domingo, septiembre 27, 2015

Reminiscencias

"La vida en su esplendor no se esconde..."
--------------------------------------------------------------------------------------- 







REMINISCENCIAS

Noche, la niña blanca en su espuma.
Atardecer, telón de oro en el mar.
Brisa, cambio de tercio en el aire.
Atisbo, pasan raudas las horas.
Descanso, mientras mi cuerpo se aleja.
A solas, río y cuento pasos y susurros.
La calma, rojo estruendo de sangre.
Pero luego... soy más
y llego a la memoria
desde la noche
en que ante un atardecer
mecido por la brisa,
anclado a las horas,
descanso somnoliento
esta dualidad en que vivo
... mi propio temporal.

Francisco Pinzón Bedoya ©




1 comentario:

Claudia Patricia Arbeláez Henao dijo...

Poesía del alma para las almas que deambulan entre palabras buscando consuelo. Hermosas líneas que se unen en un solo grito de amor y fe. Gracias poeta por compartir estos sentires del corazón universal, porque en tus poemas quienes te leemos nos encontramos un poco.