miércoles, enero 20, 2010

¿Poemas escritos en primera persona?




Hoy quiero empezar el año real de este BLOG con una pregunta abierta y la respuesta que me he venido construyendo, tema que define este post y sobre el cual me agradaría que hubiera alguna interacción para darle más contexto. 





"Invocación"


Quiero partir de declararme fanático de esta forma de escribir que puede llegar a mostrar lo que el poeta es, cree, siente o imagina, y es capaz de decirlo con base en ese “yo” que es tan difícil de manejar, y que –algunas veces- causa escozor y hasta controversia.  A pesar de esta dificultad, existe una gran cantidad de literatura escrita así, con grandes pergaminos  y premios en su haber.  Esta forma personal de decir dio origen a los BLOGS, como ese “confesionario público” en que muchos (millones) nos hemos metido e “inmolado” para exorcizar el espíritu y el alma, y hasta el cuerpo.



"Sueño dividido"


Mi historia en poesía está basada en un 90% diría yo en escritos donde hay un yo que se expresa y “pone sobre el tapete” un sentir, un percibir, un saber, un ser. Esa interacción con esta forma mía de decir, de “poemar” en este caso, ha causado diversos tipos de reacciones como las siguientes:
·        Alguna vez una persona me dijo que le gustaba lo que yo escribía pero que al hacerlo se sentía como intromisa en un mundo al que no tenía acceso, que como no lo percibía no lo entendía, y que por lo tanto “no se sentía cómoda” con los poemas;
·        En otras ocasiones, que es como un denominador común, se me han endilgado como vivencias propias todo lo que he escrito en un tono de primera persona, sobre lo cual hube en otra oportunidad de escribir algo para explicar que si se circunscribe a esta interpretación lo escrito, se deja de lado la posibilidad de que hayan poemas escritos desde lo fantástico, desde lo onírico, desde la nostalgia o el anhelo, desde el alter ego que todos tenemos, o desde otras formas más profundas que pueden llegar hasta a esconder lo que el poeta realmente es o dice, situación bastante probable.
·        Y en un caso extremo, hubo un editor que “condescendientemente” se dignó a leer una propuesta de libro que le hice, la cual él descartó diciendo que no era siquiera pensable publicar “porque la estructura de lo escrito (en primera persona) marca ese tono inaceptablemente intimista que tienen los poemas…” (o algo así que ya se borra en la niebla de mis recuerdos), respuesta muy similar a la de otros editores que han dicho de este tipo de poesía (la mía) es “(una) que recorre caminos comunes a toda la poesía románticamente dulce de todos los tiempos”, y hasta hubo alguno que dijo que “a este tipo de poesía le falta realidad, le falta calle, no es del tipo de poesía urbana que ahora se está publicando”

 
"Ventaneando"



Tal vez Lina Zerón (México), en una entrevista hace una explicación de la poesía escrita en primera persona que me da más luces sobre por qué se dan estas interpretaciones: “Es al término de una poesía  con lenguaje femenino, yo me quedo con la sensación de que me haya gustado o no la poesía. Esta diferencia, no es buena ni mala. Es a penas una constatación personal. Cuándo se escribe sobre sentimientos, las mujeres llevan ventaja: pueden exponer con claridad los sentimientos humanos más íntimos, sin grandes penalidades. A final, son las mujeres (ese juicio es gritaste). Son consideradas emocionalmente débiles, incultas y románticas. A las mujeres se las permite la contradicción (al final, ¿Quién entiende las mujeres?, ¿No es así?) Y es la escrita en la primera persona del singular, en el presente del indicativo: yo lloro, yo soy traída, usada. Yo tengo miedo de la muerte, de quedarme sola, de la vejez, de la incompetencia, del paro, del futuro. Yo tengo odio de ese hombre, yo amo esa amiga, yo estoy insegura, ansiosa, confusa. Los hombres son severamente criticados si entran en contradicciones o admiten ser inseguros. Ni las propias mujeres les perdonan. Para exentarse, generalmente usan la tercera persona, cuándo expresan sentimientos y los expresan en el pasado o cómo preocupación del futuro.” (Tomado de "Somos peligrosas desde que Eva dio la manzana a Adán" Entrevista con Marilda Confortin – (Brasil))



"¿El ángel?"


Alguna vez participé en un foro con otros escritores, noveles todos nosotros, y uno de los temas era la persona (primera, segunda, tercera) en que más gustaba escribir y hasta en que más se debía escribir, y de allí aprendí que hay un gran “depende” puesto que –como todo en la poesía- la forma no debe superar al poema mismo sino que lo que debe sobresalir es el mensaje, y cada persona escoge la forma de expresarlo.  Allí también, y en otras lecturas relacionadas, he llegado un poco a la conclusión de que lo importante es si el poema “llega”, “mueve”, “confronta” u otra acción que le genere algo al lector, y de si esa reacción se valora en términos de aceptación y deleite.  Todo lo demás son entelequias de quienes escribimos y a veces hacemos culto del lenguaje “per se”, olvidando que él es sólo “un vehículo para”… decir, trascender, o simplemente… ser.





"Solo soledad"


Para la muestra un botón reciente de mis poemas:



“DE PRONTO...

Hoy, pensándome,
sintiendo en el aire
el peso de la ausencia,
creyendo que tal vez eras tú...
llegó un aviso en texto
que decía que aún vivías,
que aún fustigabas tus recuerdos
frente a tu ventana.
Hoy, partiendo del mundo de  tu rosa,
desde olores prestados,
desde búsquedas infructuosas,
épicamente siendo tuyo,
con mi abstinencia intacta
y ese halo de cordura
que aún me subyace para ser
lo que otros ven...
lo
     he 
           sentido
                         todo...
                                      todo:
El peso de tu estela,
la suerte imperante de tu risa,
el faldón verde con tus zapatillas rosa,
las mañanas en que te sorprendía
desde algún hallazgo extremo
en la orilla de alguna calle,
la barbarie en que aún te deseo,
los postres a medio empezar,
la fruta intensa en que se convertía tu cuerpo,
el desasosiego por cada minuto
en que no aparecías, para luego
-con tu sonrisa y esos encendidos fuegos-
hacerme sentir el ser infinito / ese ser de incendio,
la presencia palabrera más cimera
con que asaltaba esos intermedios de locura,
y todo aquello que tu aliento fresco suponía...

Y entonces...
quise descubrir
el inmenso extraño que soy,
la fuerza imperiosa que eres
y lo poco que tengo...
y sólo me quedó
el poema
... por ello
quise escribirte éste
para que supieras
cuánto es eso que me invento
eso que está entre las voces y el canto
entre mi sangre... y tu fuego
y entre el cielo y el infierno”



"Sirena"



Creo que Eliahu Toker aporta una nota en su artículo: “POESÍA EN PRIMERA PERSONA”, pues al respecto dice:

“En la entrada del  Museo de Bellas Artes de Boston existe un cartel que dice:

Relájese. El arte está hecho para inspirar. No para intimidar.
No existe una manera correcta de mirar una obra de arte.
No existe una manera incorrecta.
Sólo existe su propia manera.
Relájese. Este es un museo, no un test.

Esto puede aplicarse también a la poesía.”



"¿Vidente?"




Saludos a todos, y hasta el próximo post.


9 comentarios:

Soler dijo...

Me gusto lo que decía afuera del museo. No hay una manera correcta (o incorrecta) de interpretar lo que un poema dice.

Tal vez el resultado me gusta (en lo personal) un poco mas, cuando alguien entiende algo distinto a lo que yo me refería (solo a veces), pues habrá una que otra vez en la que el lector llegue a profundizar mas que yo, dependiendo del significado que las palabras tengan para el (y de la forma en las que las relacione).

Habrá también otras veces en las que seré completamente clara (ciertos temas requieren serlo).

Me gusto la entrada

Un abrazo!!

P.D. Me gusto el poema :)

Meulen dijo...

hola estimado

en realidad veo mucha sustancia en tu texto y que viene a decirnos otra vez ,como tantas que no hay una lugar "común" donde puedan ingresar todas las ideas, las miradas mas o menos especializadas en el tema ,frente a como hacer y que decir en la poesía...

Entiendo, que muchas veces leo tendencias marcadas en lo personal, lo social o lo cotidiano entre otros , pero lo cierto es que también existe esa posibilidad de escribir desde la empatia o según el modo de ver la realidad que se presenta en el día a día...y que de por si esta rica en experiencia ...

Creo que siguiendo tu forma de crear y expresar esta muy bien y es de esperar que así suceda siempre...!

Por demás le doy mas valor por tu género , pues hoy se necesita espantar los demonios de la diferencia dañina ,y no así la herencia genuina

Mi saludo cordial!

KUBAN dijo...

Un buen tema el que pones hoy sobre la mesa. Es difícil para mí poder definir en qué persona escribo. Pienso que, la mayor parte de las veces gramaticalmente, el poema está en primera persona porque uno escribe siempre desde su sentir personal y, aún cuando el poema se encuentre en segunda o tercera persona, siempre (o casi siempre) está desde la perspectiva del poeta. Pienso también que muchas veces el escribir en segunda o tercera persona, es sólo un ardid que se utiliza para encarar el poema, al menos así es en mi caso. Es interesante cómo las personas tienden a creer que lo que escribes es autobiográfico, esto me divierte un poco, están también los que tratan de "entender el poema", hallarle sentido o explicación a cada palabra o metáfora; esto, según mi paracer, es echar a perder el poema, el poema es para ser sentido, no explicado, en el instante en que intentas explicarlo deja de ser poema y se convierte en un objeto de análisis.
A mí, como a ti, me gusta escribir en primera persona porque es de ahí, de la primera persona, de donde todo brota. Éste es, brevemente, mi punto de vista. Gracias amigo.

Paco Alonso dijo...

Con todos mis respetos creo querido amigo, lo que importa es ser sincero, que el sentimiento, lo expresado y la forma vallan unidos, habrá a quien le guste y a quien no, a mi particularmente tu estilo me agrada y me parece muy original, distinto de cuanto he visto por estos Lares.

Gracias por compartir y pedir opinión.

Cálido abrazo.

Ana dijo...

Lo importante es poner sentimiento en lo que haces...Y tú lo haces.

Muchos besitos.

Duna dijo...

Hay muchos matices importante en tu escrito.
La poesía es una válvula de escape, donde cada uno dejamos fluir nuestros sentimientos y nuestros gustos. Con ello, soltamos lastre, y disfrutamos, y como dice el cartel del museo, nos relajamos.

Toda poesía escrita en la persona que sea,y sobre el tema que sea , es válida, (encriptada o no), si es el deseo del autor.

la poesía es libertad.

Un beso,Felipe.

sofia dijo...

hace algún tiempo, con una amiga poeta hablabamos sobre ello , ella murió el año pasado . La habían tildado de intimista y decidimos que había que hacer un escrito que posteriormente publiqué en uno de mis blogs "EL INTIMISMO Y LAS GANAS DE CAGAR.( EDITH-Chino)

Esa sensación que invade al ser, que está en el estómago, en el pecho y en la cabeza… Entonces piensas en un baño, limpio y alejado de todo, para poder relajarse y sacar todo lo que se tiene dentro.

Todo es material de desecho, esas notas, toda esa comida, humo, podredumbres, palabras muertas, estreñimiento, miedo, pudor; ese lugar donde se posa a esperar que fluya y fluya, fluya alguna cosa, palabra, podredumbre, humo, vómito.

A veces, te encuentras con algunos personajes, que repiten las novedades, son loros, ignorantes del significado de las palabras de otros; y cuando alguien más les pregunta que significa lo que acaba de decir, en referencia a aquellos términos desconocidos, posmodernos, distorsionados, no saben que contestar, callan y piensan “si no puedes con ellos confúndelos”. Y tarde, tratan de explicaciones de mentiras, dependiendo a que le suene la expresión…

Intimismo podría ser cualquier cosa, por ejemplo, una expresión de la mente de un individuo al cual se le da la gana de pensar algo y escribirlo; o será, una expresión posmodernista, de seudo-intelectual criollo; una expresión de escritores romanticistas, o la expresión de una generación de algún tiempo, en alguna parte.

… Después de acumular todo eso, comida, palabras, podredumbres, humos, pudores o miedos; ese personaje, se retira al w.c y asume en el trono una “expresión diferente”; en ese momento, todo dependerá de su sistema, la forma como todo se procese, se diluya, se encuentre, blando, flojo, concreto, molesto o de cualquier otra forma. Todo empieza su recorrido hacia la cloaca, oído, papel.
Todos los días en este mundo de brillos, de podredumbre, de incertidumbre, de televisores, aumentará el número de individuos, que como si hubieran sido guiadas por espejos rinden pleitesías y tributos a los que se adjudican el poder de crear o “mal-utilizar” las palabras, la comida, la bebida, la podredumbre, el homo o el sexo.

- Si escribe poemas de amor, cursis y repetitivamente rosados, pues no lo matricule al intimismo, o ¿sí? Si el amor va mezclado con muerte o con sexo, en cuartillas con ritmo, entonces ser una obra con buena estructura y una expresión que “a todos toca”; y cuando llegan a sus casas, y se sientan en su baño- trono- son los dioses de la literatura, la intelectualidad o la tertulia.

Finalmente, dios no existe, o a quienes interesa, no creen en esas tontas ideas. Por lo menos preguntan que significa, piden demostraciones. A los otros el brillo de los astros que inventaron los ha enceguecido.

Intimista cualquiera que pueda escribir lo que se le ocurra, sin tener que compararse con ninguno o acogiendo el estilo de otros, eso no importa, las cosas salen de cualquier modo, en cualquier sentido, así como ganar dinero, ganar odios o para perder el tiempo. A nadie intimida eso.
Todo termina siendo simplemente mierda en el fondo del inodoro, letrina, hoja, oído, ojo; todo termina en un éxtasis o en un dolor profundo o simplemente es nada flotando ante los ojos.
EDith(chino)


pienso que la poesía debe tener intimismo es la expresión del sentimiento puro, no podría imaginarme los textos sin la pasión ni la catarsis que supone hasta en lo social. Además en últimas que es eso , el intimismo puede ser todo.
Esa vez llegamos al conclusión que no observariamos mas esos comentarios de intelectualoides que nada nos aportaban pero creian la verdad revelada en susu manos y pocas ganas de transformar
Entre otras cosas me gusta la sutileza con que describes la pasión y la sformas ed acercamiento, bien interesante..
un abrazo mi querido poeta

SILOE dijo...

!!Caramba!!, casi da para una tesis...
Yo te diria que no me pare nunca mientras te leia a hacer distingos entre sentiemientos femeninos o masculinos, tan solo me recreo en los versos , en su significado y en su mensaje.
No entiendo de divisiones, aunque algunas veces al escribir en primera persona si mis lectores me identifican con algunas cosas que no necesariamente me retratan a mi, si no a un sentimiento que me es cercano y tengo que aclaralo.
De todos modos... yo escribo, desde mi incultura lo que siento, sin metricas, ni mayores pretensiones que encauzar mis ideas y plasmarlas, si de paso alguien me lee y disfruta con ello estupendo, si no... es igual no pretendo nada especial, solo persigo sentirme ser humano.
Un beso, Reme.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Soler: Hay en esa expectativa de saber qué piensan quienes nos leen un algo de curiosidad que nos lleva a indagarlo, y como dices “cuando alguien entiende algo distinto” es posible que los estemos “tocando”. Gracias por llegar y dejar tu rastro.

Meulen: Gracias por seguir dándome ánimo y sé que he de seguir escribiendo como soy y no como lo digan estos o aquellos cánones. Un abrazo

Kuban: Es un tema interesante y creo que a muchos de quienes escribimos nos gusta tocar al otro desde lo que somos. Gracias por pasar.

Paco: Gracias por tu comentario aunque creo que cuando uno es sincero, lo original debe notarse porque no existen dos personas iguales, y menos... dos poetas iguales. Me encanta que andes cerca.

Ana: Gracias por darme ánimo, o “moral” como dicen los muy jóvenes de por aquí. Sólo espero seguir compartiendo mis “íntimideces” (si esa palabra existiera reflejaría algo como “Decir intimidades”) Un abrazo

Duna: No sé de Felipes pero gracias pasar y comentar. La poesía es libertad y es la huella individual del poeta. Por ello seguiré existiendo allí, donde moran los versos que no guardo.

Sofía: Bienvenida y creo que nos identificamos en el tema. He de visitarte y aprender de tu magia y tu enjundia para defender la amistad. Un abrazo

Siloe: No tienes “Remedio”, estás cerca y ello me agrada mucho. Espero que tus oficios de enfermera no te alejen de mis letras, pues yo rondo las tuyas y me hago mejor en la medida en que sé que alguien como tú... me lee. Un abrazo y un beso