viernes, enero 16, 2015

En una esquina de antaño

"Te miras con tus flores..."
--------------------------------------------------------------------------------









EN UNA ESQUINA DE ANTAÑO

El trago se pasea por la garganta
como espantando los demonios del año
Unos que se han regodeado en esta piel
y han dejado sus esperas y reclamos
Luego el silencio roto estrepitosamente
con un sinfín de melodías que casi no oigo
pero que acuden presurosas de la memoria
Cantos de Orishas y hasta bantúes
que no sabía que estuvieran en mi acervo
Pequeñas empalizadas sobre fangosas nostalgias
se van deshaciendo / poco a poco
Afuera suena el estruendo del dominó
y alguien grita: “¡me ahorcaron!
Imagino a mi viejo a horcajadas desde su mirada
perdida sobre un charco de sangre
Devuelvo la cinta y hallo pegados a mis huesos
esos recuerdos vívidos / adobados con brisas
de muchos tiempos  / inconclusos
Otro trago continúa la búsqueda de más descanso
y corre hasta llegar a mis pies que se corrompen
Llega hasta mis belfos que se endulzan de mar
Camino lento como deshaciendo la historia
pero ella está allí donde nada hay
donde todo es lo mismo pero distinto
… solamente que yo / ni lo noto
Estoy con todos mis sentidos allí
pero los recuerdos se confunden con el hoy
Mis espantos aparecen sonriendo
con cada paso del licor que avanza
y me va tomado / todo / sin permiso
Las luces danzan conmigo y río
Me envuelvo en bocanadas del tiempo
en que me paseo descalzo y rijoso
con una cintura cercana y esbelta / por aquí
Todo tiene ahora colores de son
en palabras que no termino / porque mi lengua
pertenece a ese otro que el espejo me devuelve:
Me siento volantinero cual palmera / Cimbreante
El calor / el fundingue / el baile / el goce
… todo está en mí ahora
en que despacio me elevo y de mí
nada / nada vuelvo a saber:
Corre dentro aún / el último trago

Francisco Pinzón Bedoya ©









La historia vuelve a dar vueltas
escondida en una parranda
y en la muerte de mi viejo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un poema precioso, conmovedor, que pone de manifiesto sentimientos muy profundos, belleza de alma, nostalgias y dolores que pesan y que están lacerando y perdiéndose en el hoy. Recuedos que cuando llegan se sienten siempre como nuevos y que sobreviven entre las mismas y potentes alegrías del vivir intenso. Felicidades!
LM

Siloe Sombra dijo...

Tu poema se convirtió en relato de nostalgia y recuerdos, dormidos en tu interior... a veces se nos queda en la piel aderencias de sabores o aromas de cosas que creímos ser ajenas a nosotros.
Un gusto leerte.
Reme.

Anónimo dijo...

Hermosa nostalgia de recuerdos que estan en lo profundo del alma... muy conmovedor amigo mío..Bibi