martes, diciembre 04, 2007

Dos que estaban escondidos




Con toda esta nostalgia que ya parece melancolía, presento este par de mis escondidos poemas





TENÍA QUE OCURRIR

Los presagios
siempre son inexplicables
pero éste ... no lo era.
Llegó como cuando
detrás de las nubes grises
las tormentas se pasean.
Era más humano y leal.
Tenía cara de mamá.
Se compadecía
de la suerte de mí mismo,
y hacía pensar
en los tiempos mejores
del porvenir.
Ese presagio
me sabía a montaña,
a páramo toldado,
a serpenteante riachuelo
entre guijarros lamosos
de verde esperanza.
Mi presagio
se había vuelto familiar
y yo, ya lo quería
aunque sólo lo tenía
desde la noche anterior.
Pero ... doce horas
de conversación
calmaron mi miedo.
Se fue variando el ambiente
como colores de instantes
atardeceres de mar.
Se volvió certeza después
porque así y todo, ocurrió.


HUMANOS

No ponemos atención a la luz
hasta que nos arropa la oscuridad
porque somos tan humanos
y como humanos nos comportamos
sin considerar sin saber
que hasta entre la luz y el silencio
y hasta entre la sombra y la voz
medra una pequeña distancia






-------------------------------




Y en esta tarde de silencio y de nubes en mi horizonte... con todo el deseo de estar en otra parte expongo lo que creí que podía guardar






TATATD HECHIYHMADU


NNH


No hay comentarios.: