jueves, febrero 21, 2008

BORGIANDO




I

Creo -como Borges- que el castellano debería tener no sólo en lugar de puntuación pausas, sino que "hubiera sido más encantador el ensayo de nuevos signos:... de indecisión, de conmiseración, de ternura, signos de valor psicológico o musical" y con ello dejaríamos de tener en él una herramienta sólo presta para rescatar significados según el intelecto y la traducción que éste haga de la sensibilidad de cada lector, sino que lograríamos atrapar a éste (razón del escritor) en un murmullo de sensaciones traspasadas desde el texto con la vivencia de quien las dirige como una saeta hasta la piel de quien se expone a leer.

II

"Jorge Luis Borges – Fragmento de “COMO NACE UN TEXTO”

Empieza por una suerte de revelación. Pero uso esa palabra de un modo modesto, no ambicioso. Es decir, de pronto sé que va a ocurrir algo y eso que va a ocurrir puede ser, en el caso de un cuento, el principio y el fin. En el caso de un poema, no: es una idea más general, y a veces ha sido la primera línea."

III

En un ensayo hecho sobre la obra de Borges por Memo Ánjel (el pájaro poeta) escribió: "Por Borges, entiendo lo que es y no es, única posibilidad de definir la escritura. Con base en esta premisa, asumo al Borges que me gusta, al que se contradice sin contradecirse, que en la contradicción está la otra cara, la que falta para crear una idea de realidad completa; al que ve en la ceguera, al que envejece siempre niño en la curiosidad y en el asombro. Por esto siguió riendo y burlándose. Y burlándonos en sus variados laberintos."

En medio de su vida y obra existe tanta magia y de tan variadas maneras que sigue diciéndonos Anjel: "De todas maneras, no me importa si Borges ha muerto o no, que cada vez que lo quiero oír o leer, siempre tengo sus palabras a mi alcance. Y las palabras son la vida. Del silencio he sabido que es ignorancia o es miedo, situaciones que crean traidores."

Se regodea en su invidencia y se jacta cuando nos dice, en su poema

"Elogio de la sombra

Esta penumbra es lenta y no duele;
fluye por un manso declive
y se parece a la eternidad.
Mis amigos no tienen cara,
las mujeres son lo que fueron hace ya tantos años,
las esquinas pueden ser otras,
no hay letras en las páginas de los libros.
Todo esto debería atemorizarme,
pero es una dulzura, un regreso.
De las generaciones de los textos que hay en la tierra
sólo habré leído unos pocos,
los que sigo leyendo en la memoria,
leyendo y transformando.
"



Imágenes tomadas de http://borges.uiowa.edu/art/other.htm





NHNP HECHEIYHMADU

1 comentario:

Jenni dijo...

Hola! Por casualidad pasé por tu blog y me parece muy loable la dedicación que le tomas a la literatura y sus manifestaciones, en este mundo tan deshumanizado es importante!
Nada más mandarte un saludo desde España!