domingo, mayo 31, 2009

A una cromofonía... de añoranzas


Todo se nostalgia de una flor especial
Su olor, esa esencia sobre la piel...
Esa forma de tomar su color... y el mío




Sólo esa mariposa se posa en sus labios
Unos rojos y unos miles recuerdos

Una conjunción que sigue existiendo



Una flor y una lágrima
Una rosa y su espera... y su deseo
se llora hoy / se anhela


Todo para que siga existiendo 4 U

sábado, mayo 30, 2009

Fue una de las primeras

Fue una de las primeras cuando "ese mundo" estaba enfebrecido




DEL ENTENDERME

Me confundo
No me entiendo
Algo me sacude completo
Es extraño e intenso
Sé que en el fondo
tiene el color de sus formas
la mirada discreta mía
y alguna secreta complicidad
Me parece un secreto
que me digo a voces altas
y que cifro como un naufragio
bajo mi propio códice
No me quiero entender
porque es inalcanzable
como la presencia que resbala
por ésta... mi piel que anda
canciones pálpitos y sonidos
que me danzan
la danzan y nos danzamos
como recuerdos recientes
Manso y absorto me escondo
sonreído y ensimismado me hallo
... tras las sombras de mi lámpara
para despistar este ardor
esta pulsión que emplaza
a mis letras a volar
No me deseo entender
no deseo razonar
pues añoro instantes
en su ser... que me contengan







"Sólo sabemos que algo allá afuera aún alumbra
Sólo entendemos que los dos cerca somos fuego y nafta
Sólo sentimos que estamos... aunque lejos"

Fragmento HECHEIYHAMDU

viernes, mayo 29, 2009

Tengo un gran "¡Sniff!"


No todas las noches se puede tener un alma poética
En ésta, tengo un dios hecho de tristeza...

Algo hay...

Deslumbrado


DESLUMBRADO



Ayer ...


Su llegada dominó mi ser y mi paisaje
como si un conjuro de especial brebaje
se hubiera colado como una exhalación
desde la punta de mis vellos hasta toda mi razón.


¿De dónde apareciste bello espectro angelical
de especiales miradas y gesto colosal?.
No me resisto. Siento aquí que no soy nada
pues morir me dejaría, por esos ojos de cristal.


Quemarme en la hoguera de su vientre yo quise
a cambio de cualquier cosa, no importó si pasajera,
para hoy en paz, preguntarme muy consciente
si seguiría lejana misteriosa en mi presente.


Y ahora ...


Ciertos vienen de esos ojos, fulgores de pasión,
matizados con ternuras y melodías de saxofón,
pero en ella sólo admiro su externa condición
porque de su esencia no tengo casi información.


Ya he recorrido su anhelada y hermosa humanidad
y entonces: ¿cuál suspiro, qué ignota cualidad
serán los que un día de escasez me retendrán
y entre cantos y pálpitos otra vez me afectarán?



Uno de mis primeros poemas por allá en 1999, cuando como paradigma luchaba por privilegiar la rima... Es algo que tal vez nunca volveré a escribir... pero son parte de mi historia



¿DOBLE VISIÓN?

Recordar es vivir...
y todo está ahí, lo sé

jueves, mayo 28, 2009

De una decisión de escribir y sobre Eduardo Galeano

Amigos blogueros:


Hace un tanto que no escribo, especialmente poesía. Para mí ese “tanto” está medido en términos de días. No es porque no haya algo qué decir sino porque no ha habido la oportunidad de escribirlo de la forma en que yo quiero que sean los versos, aunque la sed traspasa la barrera e incluye la prosa. Debo confesar aquí que soy en esencia, “un conversador”, una persona que si no habla es porque no hay escuchas. He descubierto que cuando los hay, soy el verbo mismo, y hasta me afecto y demuestro mi sed porque noto que digo más allá de lo que mis escuchas quisieran oír. He pensado sobre el tema, y creo que no practico mucho la escritura en prosa porque prospera en mí un paradigma: se debe escribir sobre cosas “importantes”, sobreestimando lo importante, tomándolo casi como sinónimo de lo absoluto y trascendental, y ello no ocurre todos los días. Por ello, me propondré hablar de lo cotidiano de mi vida, de lo que pasa hermosamente por mis lentes, de lo que leo y encuentro como algo muy interesante, y de otros temas que bajo el marco de “poesía” se me están quedando en el tintero.


Tal es el estado hoy, por ello he optado por decir en letras algo. En mi divagar lector, me he sorprendido al encontrar algunos cantos hermosos de Eduardo Galeano. Uno de ellos es “El derecho de soñar”, que expresa de una manera romántica el anhelo de millones de seres humanos, tal vez un porcentaje demasiado alto imploramos que ese soñar sea verdad. Expresa “El derecho de soñar no figura en los treinta derechos humanos que las Naciones Unidas proclamaron en 1948. Pero si no fuera por él, y por las aguas que da de beber, los demás derechos se morirían de sed.”. Los invito a que lo busquen y lo lean (Un enlace puede ser: http://www.fotolog.com/dedodelmundo/48522209). Me llama la atención de manera mayor algunas de las consecuencias de ese manifiesto, como: “La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el supermercado, ni será mirada por el televisor.” Tal vez aquí está ese grito haciéndonos ver el demiurgo que hay en el consumismo, contra el que tanto ha luchado este embajador del mundo latinoamericano. (Cito otro documento suyo: “La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo.”).

También de Eduardo (con la familiaridad que me da el haberle estado leyendo varios días) he encontrado su faceta de poeta. Transcribo un hermoso poema suyo:



La noche

1
No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los
párpados.

Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer
atravesada en la garganta.


2
Arránqueme, señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme,
desnúdeme.


3
Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a
la orilla de un abismo.

4
Me desprendo del abrazo, salgo a la calle.
En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la
luna.

La luna tiene dos noches de edad.
Yo, una.”





Al leer poemas como éste, viniendo de quien vienen, sigo pensando y sintiendo que versearle al amor es inherente al ser humano, sigo sintiendo que publicar en este sentido y sobresalir en el intento se convierte en algo tan difícil como “poemar” sobre lo que cotidianamente todos sentimos, y por ello –ahora entiendo mucho mejor el terminacho- suena a poesía íntima. Toca fibras y es como caminar de equilibrista. De ello quiero colegir que proseguir con el objetivo de publicar mi libro de poemas de amor es hoy un deber, más que una aventura. Mi posdata a este poema de Galeano es el verso con que empieza mi libro: “Impera una mujer hermosa en mi mirada:”.




Me apoyo para este post en mi cotidianidad y siento que en ello hay un “destranque” al escribir, oficio que me da vida y me permite ser.

Me encantaría sus opiniones al respecto.



Mayo 26 de 2009

lunes, mayo 25, 2009

En la edición LETRALIA - Aniversario 13°


En este enlace (da click sobre la imagen) se publicó un poema mío, llamado "Suerte". Transcribo a continuación lo que encabeza este libro digital que se puede bajar en formato .pdf.


Gracias por su visita.


"Triscaidecafobia es la extraña y dilatada palabra con la que hemos convenido en nombrar a uno de nuestros miedos recurrentes, el mismo que ha originado edificios en los que del doceavo piso se pasa directamente al décimo cuarto. Vilipendiado por llevar la cara de la muerte en el tarot y acusado de traición desde la última cena de Jesús y sus apóstoles, el número trece es el capitán de las supersticiones.

Al cumplirse este 20 de mayo de 2009 trece años de la aparición del primer número de la revista Letralia, Tierra de Letras, hemos querido tentar a la suerte con este libro digital conmemorativo, en el que veintiséis autores —dos veces trece— se han unido para hablar, desde la poesía, el cuento y el ensayo, acerca de las supersticiones, el azar y otros temas relacionados, como la hechicería, la mitología y el anhelo del hombre de predecir el futuro.

Según la tradición, celebrar los cumpleaños antes de la fecha podría acarrear consecuencias nefastas. Pero nosotros no somos supersticiosos, por lo que este libro está en línea dos días antes de la fecha en que Letralia arriba a su aniversario. Tenemos la suerte de contar con la protección de un amuleto invulnerable: miles de lectores que nos han acompañado, dotándonos de buena energía, durante estos trece años, y que nos acompañarán por todos los que vengan.

Jorge Gómez Jiménez
Editor"



Gracias Jorge, nuevamente por este apoyo y por ser partícipe de este proyecto digital llamado hermosamente, LETRALIA.


domingo, mayo 24, 2009

¿Voces?




La flor y la mirada...




¿VOCES?


Tus silencios de horizonte
de palabra trunca
de esperanza en contravía
de lunas en susurro
de acopios de paciencia
de sinónimo de lumbre
...
van camino a mi oído
y en él...
mi espíritu te escucha
porque en esos gritos
de inmensa insonoridad
soy yo mismo
y somos los dos el canto
de la fiesta idealidad









Piel de luna y vino...






Esta poesía de mi autoría se publicó en noviembre de 2006, en España, en el libro "Silencios de Hielo y Papel" como una antología conmemorativa del II Certamen de Poesía Ábaco, en la que se incluyen los mejores poemas recibidos con tema "Desde Mi Ventana: Soledad y Vértigo"








¿Una rosa en oferta?
Sólo si existe
4 U

viernes, mayo 22, 2009

Imagen y sus versos


¿ESTÁS
DENTRO?

Estás tan cerca y te
huelo
y no puedo regalarte mi
sonrisa
He creído en la beatitud de
Dios
un día en que regalaste una
sonrisa
La tomé como mía aquel
día
Ya estás en mi olor
Estás en el aire y en la
flor



Todo me sigue oliendo a esa flor...
Aunque están su pétalos... lejos
como en un entrevero de estrellas
o en la fresca melodía de un bolero
lento... y apasionante

Mis ecos






MIS ECOS

El eco de las noches
se encadenan a mis miedos
sin sujetarse de algún desaliento
porque rondan tras quejidos
que se apocan o se agrandan
en la penumbra del cercarte
Ese eco de mis cuitas noctámulas
cuando derivo y no sé si estoy
si te habito o me conspiro
está casi siempre en el fondo
de tus ojos dispuestamente tibios
para mi sentir errante y quimérico
El eco de mis fugas con tu brazo
apretando el mío y volando
por entre las breñas etéreas
de algún sueño en que renazco
es un escaparse sin remedio
contigo sin que estés
sin que ni siquiera ello
tenga la mínima pizca de sentido
Hay ecos en mis sombras...
Hay ecos en mis sueños...
Hay ecos en mis versos...
que repiten dulcemente
lo que ronroneo desde siempre
a la luz de algún camino




Imágenes tomadas de la WEB. Si alguien tiene algo qué objetar, por favor háganmelo saber que yo procedo.















Hay aún ecos alrededor de mis sueños... de rosa, de elefante, de finca, de almuerzo, de todo lo que no tengo




miércoles, mayo 20, 2009

Sobre el escribir poesía

Comparto una reflexión de esas que dan en tardes de existencialismo profundo, tratando de develar qué era eso de ser poeta, que escribí en octubre de 2002, hoy sería algo similar, sólo que sin tantos adjetivos ampulosos y rotundos (Sírvanse desde ya disculparme por ello):



"ESCRIBIR POESÍA

Para mí es un ejercicio que une la intimidad y los sueños, que los funde y los confunde, y deja sobre la hoja de papel la frescura garrapateada de la soledad, la alabanza a la belleza, el amor desolado, la patria sangrante o hasta el réquiem por un amigo.

Al contrario de lo que se ufanaba Neruda: Yo no he andado tierras infinitas tras el surco de algún campesino sólo mis pocos acres de terruño y de terrones en las uñas; yo no he estado leyendo versos en el estero ni en la pampa ni la puna sino en pequeños grupos de grandes corazones; yo no he visto cómo se desgarran las lágrimas de algún copihue rojo bajo la lluvia del bosque chileno que en su camino infinito se transforma en pájaro sino que he soñado con andar bajo la esfera tibia de algún sequoia; y no he desatado vendavales de patria en los corazones de miles de mineros sino que tímidamente he desgarrado mi corazón frente a algunos ojos que me admiran, pero así y todo... soy poeta. Aunque sólo haya podido fina y agrestemente arrimarme a mi sombra y la sombra de otros y otras que huelen a mar, a mi otro yo que tiene palmeras y arrecifes de coral en su futuro, al yo del pequeño y minúsculo mundo que me rodea, y que por alguna razón ajena a la farsa y a la razón he logrado inflamar la fonda seca de algún ser que vive en medio del delirio de país que habito, y hasta he logrado presentir con mis versos el universo de lo no dicho desde unos ojos que me llaman.

Escribiendo con mi pluma tras el alma, he logrado llegar a otras miradas, a otras esencias, a otras lunas que no conozco allende el mar atlántico, y volar sobre el Murcia que con los brazos abiertos ha recibido a mi hermana, y he recibido de su amigo agradables lisonjas sin interés particular que dejar salir el poeta encerrado en él.

En mis escritos escondidos en las noches cálidas de mi patria, en las noches frescas de mi Medellín, en las tardes de arreboles de mi amada Santa Marta, he conducido los pocos adverbios y los muchos adjetivos como dardos, como balas de cañón o como pedazos de brisa en susurros de niños o en cánticos estridentes, que recientemente han llegado hasta el corazón de un bardo que ni se conoce como tal, y que puede que al conocer mis letras haya decidido serlo.

Y si ello no suena a petulancia o a engolosinamiento narcisista, seguiré día a día haciendo renacer mi lira palabreante... pues bien ha valido la pena llegar a mi ufana declaración de Ser Poeta.

No he llegado aún a escribir mis mejores versos. No he conseguido llegar porque soy un convencido de que el ser poeta es
tá en el buscar, en el emplazar el alma a ser, y en el ser he sido lo que he querido: POETA.

Bienvenida amiga y utópica poesía, a mí que le he robado gemidos a la aurora, a mis llantos y al escozor que me
dejan los silencios tumultuosos, por prestarte a estar sobre un papel sedoso acariciado mi pluma, para así darte vida entre versos, para así darte vida a través de mí... Bienvenida poesía... Alma Mía"



Valga esta oportunidad para continuar apostándole a la poesía... así algunos de los dioses se estén muriendo y "salvo mi corazón, todo está bien" como dice nuestro Eduardo Carranza en su "Soneto con una salvedad"

domingo, mayo 17, 2009

Otro Mario se nos fue

Se ha ido otro Mario. Ese viejo que ha cantado a tantas cosas, que había desde hace ya algún tiempo versándonos de su muerte... se ha ido. Montevideanos, lloro desde el alma por su símbolo con todos mis gritos de asombro, y hasta con esa nostalgia de las películas en que nos disfrutamos a Benedetti y a Girondo (El lado oscuro del corazón, la I espectacular y la II, nostálgica y trágica). Me pregunto en este momento en que hago esta pequeña crónica de mí al lado de su voz que me inunda ya pasada de nostalgia desde el computador, ¿y ahora a quién voy a creer que le leo mis INVENTARIOS? ¿Ahora Marce y su especial forma de mostrarme la poesía, qué vas a hacer? La coraza de mi corazón está hoy en el suelo, y a pesar de que la escondo en el orgullo... “muero amor si no te miro, si no te miro”. “Tengo que amarte aunque esta herida duela como dos”


¿Es una época de muerte de poetas? No lo sé, toda la vida se han muerto los poetas, sólo que ahora amo su labor... entonces, Blanca Varela, Idea Villarino, Mario Rivero, etc. son llantos también recientes recientes. ¿Qué vendrá más allá de la soledad de la muerte? Tal vez un montón de melancolía sobre poemas que harán de ellos unos inmortales...

Todo es un paseo por este valle de llamas y postigos de tristeza, y nos vamos con su “Ella que pasa”, y esa mirada que le dio a la niña que pasaba, se desaparece ya avisándonos hace unas semanas que se iba. No he podido ser el defensor de su voz monocorde, a la izquierda del roble, de aquellos que he leído muchas veces y hasta han diatribado que Mario Bendetti no era un poeta. Lloro sin lágrimas pensando en que con sus 89 años estará llegando ante un señor que le pasará la mano y lo felicitará por ser lo que era. Dijo en muchas ocasiones sobre la muerte, y lo plasmó en poesía:


CERO

Mi saldo disminuye cada día
qué digo cada día
cada minuto cada
bocanada de aire
muevo mis dedos como si pudieran
atrapar o atraparme
pero mi saldo disminuye

muevo mis ojos como si pudieran
entender o entenderme
pero mi saldo disminuye

muevo mis pies cual si pudieran
acarrear o acarrearme
pero mi saldo disminuye

mi saldo disminuye cada día
qué digo cada día
cada minuto cada
bocanada de aire

y todo porque ese
compinche de la muerte
el cero
está esperando

Mario Benedetti

Esa cadena de oración sólo nos lo tuvo unas pocas semanas más, una que se elevó públicamente desde miércoles 29 de abril de 2009 una súplica “Mario Benedetti tuvo que ser ingresado desde la semana pasada en una clínica en Uruguay por una agudización del cuadro bronquial que viene presentando en los últimos meses. Hasta hoy no ha habido mejoría y sigue estando en delicado estado de salud.” y rezamos pero sólo hasta un 17 nos duró.


Tal vez como en el poema del Botánico, yo me quedo... oyéndolo y pongo este poema por testigo:

Fuego mudo...

A veces el silencio
convoca algarabías
parodias de coraje
espejismos de duende
tangos a contrapelo
desconsoladas rabias
pregones de la muerte
sed y hambre de vos

pero otras veces es
solamente silencio
soledad como un roble
desierto sin oasis
nave desarbolada
tristeza que gotea
alrededor de escombros
fuego mudo

Mario Benedetti

Yo no sé si llegar a la muerte era una utopía

UTOPÍAS

Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías
cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la útopia ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía

Mario Benedetti


Mario, sólo sé que usted sabe... que desde este rincón poemario minúsculo, usted puede contar conmigo. ¡Mario, que en paz te encuentres! Has dejado esta comarca en paz... llena de ráfagas de amor con tus palabras...

Dos en dos

DOS EN DOS

Muslos de sorpresas
camino innegable
Fruta de estrella
tu río navegable
Alegría que penetro
con mi boca deseosa
Busco tu luz violeta
la luz de tu espesura
Aprecio en los instantes
sabor de la ternura
Momentos que ganamos
y que dos nos entregamos
Fuimos y somos los amantes
de la tierra... del sol
de la palma... de la tarde



De uno de esos libros inéditos que no verán la luz del sol: "Andamio de ilusiones", escrito entre 2001 y 2002


Sigue en mí la presencia de la rosa... HECHEIYHMADU yqvM

sábado, mayo 16, 2009

Rescate de un cuaderno ya archivado



En esta tarde, mientras llueve afuera y escucho la Sinfonía N° 9 'From the new world' de Dvorák, he terminado de escarbar algunos "viejos apuntes" y me he tropezado con un pequeño poema escrito por allá hace unos 6 años, que quiero compartir.


MELANCOLÍA

Agregar suspiros y añoranzas a una nube más
Tender la mano en pos de una bandera esquiva
Cantar en piel las harturas de la soledad
Y el cadalso así... sea tal vez la misma vida



Es un poco retratista de algunas situaciones... pero ¿fueron instantáneas? No lo sé, hay nebulosas en esos recuerdos.


Nota: Tal vez las imágenes (creadas por mí) no estén muy de acuerdo con el texto, pero reflejan más el cómo me siento... porque el poema, es un rescate


HECHEIYHMADU

viernes, mayo 15, 2009

Cuando aquello llegue...

En estos raptos de intangible nostalgia. de inubicable nostalgia, de impalpable nostalgia... acabo de escribir este poema. Es uno de esos que sale porque tiene que salir, llega porque ha de llegar, canta porque no puede llorar... Es una desazón que tiene nombres y olores, sensaciones y afanes, reminiscencias y pasos del tiempo...


Todo para dar origen al poema con ritmo atropellado, con versos altisonantes, con comparsas de lágrimas y con discursos implorando algo al olvido



CUANDO AQUELLO LLEGUE

Cuando se disuelvan mis letras
allá en algún ocaso marinero
te habré vuelto parte del paisaje
y cada gota de mí... habrá desaparecido
Cuando estallen en una hoguera
todos los versos enfebrecidos que te he escrito
volarán las campanas del silencio
y callará la voz del cantor... enloquecido
Cuando se oigan las alas mariposas
de una canción extraña susurrante en la ventana
será el signo postrero de la despedida
de aquello que acaba de morir y no tiene regreso...
pues así lo hemos conseguido
Cuando estén mis manos llenas de manchas
y temblorosamente traten de alargar los instantes
serán las horas finales de este humilde vate
camino a dejar que se cuelen otros gritos
otros cantos / otros versos / otros giros
en el paso de la vida hacia el destierro...
hacia la otra parte del mundo y del olvido
Cuando ello pase...
ya seré parte de alguna historia
seré parte de aquello que ahora creo...
nunca he merecido

OHCNARF
14/V/2009


Hay un deshacerse a algo que pasó... y un duro sobreponerse



HECHEIYHMADU

lunes, mayo 11, 2009

Me acaban de publicar un artículo

Estoy muy contento, inmensamente contento. Es así de sencillo. Cuando uno escribe siempre quiere que lo lean, y me acaban de publicar un artículo que describe cómo me siento al escribir.


Año XIII • Nº 209
4 de mayo de 2009
Cagua, Venezuela
"Letralia - La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet"

El artículo se titula: “Sobre el escribir como oficio de tiempo completo

Este es el link:
http://www.letralia.com/209/articulo05.htm



Los invito a visitar esta revista que ha sido galardonada como la mejor revista digital en lengua castellana este año. Sigo sintiéndome un afortunado, ya que es un agrado en lo más profundo del ego cuando ocurren sucesos como éste.

Nuevamente, gracias por pasarse por allí.

Gracias a



sábado, mayo 09, 2009

Poesía Ciudadana

Hoy se está acuñando un término que a mí me agrada relacionado con la música: POESÍA CIUDADANA, en el cual se denominan poemas a aquellas canciones que en sí mismas, para algunos ojos como los míos, lo son. Pero existen algunas voces que desestiman la obra poética de las canciones populares por "carecer de estilo" según algunos o por "no tener esencia o profundidad" según otros.

Sin embargo, es ésta una discusión Bizantina puesto que en cuestión de gustos, estética o belleza no hay dogmas sino individualidades de opiniones que generan una diversidad, a la postre muy interesante, que permite el florecimiento de distintas manifestaciones culturales y artísticas.

Por sólo citar a algunos a quienes admiro: Alberto Cortez, cantautor argentino, "padre" de: "A mis amigos", "Cuando un amigo se va", "Mi árbol y yo", "Los americanos", "Una vueltita más", "En un rincón del alma", "La vejez", "Aquella novia primera", "Como la marea", "el amor desolado", en fin cientos de canciones. También Joan Manuel Serrat quien no sólo hace poesía en sus canciones sino que ha llevado a la voz del pueblo las poesías de Miguel Hernández, con su "Elegía" por ejemplo, y otros como: Silvio Rodríguez, Jaime R. Echavarría, Facundo Cabral, Agustín Lara, José Luis Perales, etc. muchos de los que hemos podido degustar letras que llevamos "escritas en el alma" desde niños tal vez, y que son parte de nuestra herencia cultural.


Dejo un aparte para Joaquín Sabina, que es en sí mismo un poeta. En uno de los CD que tengo hay una interpretación de una enorme voz, hermosa y española, Pasión Vega, a quien recientemente admiré por su interpretación de “Lucía” frente al mismísimo Serrat. Estuvo simplemente maravillosa.


Quiero compartir con ustedes, imagen, letra y música de una canción especial:



La Canción de las Noches Perdidas



Esta es la canción de las noches perdidas
que se canta al filo de la madrugada
con el aguardiente de la despedida,
por eso suena tan desesperada.
ven a la canción de las noches perdidas
si sabes que todo sabe a casi nada,
a carrera en los leotardos de la vida,
a bola de alcanfor dormida en la almohada...
y tiene nombre de mujer
como la soledad como el consuelo,
los fugitivos del deber
no encuentran taxi libre para el cielo.
Esta es la canción de las noches perdidas,
lleva un crisantemo ajado en la solapa,
se sube a la cabeza como ciertas bebidas,
miente como mienten todos los boleros.
y tiene nombre de mujer
como mi corazón, como tu olvido,
los fugitivos del deber
no tienen más amor que el que han perdido.
Esta es la canción de las noches perdidas
si quieres te la cambio por un rato en tu cama,
hierve como el ruedo en tardes de corrida,
va como los besos en los telegramas.
y tiene nombre de mujer
como la libertad, como la nieve,
los fugitivos del deber
cogen su maldición y se la beben


Joaquín Sabina





Sólo click en Play y ya está





P.D.: Interpretación de “Lucía”


Pasión Vega y Joan Manuel Serrat