SENTIRES EN MÍ MENOR

SENTIRES EN MÍ MENOR
Libro de Poemas de Francisco Pinzón Bedoya - lanzado en noviembre de 2017

domingo, marzo 03, 2019

Inicio







INICIO

Dibuja su sueño en letras, se embelesa con las voces que lo invaden como si ellas lo deshabitaran de sí mismo.  Van saliendo renglones y renglones, no tiene cortapisas.  Estalla de júbilo y escribe, escribe, escribe.  En eso, la mañana lo sorprende mientras los papeles que lo rodean ahora cobran otro tono, ya no tan amigable.  Tiene una sonrisa que por primera vez le dice que está cansado.  Empieza a ser un habitante de su noche como lo había querido.  Cree con firmeza que lo que escribió debe ir a la nevera porque luego, con la técnica y otros aditamentos que ha estado volviendo suyos en esas sesiones de El Aprendiz de Brujo, lo va a mejorar, a dar forma, a decir para ser leído.  Tiene conciencia de que esto apenas empieza.  Ya empieza a dejar atrás esquemas y reglas que están tan entronizadas que le ha cuesta mucho esfuerzo dejarlas de lado: el horario, el deber, el qué dirán, el cómo luce y esa correlación de colores, lo que esperan otros, el miedo a no solventar sus necesidades y la de los suyos, en fin, aquello que fue su estructura mental durante décadas.  Ya empieza a habitar cada nuevo día como uno nuevo.  Tener esa conciencia lo hace sonreír y se ilumina cada segundo de esta mañana en donde ya escucha el rodar de aquellos que aún viven en esa máquina infernal del progreso y del desarrollo, y por ende, del salario.  Ganarse con qué sobrevivir es la mayor preocupación que cree que va afuera entre todos esos sonidos de buses, carros y motos.  Es la sensación de un renacer, de un rediseñarse, de la conquista tanto tiempo esperada.  Toma su ser y la naturaleza lo lleva directo a su cama, ese aditamento tan simple pero tan llamador.  ¡Buenos días!”, en lugar de... “¡Buenas noches”!


Francisco Pinzón Bedoya ©
febrero 18 de 2019






sábado, enero 12, 2019

Paisaje callejero

"Esperanza = 0"
---------------------------------------------------------






PAISAJE CALLEJERO

De sombra enclenque
de manos enguantadas
de ojos llameantes
y de risa gutural...
así se exhibía a la espera
de cada moneda
mientras su mente divagaba
en la búsqueda de algo más
que llamara la atención
de los paseantes

Era su quietud de estatua
independiente de la vestidura
quien le dictaba la canción
con que llenaba de denarios
en los días / que por bendición /
no estaban plenos de lluvia

Decía entre bromas
que era el antónimo de los árboles
y que sólo necesitaba
de un cuarto de metro cuadrado
para no estorbarle a nadie
y colocar su balde y su totuma

Era –tras los años-
tan natural su inmovilidad
que en las noches se tocaba
para saber que aún estaba vivo
seguir entrenando su sonrisa
y ahuyentar esa hambre antediluviana
... que siempre mantenía

Francisco Pinzón Bedoya ©










sábado, diciembre 29, 2018

Sólo visos de eso

"Un final de año lleno de amor"
--------------------------------------------------------------------







SÓLO VISOS DE ESO

Tornarse azul en el vértigo
Amarillearse con el guayacán de la esquina
Convertir en lluvia los llantos
Regar de conchas escarlatas el camino
Hacer filigranas con los corazones de popa
Dejar a la historia su contenido
Pasear la nostalgia al sol del atardecer
Abrirse el pecho y sanarlo todo
Pasar una tarde de ocio en esa lectura imprecisa
Correr por la cámara para captar ese pétalo con gotas
Filosofar sobre el amor tras el beso atrevido
Seguir soñando con las historias que llenan
Danzar con los ojos cerrados en esa sala
Olearse entre boleros y un mojito
Ser un soñador de versos que creo bellos
Aterrizar una noche sobre el libro inesperado
Hamacarse en la fantasía antes de dormir
...
Algunas facetas
de esto que navego
llamado vida

Francisco Pinzón Bedoya ©


----------------------------------------------

A todos aquellos que se pasean por este BLOG que ya cumple un montón de años, les deseo un FELIZ AÑO 2019 y que el balance de los logros de este 2018 sean muy buenos, o al menos, uno que den motivos para ser felices en 2019.















sábado, diciembre 22, 2018

Colores y seducción

"Bella en la alegría de nuestros corazones"
Francisco Pinzón Bedoya ©

Tempus

"Adorna esta belleza nuestra Navidad"
----------------------------------------------------------------




TEMPUS

I

El tiempo detenido en la espera
es el plato que se sirve en mi mesa
aunque afuera nadie lo nota
porque cada uno lleva su reloj
atado a su propia chistera
como un ancla que gobierna


II

Mi primer viaje
a eso de vivir sin llegadas
sin avisos o sin afanes
tuvo el atractivo del regreso
a lo simple y delicado
Como cuando alguien se cansa
de Europa pero... porque ya fue
ya la vivió / ya la probó
y ahora quiere otro continente


III

Me he vuelto decidor
y congenio con la magia
de contar de otra manera
pero allá en mi corazón azul
vaga una alegría tomentosa
del mismo poeta que ensarta
suspiros a la luz de tantas lunas


IV

Sacudo de mi cajón
diez o veinte libros de poemas
y saltan de sus bordes
la añoranza de otros tiempos
en que era otro
más agitado y esplendoroso
¿Será que el calendario va haciendo
sus inicuas jugadas inconclusas
que hacen cada paso... más lento?

Francisco Pinzón Bedoya ©






--------------------------------------------------------

Aprovecho para desearle FELIZ NAVIDAD a todas las personas que pasan aún por este BLOG de poeta... y decirles que lea agradezco todo su apoyo.  Un abrazo a todos






sábado, diciembre 08, 2018

Una moradita










Con ella recibimos la Navidad, ese tiempo en que nos unimos más en familia y en que recogemos lo que hemos sembrado en términos afectivos.  Es una época para dar las gracias por lo que tenemos y dejar de pensar en lo que nos hace falta, para reubicarnos y unirnos.  Es tiempo de vendimias.  

Así que con mi flor preferida les digo: FELICES FIESTAS DE NAVIDAD

martes, noviembre 27, 2018

Glimpse









“GLIMPSE”

Rojas, escondidas, circulares, impermeables.  Algunos las llaman “Corona de Cristo”, llenas de sus gotas y de la inclemencia del clima.  Son parte del paisaje y a nadie invocan, sólo un aficionado que encuentra un ángulo para exponerlas.  Tal vez así tengan algo en otro mundo para la posteridad.  Al menos a mí me dejaron su color elusivo de su ojo amarillo y sus texturas. Un poco la esfera de agua con que charlaban de algún tema en que no participábamos.

Francisco Pinzón Bedoya ©







En el confín de no ser

"¿Se queda o se va?"
-------------------------------------------------------------







EN EL CONFÍN DE NO SER

Tengo el peso de un sonámbulo
Camino dejando apenas rastro
Se afecta mi aura pues empequeñece
Soy transparente al no existir
Toda la jauría pasa en su mundo
Tiemblo de frío y de noche
vuelvo a estar cercano a la muerte
Nadie me extrañará
Dejaré de ser estorbo al fin
Ahora... todo tiene sentido

Francisco Pinzón Bedoya ©












lunes, noviembre 19, 2018

Deberíamos ser dos

"Ella me esperaba y se dejó capturar"
---------------------------------------------------------






DEBERÍAMOS SER DOS

Yo me permito
       dejarte pasar
                   y tocarme

Tus pasos y los míos
                   coinciden
en muchos tonos de abrazos

Siguen creando el camino
       por donde nos deslizamos
       siendo unos
                   que no retroceden

Vuelves y quedas en mí
       cada que sonríes
                   y me miras
                   con esos brillos
que todo y nada dicen

Y así, volvemos la comienzo
       por allá
                   cuando éramos
                              felices

Francisco Pinzón Bedoya ©





miércoles, noviembre 14, 2018

Contrastes de color

"Es un ave vegetal que coquetea conmigo en sus vuelos"
-----------------------------------------------------------------------------------------





CONTRASTES

Habito un desaliento
que corre desde la mañana
hasta el final del cansancio
cuando ya todo lo que soy
creo que se ha consumido
en aras de algún progreso...

Pero la mañana me desmiente
con su azul que guiña con picardía
sus ojos de optimismo y seducción
dejando en mí una sensación
de estar en la senda equivocada

Señales de otros tiempos
 y otros seres extraordinarios
me hacen ir cambiando
la dirección de mis suspiros
y así... una nueva perspectiva
se abre a la alucinación de ser
en otra ventana... alguien nuevo
porque sólo tengo... un mañana

Francisco Pinzón Bedoya ©