miércoles, septiembre 28, 2011

Tierra que muere

"Medellín, cerro del Volador al fondo"
------------------------------------------------------------- 



Hay días en que uno amanece con ganas de decir de la vida que a uno socialmente le rodea… y éste es el resultado. 

Sólo sé hacerlo así, con versos





"Medellín, atardecer"
------------------------------------------------------------- 







TIERRA QUE MUERE


Esta tierra mía tan gigante
la tengo sembrada en mi razón
Esta tierra mía tan ignorante
la llevo apretada en mi pecho
En ella hay de todo porque tiene...
Una ninfa agónica entre las rimas
de un poeta que se muere en una esquina
Un carrusel de caballitos dorados
que vivió otros tiempos más humanos
Un andamio que almacena trabas
al olvido a la muerte y a la vida
donde se pasean las personas que deciden
Un paredón... ya verde ocre tinta en sangre
convertido en un panal de miel entre los huecos
Un vergel de campo de aparente belleza
visto tras el cristal de un vitral
desde la torre de alguna iglesia
Una luna del Madrid que no conozco
pero que aquí ilumina los cultivos
de amapola de coca y hasta de sorgo
Un piano lustroso de cola
que canta en un cerro blanco
de las colinas de la capital
Un violín desafinado en abril
por seres que pululan sin hablar
que están muertos... y se niegan a morir
Un cielo de aventuras miserables
que ya no es cielo ni techo ni un hogar
Dos astros lejanos taciturnos
que se miran y nos miran... vagabundos
Unas momias y unas ollas de barro
que nos sonríen desde el postrado museo
Unas luces titilantes que a lo lejos
marcan oscuros senderos en los montes
por donde discurren amarrados los secuestros
Unos ríos del encierro de nuestras almas
abarrotados de conciencias y de cuerpos
que no vemos ni sentimos ni queremos
Unas estrellas fugaces de la suerte
que se invocan a su paso... raudamente
o en algún número... vaticinio maloliente...
que aparece marcado en un atrio o en un vientre
Un ruido de un silencio sepulcral
antes de que llegue el trueno a retumbar
entre el miedo por salir o por llegar
Unas esquinas... lágrimas de un entierro...
que llevan el cadáver de un niño
de esos con que ya no se cuenta más
Unas memorias etéreas de un bautizo
colectivo silencioso... casi en vilo
La oscuridad de la insensatez
que empuña armas en los brazos
y en medio de los corazones de luto
aniquila nuestro mundo a balazos
Los dos... los bandos de todos
la lucha de todos... ellos tomados del brazo
y entrelazados los dedos en su viaje
con ese charco en los ojos de las madres
reclaman el regreso a casa de sus hijos
que están prisioneros amarrados esposados
por ahí... húmedos a la sombra de algún mango
Todo esto y mis encierros y mis miedos...
respiran lento en mi vacuidad en mi tristeza
con esa soledad tan nuestra y tan de todos
... que es la tuya... que es la mía...
que es.... la de mi fecunda tierra labrantía

Francisco Pinzón Bedoya








"Medellín, tarde de lluvia"
------------------------------------------------------------- 




P.D.: Ya pasamos los 200.000 visitantes… ¡Qué alegría!





* DISCLAIMER: Las imágenes de este post son tomadas de Internet, si alguien considera vulnerados sus derechos de autor, sólo hágamelo saber que inmediatamente la o las retiraré, ya que este BLOG no tiene ánimo de lucro.

sábado, septiembre 24, 2011

Vive otro yo


"Una mariposa es todas"
----------------------------------------------



Existen ocasiones en que a uno algo se le activa dentro al leer un poema.  Recientemente, al leer un poema de mi amiga Clara Schoenborn, “a una voz que llevo dentro, imperiosa e irreverente, le escribí esto que he querido contar desde hace mucho tiempo.  Tengo esa sensación de que ese otro o me posee y me hace ser mejor poeta, o al menos algo menos cuadriculado que es lo que mi profesión y trabajo me exigen, es como un alter ego que "me usa". ”.  Esto le conté a Clara, y ella me ayudó con el poema nuevo.


"Descanso"
----------------------------------------------


Ahora, el poema:

VIVE OTRO YO

Vive otro yo que me mira
deshace mis pasos
y se apoltrona en mis sueños
Traza rumbos solitarios
y se mofa de mis letras
pero… noche a noche
revisa mis cuadernos
y me deja notas
         que yo acepto

Tiene más memoria que yo
y guarda un arsenal de verbos
de adjetivos y metáforas
que me regala
para luego decirme desde su lluvia:
¡Me debes treinta versos!
y va llevando la cuenta
dibujada en su espalda

Vive dentro de mis libros
en mis fotos sepia o no
en mis archivos…
y es un alguien  que disfruta
más que yo…
         de ser el yo que yo quiero



Sigo tras las huellas de la poesía de Clara, como a la luz la mariposa nocturna... con mi enorme nivel expreso de admiración y respeto.  Públicamente entonces, a Clara: Gracias por ayudarme, por ser mi amiga.



"Balazo"
----------------------------------------------




Finalmente, gracias por la voz de muchos con aliento por el encuentro con mi hermano, los llevo en mi corazón.

sábado, septiembre 17, 2011

A Marco Tulio Pinzón Bedoya

En estos días se me ha alborotado la nostalgia.  Este post, además de poético, busca contarles sobre mi vida.  Se trata de mi hermano mayor: Marco Tulio Pinzón Bedoya.  Hace ya muchos años se fue a vivir a España, supimos que a las Islas Canarias.  Desde esa época poco rastro hemos tenido de su vida.  Me hace mucha falta saber de él, y hasta he pensado que por qué no aprovechar ese caudal de seguidores que tiene este BLOG en España (en Canarias) para que de pronto él sepa de lo que he sentido y he estado sintiendo por su ausencia en mi vida. 

A esta foto es de nosotros cuando éramos niños









A otra foto que conservamos le hice este poema que les presento:


HERMANO

Esa foto sepia
en que estamos... tú y yo
abrazando a papá
se volvió parte de mí
de mi mobiliario
de mi diario vivir
porque la tengo pegada
en el cuerpo
y en el pasillo
que hay en mi casa
... al salir

Pero no basta con ese poema, ha habido muchos en que está presente, y quiero dar a conocer el último que nació hace unos pocos días, desde una lectura de Cortázar sobre el mismo tema, y un audio que comienza con el epígrafe:

HERMANO IDO

“Yo tuve un hermano.
No nos vimos nunca
pero no importaba.”
Julio Cortázar “Ché”


Yo tenía un hermano
no nos vimos en las últimas décadas
pero aún lo recuerdo

Está grabado en mí
con su forma de atropellar el mundo
en los cantos de sus botas
y en sus miles de respuestas

Pasa por mis noches
con mi sarta de recuerdos niños
y su mano en mi hombro
brindándome su sombra

Es un semblante detenido en el tiempo
Un tiempo elegido para ser felices
Un tiempo en que éramos pescadores de carabuelos
Un tiempo en que su voz era ley
y sus gritos… aspavientos de libertad

Está en el lado que duele del corazón
en esa caverna donde sepultamos lo perdido
Tiene manos y voces y lágrimas de vértigo
y pasa incendiando su paso sin tiempo
Pasa por mis tardes de niñez elegida
como una cantinela llena de consejas
y músicas de cuerdas y patios y estallidos

Yo tengo un hermano
que aún recuerdo con su rostro
entre dominó, macana y esquinas
y gatos desteñidos

Yo tengo recuerdos de hermano
que aún me muestran… lo mucho que perdimos
Hay un hermano en algún recodo del camino
a quien tenderé mis brazos sin abrazar su muerte


Como colofón:

Si algunos de quienes me leen han oído hablar de mi hermano, un bohemio en Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria o sus inmediaciones o en cualquier taberna, uno de dicción rebozante, de ego alzado, de conquistador de almas, de personalidad arrolladora, díganle que un hermano quiere oírlo y saber de algunos de sus pasos… para que los años no le echen más polvo al olvido

Muchas gracias por su ayuda, y me despido con otro de mis trabajos en Photoshop:




"A lo lejos..."
---------------------------------------------------------------- 

sábado, septiembre 10, 2011

Dejan en mí

"Cromos que no son"
-------------------------------------------------------







De ese deambular por letras y decires, por belleza y más belleza en letras de muchos que usan el verbo como su instrumento para comunicar desde su alma, generé le poema que hoy les presento:



DEJAN EN MÍ

Corro en desenfreno sobre un tinglado de obligaciones
y una silenciosa ostentación de poetas que me anteceden
en la alfombra mágica en que vuelo sin tiempo.
Sobre mis manos el torrente de espuma y barro,
de arena y sangre / de ilusiones y difusas formas de otros,
aparecen como serpientes y tienen en sí mismas
la adoración que siento por lo que hacen de mí.
Es un trote, o más bien, un galope con allegros,
con su música y sus voces: unas profundas y celestiales
y otras malignas y humanas, muy humanas.
Es un desafío que a ratos, como ahora,
incendia mis tiempos de poeta, sin remilgos,
tomándome todo y haciendo de mi su esclavo.
Pálpitos y corazas, lágrimas y estrecheces,
algunos con intricados laberintos codificados
y otros, con la sencillez del agua que fluye sin tropiezos.
En ocasiones, son dioses de piedra con sus deseos,
que taladran mis quereres y dejan sus huellas
atropelladamente, sin orden ni permiso.
Pasan jugando, de un libro a otro, de un poeta a otro,
sus vidas y ficciones, sus plácidas y farragosas parrafadas,
como queriendo encantar mis palabras ninfas.
Hay un dejarse llevar en cada trazo de mis dedos
sin saber qué me espera al otro lado de ese mar,
al otro lado de ese viaje donde el agua… son sus versos.
Así estrecho en el alma lo que leo, lo que azarosamente,
se confunde en mi pecho y echa voces y raíces,
lo que crea en mí… dicciones como ésta.

1/IX/2011




"S de sueño"
-------------------------------------------------------






Gracias a quienes llegan a mi rinconcito y se regocijan con algunos de mis versos y hasta algunas de mis metáforas les arrancan una exclamación, no importa ya si son sólo unos ojos…






"Tiempo hacia mí"
-------------------------------------------------------