viernes, enero 27, 2023

Aun así


 

 

AUN ASÍ

 

Ni te imaginas

que oigo a Brahms

que sonrío como un poseso

que hago acrobacias

y te dibujo en tres dimensiones

repelente y cercana

mas tu aura

ya se ha mezclado con la mía

con una fuerza

que no deja dudas

aun así... te abrazo

 

Francisco Pinzón Bedoya

 

 

  




miércoles, enero 25, 2023

No es sólo eso


 

 

 

 

NO ES SÓLO ESO

 

Hay una piel que brilla

se distiende / se asoma

cuando yo le escribo

a su espalda orlada de crespos:

la mía / una que no aguanta

sino la transpiración

y miles de fantasías

 

Más allá sólo...

un gran salto al vacío

una exfoliación y un suspiro

para que en algún lugar

florezca una sonrisa

en que traigo ése... su sentir azul

hasta mis dedos

mis ojos elocuentes

y mi admiración por su alma

que esplende en estallidos

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

 

 

 


miércoles, enero 18, 2023

Pude


  

 

PUDE

 

Vuelve el timbre cansado a llamarme

Asomo mi faz sin energía

Es ella... otra vez

Una cantinela pero en otro tono

uno más bajo / más relamido

más de súplica que de exigencia

Hay una cuerda en mí

que se tensa

tañe y se desafina

Aclaro mi garganta

Obligo a mi cuerpo a ordenarse:

Un NO rotundo en varios tonos

florece / estalla cual látigo

No puedo desandar

el camino a la salvación

que ya estoy tejiendo

de este adiós que arde

Los pasos se van arrastrados

por una nube grisácea

de sollozos / gimoteos

y luego...

una luz definitiva aparece

a medida que se aleja

Aquello que me robaba:

tanta vida...

¡Tanta! ¡Tanta!

¡Debe volver!

 

Francisco Pinzón Bedoya

2023

 

 

 Imagen tomada de la web



jueves, enero 12, 2023

Sueño 4


 

 

 

SUEÑO 4

 

Praderas de preguntas

detenidas las respuestas

Vientos de exterminio

cobradores de la muerte

Canciones inconclusas

cantantes exiliados

Poetas sin freno

gritos de ahogo del abismo

Coros celestiales de dolor

con punzadas en el vientre

Lluvia lluvia de septiembre

que se estrella e inunda

pentagramas de seis líneas

y un coro de monjas con birrete

 

Imágenes centrales...

sorpresas desde siempre

que agitan en la noche

esta mitad de vida

que parece no tener

en este sueño... una salida

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

2000

 

 

 



miércoles, diciembre 28, 2022

No sé si haya...


  

 

NO SÉ SI HAYA...

 

No sé si haya exactamente

en la sombra de alguna tarde

una mano / unos ojos / unos brazos

que hagan desaparecer el abismo

y el talante estrábico

que dan estos sueños en noches azules

cuando a la ventana

arriban acuciosas y musicales

las gotas del último aguacero

 

No sé si en el canto babélico

en ese piar rítmico y travieso

haya unos para mí que traigan

la sonrisa que voy perdiendo

desde aquellos días en que trataba

de retratar con letras... un ángel

 

En esta ceremonia de máscaras

realmente... no lo sé

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

2009

 

 



viernes, diciembre 02, 2022

Toda tú


  

 

 

TODA TÚ

 

Tu voz resuena dentro,

se curva como un siniestro,

llena todo como cuba de vino,

arisca como lejana cumbre de abril

 

Tus manos cual pájaros

aletean mi piel de recuerdos,

mis presencias de sueños y añoranzas

y se quedan pegadas de los vidrios

en los afueras fríos bajo algún aguacero

 

Tus pasos rápidos y finos

van delante de mí / en todos mis sueños,

y veo tu cintura cimbreante

y tus posaderas plenas de promesas

acometiendo la más feroz de las batallas

una noche y otra noche

en que fueron las horas atrevidas

los torvos testigos de dos vidas sin pausas

 

Tus ojos llenan mis espacios azules

y me auscultan para que aparezca,

y ya no es la miel sino fuego,

ése que se vierte en mis insomnias

y en esas delirantes frases que escribo

cuando tus ojos, no me miran

 

Pero es esa esencia indefinida,

aquella que rastrea mis suspiros,

la única que funge de festiva

en el castigo y en las juergas

que me doy –a solas-

cuando tu voz, tu piel, tus manos

y las miles de caricias

pasan canturreando por mi lado

porque ya tus ojos... ni me acogen

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

2011

 

 




martes, noviembre 29, 2022

Cómo será...


  

 

CÓMO SERÁ...

 

“... y cuando yo me vaya

quedarán los pájaros cantando...”

Juan Ramón Jiménez

 

Cuando lleguen otros años

y su peso se sienta...

¿cómo sentiré todos estos

poemas en que vivo…

en que describo un yo desnudo

que –a veces- ni conozco?

¿cómo caracolearán los briosos corceles

con esos dolores íntimamente escondidos?

¿cómo hará trastadas el olvido

volcado sobre líneas que ni existen?

¿cómo permanecerán en la piel

los silencios y los cantos que se dieron

o habrá un bullanguero diablillo

creando fantasías tarde a tarde

desde esas alocuciones que me haré

y que tal vez nadie quiera escuchar?

¿cómo vendrán las noches y sus ensalmos

a redimir los transformados recuerdos

desde un poema que aún me guarde?

No lo sé y hasta quisiera

que algún persistente extravío

rondara mis manos de poeta

la mañana que destape

otras esencias de tiempos idos

aún en ese día en que ya nadie

           … quiera escucharme

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

2011

 

 



lunes, noviembre 28, 2022

Sano


 


 

 

SANO

 

Me canto

y me dirijo

a un no sé qué lugar

a exhibir mis flancos

mis heridas

 

Levo mis anclas

y espero al viento

para que se lleve

mi noa de versos

 

Derivo y multiplico

mientras la ruinosa voz

se espanta dentro

en su concierto

Coros y decires

Presencias de aprendiz

Pasajes yermos y una luz...

 

Todo parece un espanto

y un suspiro

       en simultáneo

 

Sano / lentamente

     pero... sano

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

2008

 

 


miércoles, noviembre 23, 2022

Plurales


 

 

 

 

PLURALES

 

“tus bocas que saben / a tus humanas pasiones”

Karin Bellman

 

Tus bocas que se abren a la par

se tragan mi mundo en asaltos,

tienen el hambre mansa de un torbellino

porque desbrozan con tu extraña presencia

aun cuando hayas desaparecido allá en el tiempo,

en la distancia ajena en que te encuentras.

 

Tus manos, aves migratorias,

han pasado volando palmos de mí,

noche a noche, gimoteando,

como queriendo estacionarse cerca...

a la fuga intensa, a la desazón angustiosa

(pero no pueden / no estás ni te acercas)

 

Tus ojos, furia de mar, angostos pasajes,

por donde se debate la historia cantarina,

desde mi paso averso al cosmos / sin ropajes,

tienen la displicencia y el abrazo simultáneos,

están llenos del esplendor que se congeló en las fotos,

paseando conmigo, cada día, como si pudieras.

 

Tus letras, tan escasas, dicientes y tibias,

se unieron al canto de las aves, del silencio,

al piano y la zampoña, al grito y el susurro,

para llegarme noche a tarde, mañanas enteras,

como si al leerlas fueras tú quien las dijera...

 

Tus espesas formas de atraparme

seguirán vivas mientras viva esté mi alma,

así como han figurado los soles y los tiempos,

las eras y los aguaceros, los talantes y los recuerdos,

de todo lo que tenías en tu exceso,

para abarcar con ese vaho cálido

todo lo que te di... sin tú saberlo.

 

En fin... (y en principio...)

estás hecha de los máximos plurales,

rastros de entresueños, de duermevelas,

de noches escribiendo a la luz de una lámpara,

con incendios en ti... que no te queman,

sólo traen el calor de inéditos recuerdos

y también... de los más implacables

que aún siento... que aún preservo.

 

Francisco Pinzón Bedoya ©

2010

 

 


jueves, noviembre 17, 2022

Toda tú


 

 

 

TODA TÚ

 

Tu voz resuena dentro,

se curva como un siniestro,

llena todo como cuba de vino,

arisca como lejana cumbre de abril

 

Tus manos cual pájaros

aletean mi piel de recuerdos,

mis presencias de sueños y añoranzas

y se quedan pegadas de los vidrios

en los afueras fríos bajo algún aguacero

 

Tus pasos rápidos y finos

van delante de mí / en todos mis sueños,

y veo tu cintura cimbreante

y tus posaderas plenas de promesas

acometiendo la más feroz de las batallas

una noche y otra noche

en que fueron las horas atrevidas

los torvos testigos de dos vidas sin pausas

 

Tus ojos llenan mis espacios azules

y me auscultan para que aparezca,

y ya no es la miel sino fuego,

ése que se vierte en mis insomnias

y en esas delirantes frases que escribo

cuando tus ojos, no me miran

 

Pero es esa esencia indefinida,

aquella que rastrea mis suspiros,

la única que funge de festiva

en el castigo y en las juergas

que me doy –a solas-

cuando tu voz, tu piel, tus manos

y las miles de caricias

pasan canturreando por mi lado

porque ya tus ojos... ni me acogen

 

Francisco Pinzón Bedoya

2011

Versión 2022

 

 

 



Aun así

    AUN ASÍ   Ni te imaginas que oigo a Brahms que sonrío como un poseso que hago acrobacias y te dibujo en tres dimensiones repelente y cer...