sábado, julio 02, 2011

Sanjacintero

En mi país, Colombia, hay un pueblo enclavado en las serranías cercanas al mar Caribe, San Jacinto, donde se fabrican hermosas hamacas coloridas , las cuales son su símbolo.  La tradición de una raza tejedora, se enclavó en esa serranía siendo San Jacinto el de mayor relevancia.  La promoción de esta tradición la promueve el Estado con frases como “Hamacas de San Jacinto: el arcoiris recostado entre las palmeras”.


De dicho aditamento dice:
“La hamaca, una red de hilos entrelazados, de múltiples colores, que podría ser un arcoiris recostado entre las palmeras, es un producto artesanal que encontraremos como un elemento obligatorio de las casas en todos los rincones de Colombia, especialmente en la Costa del Caribe y en todas las regiones del clima cálido.

La hamaca sirve de cama, sofá, columpio y, hasta, de cuna para los bebés, pero, para los que probaron la comodidad de nuestras hamacas colombianas, la diferencia entre la cama y la hamaca resultará enorme.

La cama nos obliga a coger su costumbre, ajustándonos a ella, buscando el reposo en una sucesión de posiciones. La hamaca toma nuestra hechura, contaminase con nuestros hábitos, repite, dócil y suave, la forma de nuestros cuerpos. La cama es dura, parada, definitiva. La hamaca es acogedora, comprehensiva, ondulante, acompañando, tibia. […] La hamaca colabora con el movimiento de los sueños. Entre ella y la cama, hay la distancia de la solidaridad a la resignación. /Luis da Camara Cascudo. Rede de Dormir/

La hamaca de colores /Fotografía: Mario Carvajal


La hamaca es un elemento propio de las costas colombianas donde el clima del trópico hace de ella el sitio ideal para descansar al aire libre.”




----------------------------------------- 

Todo esto con el fin de ilustrarles sobre esta tradición que en un paso de mis andares por esta tierra, en una de mis tantas vacaciones, dio origen al poema que les presento.  Estaba yo terminando mi almuerzo, a orillas de la carretera que conduce al Mar Caribe desde Medellín, donde vivo, y alelado me quedé viendo a un señor de edad indefinida totalmente imbuído en su oficio de tejedor, y aquella imagen y sus trazos sus “enredos” de hilos de distintos colores y calibres me tomaron por asalto, especialmente porque al otro lado del telar que acompañaba aquel taburete en que descansaba su flaca humanidad humeante de tabaco, iba apareciendo como magia “un arco iris que invitaba al descanso”, es decir, de las magias que hacen manos, tintes, amor y algodón.  Y en otra silla tejía el cabezal, que son los hilos fuertes que sostienen la tela para poder disfrutar de su encanto bamboleante "entre palmeras".


En la siguiente oportunidad, ya instalado yo en la comodidad que da el ruido del mar y el ruido de las palmeras, y hasta el bullicio lejano de personas en tropel, escribí este poema que les presento:



SANJACINTERO


Sobre una tela paloteada
que ignotos tejedores hicieron
el eco de la rueca sin hilos
asalta los carretes del desorden
El troquelador de sonrisas
pinta cada gesto de su gusto
Sus manos sin prisas de motivos
ensamblan colores sin mirarlos
Su taburete de cuero
recuesta su añeja eternidad
en el marco acalorado de la puerta
hamacadamente diluviana
mientras mágicamente brotan
los cabezotes en que tirarán sueños
aquellos batientes que a sus anchas
nos habremos mecido...
sin tiempos ni distancias
Saltan sus únicos pretextos
desdentados tras un cigarro mayor
y unos ojos vistosos de niño travieso
en brega juegan a descifrar
las hebras de las hamacas...
de toda su nostalgia


-------------------------------------------------------------------



----------
Nota:  Imágenes tomadas de la Web, de sitios que promocionan estas artesanías.
----------

Y para no irme sin mostrarles mi imagen de este tema:

"Tejedor"
------------------------------------------------------------------  


19 comentarios:

RELTIH dijo...

PAISANO, ME HIZO USTED SENTIR ENTREDORMIDO EN UNA BUENA HAMACA SANJANCINTERA!! TREMENDO TRIBUTO A UN PUEBLO DE ARTESANOS INCOMPARABLE!!!
UN ABRAZO

vuelo de hada... dijo...

No tengo el privilegio de conocerla ( me refiero a San Jacinto) pero si he tenido la oportunidad de descansar plácidamente observando el mar en varias hamacas provenientes de allá, que por cierto son de exportación!!!
Un saludo

Navarro dijo...

Cuántos sueños habrán recogido esas hamacas!. Una bonita descripción de la hamaca con la que aprendo más sobre ella, ya que aquí en España no está muy generalizada.
Un saludo!

Ibeth H. dijo...

Al leer esto que nos compartes me vinieron unas ganas enormes de 'dormir' en mi hamaca... allá voy a contarle una que otra duermevela.
Gracias!
Un abrazo.

HOJAS CAIDAS dijo...

Hermosos tejidos... sin duda elaborados con la delicadeza, creatividad y el amor por su trabajo de esos dedicados artesanos, gracias por compartir este artículo y mostrar algo tan bello.

Mixha Zizek dijo...

Francisco, me encantan las hamacas muchísimo, muchas veces cuando voy al campo me gusta ver el paisaje en una hamaca es genial. Me gusta tu poema, besos

Ángel Isidro dijo...

Excelente exposición y descrición
de hamacas de San Jacinto, visual y
verbal, un acontecimiento historico
y no frecuente en España, pero con
tus informaciones iremos azquiriendo
conocimiento de ellas que ya las hay por acá aunque no sean de origen.
Gracias Francisco,
Un abarzo
Ángel.

Marisol dijo...

La introducción me induce a pensar que esas hamacas, son un sueño.
El poema invita a la imaginación, plácido, regocijado, cálido, se me antoja ahora despertar en ese arco-iris hilvanado.
Saludos.

Anónimo dijo...

Disculpe usted mi atrevimiento, pero he estado leyendo sus obras y le extiendo una sincera invitacion. Pertenezco al refugio de las artes
http://www.salamaga.com/

donde muchos artistas compartimos, es un lugar gratuito y construido por Magaoliveira, artista chilena.

espero acepte esta invitación de un Poeta amigo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Bellas imágenes y un hermoso poema. Saludos.

Es bueno comunicarnos dijo...

Preciosa entrada y la belleza de las hamacas con sus colores y diseños.Son trabajos hechos con amor y creatividad.
Felicitaciones y todo el cariño a nuestros hermanos colombianos de parte de ésta argentina.

aikatherine dijo...

rakastan hyvin paljon runoja.. luen niitä paljon ja joskus kirjoitan itse. olen saanut aurinkoisen lahjan jonka haluan jakaa mahdollisimman monelle.. kiitos jos käyt noutamsaa ja tutustut sivuuni.. ystävyydellä suukkoja..

Aradia dijo...

Muy lindo poema entre arco iris y placidez acogedora de unos versos bellisimos...besitos muy cariñosos..

Sweet dijo...

Colombia me parece un país hermoso, todo. Desde sus playas hasta su gente. Gracias por compartir parte de tu ser con nosotros, gracias por dejarnos mecer un ratito en esas hamacas.
Un beso.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Google nos ha regalado esto de nuestra amiga aikatherine:

"Me encanta la poesía mucho .. he leído mucho y, a veces me escriben. He recibido un regalo un soleado y quiero compartir mayor cantidad posible .. Gracias si usted visita mi página para conocer y noutamsaa .. amistad .. besos"

Gracias aikatherine por participar (Kiitos osallistumisesta aikatherine)

Ulisa dijo...

Que colores.
Se descansara mejor sobre colores?
Que ganas de buscar el sueño en bamboleo...tibia tarde, inevitable la siesta de América.

Madre hamaca, hamaca la cría.

(ya se que quiere de regalo de cumple)


Abrazo Poeta.

Felicidad Batista dijo...

Francisco, poética y hermosa forma de entralazar palabras, balancear versos, entre colores, luz y tradición.
Gracias por traernos retazos de la cultura de Colombia de la que aprender y con la que disfrutar.
Un abrazo

Ly Rubio dijo...

Sueños mecidos por el viento, acunando romances... Llevando a traves del tiempo imagenes adormecidas... Saludos desde el desierto de México...

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Tudo o que partilha connosco é bonito, a Hamaca Sanjancientera, as cores, a poesia, obrigada!

Um abraço
oa.s