior de decir, de querer adquirir la mezcla exacta que defina eso que no sé definir. Se parecen en gran medida a como han sido hechos mis poemas: sin rumbo y sin destino, sin objetivo ni aspiraciones, sólo con el ánimo de decir sacando lo que dentro de mí hay.

Y me he entregado al placer de la mezcla, al color, al “collage”, al entretener el alma con imágenes que a la vez son millones de píxeles, con algunas herramientas, rudimentarias si se quiere, que me harían retroceder si de ello
se enteraran los diseñadores gráficos, los artistas gráficamente digitales. No pretendo serlo, sólo cuento lo que en estos días está dando alivio a mi alma. En las imágenes sutiles, no pretendo que sean obvias, que genero a partir de miles de imágenes existentes tomadas por mí o que vuelan por la red, sé que está dicho lo que estoy sintiendo... tal vez con el encanto de que están en un lenguaje que ni siquiera yo mismo ni entiendo ni sé definir. Es un descubrimiento más, es una forma más de poesía. Es una forma de decir, en esta época en que el verbo está callado y no quiere repetirse en su nostalgia, lo que no expreso. Es mi forma de seguir dejando que el alma hable cuando mi cuerpo se resiente y mi espíritu se esconde y hasta le huye a las letras.

junio 30 de 2009


Otra explicación de mi trabajo con imágenes es este poema que complementa la prosa anterior:


CON IMÁGENES

En mi estancia

lleno de nostalgias y lamentos

como una forma de alejamiento

invoco al azar
y a los colores de todos los tonos

y así...

tomo quizás de la mano / entre los dedos
algunos rostros / algunas
mariposas
tal vez un paraguas en medio de una calle

con la curia de dos o tres herramientas

y así...

imágenes me van apareciendo
unas que siento / son como poemas
y que tal vez muestran

más de mí que lo que soy
más de mi que l
o que creo

En mi estancia

plazco en ese salto al vacío

y en ese arranque creador

que se parece a ser el dueño

de algo que a través de mí

quiere despertar y ser

imágenes únicas

definidas por tonos desde dentro
que ni siquiera sabía
que pudieran existir

Van mis versos en cascada

rondando de otra forma la estancia

pues en el camino... se han cambiado
por mezclas y entelequias

por saltos y estallidos

por unos... que salen del pálpito
del conocer en el acto

por unos...
que me estaban esperando
unos que salen luego en carrera brillante

más provenientes del arribo

más provenientes del milagro

y sé / que mucho menos

de la lágrima


01/VII/2009
Y para ilustrar esto que desde el corazón comparto, con ustedes quienes visitan amable y asiduamente este BLOG, mostraré a continuación algunos de mis trabajos...

Son suyos, pueden hacer con ellos lo que a bien quieran o tengan.
Algunos pueden servir de papel tapiz para sus escritorios y otros hasta para... ¡No lo sé!

Ellos son:


Una playa cualquiera, un símbolo de antagónicos conviviendo en una hermosa chica, y un acento de colores... ¿como escritorio?
¿Una hermosa mirada... a lo lejos, tachonada de flores?



Lo menciono en mi poema... la calle, el paraguas rojo... En fin...




Y finalmente, un saludo a tod@s las personas que vienen a visitarme... y hasta dejan sus hermosas huellas