domingo, septiembre 23, 2012

Pequeñez viajante


"Toda situación tiene dos caras (1)"
---------------------------------------------------------------------  









PEQUEÑEZ VIAJANTE

Me gusta acercarme a ti
y pensar en que me miras
y conoces mis ojos inquietos
y que luego en una mirada mayor
ves cómo mis versos se van pegando
a tus caderas / a tu cintura
a esa forma de bajo perfil
con que columbras al final de la calzada
y que te apareces... para saludarme
Me gustaría saber que cuando sueñas
alguno de tus gestos rememora
la voz de un poema incierto
y el llamado inmenso que te hice
cuando para sorprenderte marqué
y que en un hallazgo menor que tú
has decidido estar frente a mi llama
con la precaución tímida
de evitar quemarte más allá
del remedio que da cerrar la ventana
por donde penetro con mis cantos
juglares de sombras y oropeles
y de barrotes escondidos
Me sería de una felicidad gigante
saber que cuando creas
el mundo que te rodea
en ese imago con que viajas el mundo
dentro de tu mochila
por allá muy en el fondo me llevas...
y que al cambiarte a un bolso o una maleta
me dejas prendido en la última costura
Tantas cosas... me gustarían

Francisco Pinzón Bedoya ®



"Toda situación tiene dos caras (2)"
---------------------------------------------------------------------  






“Seguros de poco, auscultamos todo
en el insomnio de nuestro deseo,
con nuestra mirada insumisa”

De “Escribir-pensar-escribir
Ensayo de Samuel Vásquez,
EL COLOMBIANO
– Revista GENERACIÓN –
Medellín, 16 de septiembre de 2012






"Las luces para seguir..."
---------------------------------------------------------------------  

7 comentarios:

Maria dijo...

Púrpura Francisco, le das a mí vista el color más bonito, ahora que yo quiero hablar del azulado me derrotas con el púrpura... con tú poema. Saludos

Ire dijo...

Me gusta :)

SILOE dijo...

Leerte es siempre un descubrimiento... un placer venir por tus versos.
Reme( Siloe)

Maria dijo...

muy lindos versos !!

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=OZGib4EvYZ4&feature=plcp

Manuel María Torres Rojas dijo...

¡Qué frío me penetra hasta el alma de la infancia!

Meulen dijo...

Y seguimos estando...
aunque quisieramos volver donde empezamos...

saludos cordiales!