jueves, septiembre 25, 2008

El Guayacán de la esquina


COCTEL DE ESPERAS

Gotas de luna de miel
Ahorros que dejan la piel
para mañanas que no vendrán
Deshojo y desfloro
mi guayacán esquinero
con esa mirada de ausencias
y no queda sino la estructura
de su dorada belleza
Me marchito a gotas
Me endulzo a untadas
Me aromo de flores que no estarán
Intento dejar mi carcajada
para cuando la luna
vuelva a ser... de verdad








Las flores se van tan
rápido como... este color

4 comentarios:

Pablo Mogica Ortuño dijo...

Entre la poesía y la foto, he podido sentir el olor de sus flores.
un cálido saludo

Fugaz dijo...

Qué hermoso es, no sé qué árbol es, al menos aquí no había oído nunca ese nombre, y por cómo lo veo tampoco sabría reconocerlo.

Un poema precioso, tanto como la imagen que nos dejaste.

Nerina Thomas dijo...

Las flores perfuman tu palabra siempre profunda.

una vida lo que un sol dijo...

lo efímero es eterno mientras está
como el color de esas flores, único

gracias por visitar mi blog.

Saludos.