sábado, abril 27, 2013

Deriva hasta el silencio



"Vaivén de ti"
-----------------------------------------------------------------------------









DERIVA HASTA EL SILENCIO

Te atrevías a llegar hasta mí
con un cencerro en tu sonrisa
y todo tu cuerpo cubierto de la escarcha
que caía del frío que se estaba yendo
Mirabas tus manos junto a las mías
y todo una fiesta te parecía:
            el lamento de lo que no estaba
            la oportunidad de encontrarnos
                        al filo de alguna madrugada
            entre la selva de entuertos
                        que alguien en su sorna... murmuraba
Mantenías tu espléndida figura
llena de tu alma y con ella
día a día... despertabas
a una vida nueva
            a un silencio que sabía
                        a todo lo que nos llenaba
Te enfundabas tus mejores galas
al vaivén de lo que yo mismo te mostraba
ufanándonos de estar el uno en el otro
y el otro en el uno / cada mañana
Vivíamos del aire y de algún silencio
y hasta del sonido crepitante de la fragua
cada que nuestras pieles chocaban
en miles de tonos que sentíamos magentas
u ocres u opalinos... en desbandada
Nada / nada / nada / nada
estaba prohibido y todo era una fiesta
para la cual desde sabernos ciertos
nuestra voluntad aportaba
Todo / todo / todo / todo
lo poníamos nosotros cada día
y cada tarde con sus mofas
a nuestro ser llegaba
...
Ahora –en esta tarde- lleno de insomnios
y de palabras y suspiros por decir  y entregar
veo la vida pasar
sin tu cencerro ni el mío
sin tus manos junto a las mías
sin el tintineo de las chispas de ese fuego
sin los tonos y colores que concebimos
... y con otra especie de palabras me digo:
¿Dónde estás? ¿Qué ha sido de ti?
¿Dónde estamos? ¿Qué ha sido de nosotros?
y encuentro una respuesta
que me regala mi extravío:
Se fue todo / Ahora ya es un nada
grande extraño y violento
que engrandece la lágrima
y hace doler toda el alma
Una que se hunde en el silencio
Uno como no lo era antes
ni en las tardes ni en las mañanas
Se fue el humor
Se hundió la balsa de la sonrisa
Se plantó la sombra
y sólo queda el rescoldo
lleno de recuerdo... y de nadas

Francisco Pinzón Bedoya ©





"...tintineo de chispas"
-----------------------------------------------------------------------------

4 comentarios:

BETTIANA VÁZQUEZ dijo...

MUY BUENO!

Maria dijo...

Soñar con el amor y ese imposible es lo que hace que uno vuelva a susurrar de nuevo. ¡Hay, Francisco, hay Francisco! Te encontrare en mis mil deseos. Saludos.

SILOE dijo...

Tus versos... como guia para adentrarse en el camino de la vida, del ayer y del hoy... ese ayer que nos marco y que deja impronta en nosotros hasta que se apaga el fulgor que encendio.
Un placer leerte.
Reme.

ALMA dijo...

te leo aquí y te sigo en el face, es un placer!!!!!!!!!!