miércoles, marzo 08, 2017

Dantesco

"Paintings"
------------------------------------------------------------------








DANTESCO

Es una música suave, sin estridencias ni mantras ni matices, suena como en un fondo que le agrega belleza pero también algo de somnolencia.  Deben ser músicos inexistentes dijo alguien, otro que tal vez sean los ecos de antiguas orquestas que pasaron por estos salones.

Se acercan llantos sin crestas ni oleajes, que vienen de mundos que hace tiempo desaparecieron.  Casi todo se vacía de alma y en el cuerpo sólo quedan los temblores y los miedos que se semejan al alba en madrugada de tormenta.

La casa trepida en silencio.  Las ventanas exhalan su luz incorpórea.  El suelo llama a sus demonios.  El aire es denso casi irrespirable y mis ojos se tornan rojos, como llenos de una sangre espesa, ajena e histórica, que viene desde alguna cruzada en que la espada redimía al mismo dios que hoy acosa niños y los culpa.

No queda más que mutar, ser otro, desaparecer para que todo esto no me degluta y luego, peor que lo anterior, me expulse como una hez.  El mundo se reduce a la asfixia y el dolor sin lumbre ni atenuantes.  Un dolor verde podre navega por calles y cornisas cubiertas de mugre de pasos de miles de antepasados que no sobrevivieron.

Solo queda inventar algo nuevo, dejar en desuso todo lo que he sido, ser el otro que alguien quiere al ponerme en este contexto viral, de selva acéfala, de desierto sin arena, frío y aceitoso.

...

¡Despertar... es la única salida!

Francisco Pinzón Bedoya ©
07/III/2017




No hay comentarios.: