martes, abril 29, 2008

Mar Caribe y Chile en este post

Hoy, hablando de sueños, se interpuso el color y mis recuerdos tras el velo de la mañana. Nada tenía más tinte de poesía que repasar la de otro ser austral y de llevar a mi alma la mía. Por ello, sólo quiero dar a conocer un poema mío que nació lleno de cantos a la orilla de una playa como ésta de mi Caribe Colombiano, hace más de siete años.






LLEGARÉ A TU SUEÑO

Cuando el sol se oculte por primera vez
a la izquierda de aquel barco carbonero
y cuando la luna se llene en diciembre
al filo de la mejor hora de la madrugada
... y yo esté vagabundeando mi derroche
con el agua y la espuma entre los dedos
correteando cangrejos y otros agoreros
... y yo esté despierto en ese resplandor
saboreando el cantar de los colores
del techo azul que llamamos cielo ...
apareceré de pronto entre la aurora
o en medio de tus noches y tus sueños
para ser contigo el mismo trovador
que entre nuestros brazos prefiere
vagabundear y corretear sin dueño
¡No me dejes de llamar!
¡No te dejo de seguir!
Que para eso se hicieron...
hasta los sueños más pequeños”


Encontré un lugar especial de poesía en la WEB. UN BLOG de alguien que tiene belleza en sus dedos y se hace llamar http://dedosdecarbon.blogspot.com/
"Dedos de carbón, para rayar la vida de poesía". Ella es una hermosa poeta chilena llamada Sylvia Rojas Pastene, dense una pasada por allí, les va a gustar.

5 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Precioso poema. Es un placer visitar tu blog.
Un beso!

poesía-de-alféizar-uruguay dijo...

Para Francisco Pinzón:
he aquí un resplandor, único, independiente; tremendamente dependiente.
Un abrazo de xavier.

Maria Jesús dijo...

Qué bello poema! Sin duda, es un placer visitar tu blog

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Gracias Francisco, por visitarme y tu generosidad, al dar a conocer mi blog.

Me ha gustado tu sitio y la manera de mostranos la belleza de las palabras, que van dando voces a la creación de otro mundo, el nuevo mundo de otras realidades, que la poesía debe dar sin desmayar.
Un fuerte abrazo.

Jorge Ramiro dijo...

Siempre he disfrutado de la poesía. En general he sido un gran lector de diversos poetas, pero en el último tiempo tenía ganas de ir a algún lugar para aprender a escribir. Tuve la posibilidad de ir a una casa que la vendía Zukbox Argentina, en donde se realizaba un taller para adquirir un estilo para escribir