lunes, octubre 04, 2010

Divagaciones de septiembre a octubre de 2010

"Ese lugar dorado"
----------------------------------------- 


De septiembre 27 de 2010

Mi vida simple tiene algunas ocasiones en que se parece  a la vida que uno tiene como paradigma de un poeta.  Con chispazos y decisiones por decir poemas desde cada uno de los poros, por períodos de arrobamiento ante los versos que otros muchos me han legado, con o sin su permiso, pero, en la mayoría de las veces, en ese tiempo insepulto entre la cotidianidad y la rutina se aviene uno a ese rol que se asume para vivir, para “tener” (con comillas) puesto que en ese verbo está cimentada la forma en que vivimos.  Es por ello que me atrevo a decir que está lejana la realidad del paradigma, por lo menos en mi caso.

No se “tiene” cuando se hacen poemas, pero sí cuando se labura frente a una pantalla y se hacen transacciones para o a nombre de la firma que nos paga el salario.  Se me atraviesa aquí el significado de esta palabra.  Viene de la sal con que otros transaban su sustento, cuando la sal era “la sal de la vida”.  Era medida, el patrón del intercambio.  Por ello “salarium” se acuñó en la antigua Roma como “ración de sal con que se pagaba el trabajo de alguien”, esa acepción hace sinónimo a sueldo. 

Y por ese concepto, es que paso mis días más hábiles, habitando esta jaula de cristal.  Sin embargo, hay resquicios de tiempo, modo y lugar, cual adverbios, que permiten que florezca esa flor intromisa, ese color intempestivo en medio de la monotonía, llamado verso infante, llamado poema.  Algunos normalmente saltan desde los dedos a alguna de las libretas de notas mue viajan conmigo en mi mochila.  Otros, en tiempo sosegado, saltan a la fosforescencia del PC.  Normalmente, ninguno de ellos pide permiso, es evidentemente altanero e irreverente.  Se posa en mi alma, aún cuando nadie lo haya convocado, y crea vigencia, demanda que puede llegara a conducir a la angustia, y hasta en algunos casos a la frustración

Claro que ya uno con el tiempo lo va aceptando, porque en esa “lucha” se ha logrado entender que a pesar de que produzca esos extremos especialmente cuando no logra “ser”, realmente nunca se va, pues habita la piel de los días y los sueños de las noches, crea rebeldes arpegios que saltan otra vez, con otras formas tal vez, pero siempre con los mismos ánimos de “ser”, de no morir, de vivir en la hoja de papel, de establecerse y ser en algunas estrofas, no importa si pareadas, desmedidas, de cadencia extrema o musical, de sentires cacofónicos o no.  Ellos (los poemas) no vienen solos, pues sin que lo notemos tienen la punta que sentimos que nos rompe algo, y detrás toda la flecha con sus aditamentos. Casi sin darnos cuenta, hacen florecer el poema.  Es un desgarro, una parición.  Es un dar vida a algo que ni siquiera conscientemente sabíamos que nos poseía.  Es el fruto sublime aunque no sea material terminado, requiere después del afecto del orfebre de versos, del hacedor de belleza, para pulir sus rebabas, sus aristas tormentosas, para hogar algunos gemidos y hasta intentar convertir algunas cacofonías y disonancias en música, aunque más que en ello, en ritmo, en sazón de movimiento.  Es así como ese producto que algunas veces les ofrezco en este blog se crea, no importa si ya la argamasa primigenia estaba en mí, en mi piel, en mis recuerdos, en mis añoranzas, en lo que imagino, no importa, ya era en mí, ya existía... y en ese instante se puede decir: ya “es”... lo demás es técnica, igual a como han dicho tantos escritores ante la manida pregunta: “¿Cómo haces para escribir?”



 "Blue Tone"
----------------------------------------- 





Posdata de Octubre de 2010

Hoy, algunos pocos lectores se asoman a las pocas letras que comparto, pues la mayoría sigue no sólo inédita sino nonata. A algunos, como todo, les son indiferentes, mientras que a otros pocos dicen desde su apalabramiento, con su propio código de señales, su agrado y su celebración.  Sin embargo, hay quienes se atreven (lo cual agradezco) a expresar públicamente (ya que miles no lo hacen, supongo) ese sentir que mis letras son “una babosada”, lo cual me nutre y me impele a ser cada vez mejor.  A estos últimos les ofrezco disculpas y una invitación a que vuelvan. Sólo sé decir que me sigue encantando el libre albedrío del gusto personal, en un tema tan subjetivo como la poesía.

Es un territorio vedado la crítica, es un terreno de arenas movedizas que, como típicos sobrevivientes, evitamos.  Entonces, ¿cómo saber si lo que escribimos y publicamos tiene algún valor literario? En ello, acudo en este post para solicitarles a ustedes asiduos visitantes, abusando del cariño que ya les tengo, que me ayuden en este empeño. He pensado que tal vez no quede más camino que adentrarse en los vericuetos laberínticos de esa “logias cerradas” que son los clubes de lectura, los talleres literarios de poesía, y otros similares, sin que con ello deje de reconocer sus miles de méritos y algunas excepciones, para entender el cómo y el porqué de la poesía.  Tal vez sea para bien, tal vez lo sea para ml, no lo sé. ¿Quién lo sabe?

Nota al pie:        Toda similitud con la realidad es pura y franca coincidencia, que en nada compromete al autor con asimilaciones o deducciones a que llegue el desprevenido o no lector que se tome la traviesa labor de analizar este escrito, uno que nace más desde el deseo de bloguear que de cosa distinta.



  

 "Explosión"
----------------------------------------- 


Muchas gracias a todos ustedes quienes me leen y visitan, pero gracias mil para quienes me alimentan con sus comentarios.



"¿Colorido 3D?"
----------------------------------------- 

9 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo muy interesante escrito me gustaron tus pensamientos y tu sinceridad
un beso

Trinity_X dijo...

la critica siempre es bienvenida ya sea para bien o para mal...nos provoca analizar.

pero no por la critica debemos cambiar la esencia de lo que sale de nuestra pluma...en mi muy particular opinión ..

por lo menos yo solo escribo para mi unico benéplacito ...recivo las criticas pero no me incomodan.. no soy poeta...solo narradora de mis propias emociones

un abrazo..y por cierto a mi me encanta como escribes

SILOE dijo...

Una acertada reflexión sobre el por que del tiempo y espacio que dedicas a las letras...
Mi tiempo tambien se vio reducido por que regrese a los estudios, te dejo unas letras en tu buzon.
Un abrazo, Reme.

Princesa115 dijo...

Bonita entrada donde analizas el por qué de tus poemas, donde das luz para que conozcamos al poeta que anda detrás de la pantalla.
Las críticas siempre han de ser bien venidas, no tomarlas a mal, más bien como un consejo para ir aprendiendo. En tal caso una crítica positiva (como te dije en cierta ocasión). Creo que escribimos nuestros sentires y abiertamente por lo que cada cual puede opinar, siempre con respeto, al amigo.
Para mí, y siempre lo dije, eres un gran poeta de donde puedo aprender mucho.

Besos y sonrisas

reltih dijo...

te digo algo mi hermano: yo me quedo aquí! me trama tu arte.
un abrazo

Clara Schoenborn dijo...

Francisco: si vivieras en Cali te iría a buscar ya mismo y te "jalaría" las orejas. Me duele que seas injusto con tus letras y las menosprecies. Quiérelas, como las queremos y apreciamos los que venimos a leerte.Tu escrito abre ventanas sobre los motivos de quien acude al papel a dejar su testimonio de vida. Nada más noble y admirable. Besos y abrazos amigo.

Marinel dijo...

He de reonocer que yo te alimento poco con mis comentarios...
Alimento poco a much@s...
No me vanaglorio de ello,pero no puedo someterme a desgarrar el tiempo para vivir anclada en este mundo,llegar a todos los puertos desembarcar y dejar mi huella.
Simplemente no puedo, como tampoco lo hacen conmigo.
Me complace pasearme,leer y mirar admirando y eso es lo que hago en más de una ocasión en éste,tu escenario, tu cobijo donde viertes tus creaciones nacidas voluntariamente y retocadas por ese hacedor de belleza que eres.
No siempre dejo huella,pero como ves...es que para hacerlo, necesito un ratito :)
Y tengo tan pocos!
Un auténtico lujo son esos cuadros y tus letras, ya sean en prosa o en verso.
Por cierto...me niego a criticar a nadie.¿Quién soy yo para eso?
Un beso.

Mª José dijo...

Ya ves que siempre regreso a alimentarme yo de tus palabras
Gracias por compartirlas
Eres poeta y generoso
o generoso y poeta, como tu prefieras
besos de inspiración escritor

Noize dijo...

http://mily1pensamientos.blogspot.com/