martes, septiembre 29, 2009

Buceando entre mis recuerdos


He estado "buceando entre mis recuerdos" y he hallado cientos de poemas, que ni siquiera pensé que lo fueran. Nunca pensé que me atrevería a publicar alguno de ellos. Sin embargo, algunos como el que aquí les presento, saltó la barda, se estropeó en la alambrada, dejó atrás mis prevenciones y hoy... está entre nosotros, a pesar de que me ha parecido esa época como una "época excesiva", a pesar de también ser tardía
.

Son ustedes invitados de primera línea para este poema que se escribió en 2000, tal vez lleno de múltiples ajenjos y ataviado con colores de varias pieles y otras iridiscencias. Tal vez un pájaro picaflor o un follaje vertiginoso viéndola pasar...

Tal vez al escribirlo, eso era, ¡Qué sé yo!



ASÍ... A MI LADO


Bailan mis dedos antiguos,

sedientos, lentos y a oscuras,

por mi ánfora única,

por mi lozana piel atónita,

cual dicotomía de presentes

atados, locos, a tu mágica cintura.


Lejos te sé pero cerca veo

desde mi torre... tus pies descalzos.

No veo nada más pero siento

tu piel pegada a mi cuerpo.


Se atraganta con tu pelo,

mi voz que te encanta en su verso,

seductora, miel a tu oído lejano,

dorando tus miedos con calor supremo

del color de tus pequeños gestos.


Sigo jugando, bailando en mí,

desde mis manos y mis húmedos dedos,

derretidos ambos en tu recuerdo

que en esta distancia me huelen

a musgo brillante de estrellas,

a flor jazmín de cometas,

transeúntes con olor de deseo.


Te oigo sofocarte... allá sin mí,

con solitarios viajes, que interpreto,

en mi noche desde tus labios carnosos

que almacenan tus besos lustrosos

para este amante loco de siempre,

para el amante de murmullos sedientos.


Y luego, silencioso... soy impetuoso

y vertiginoso... me vuelvo juguete.

Ahora... eres todo en mis dedos.

Ahora... eres palpitar de desfogue.

Ahora... eres mis manos de fuego

en mi cuerpo ebrio temblando

y de mi cuerpo... todo escapando.


Y sigo con tu olor, tu risa... llorando,

me guardo mis gritos, tus auroras de arrullo,

para cuando estés... desnuda a mi lado.

Pero, lejanía y distancia, ahora eres

tu cuerpo mojado... tu cuerpo desnudo.

Y al final... te imagino rendida a mi noche

con esta fiebre que te he contado,

y te anhelo sonriente, serena y llorosa,

perpleja y real... dormida a mi lado.



Por esta vez sólo sé que me atreví a dejar estas letras a su juicio... ¡Sean benevolentes, por favor! ¿Sí?

Y sigo... HEC HEI Y HMADU

9 comentarios:

c'est moi dijo...

Casualidad! Ventilando "esos momentos" también?
Tu comentario me inquietó, y terminé accediendo...
Hay algo en ustedes los escritores!
A veces creo que mi corazón vivirá esclavizado a uno y a pesar de ello, no deseo liberarlo jamás!

Geni dijo...

Bueno días desde España, son las ocho y treinta de la mañana, me da mucho gusto recibir el día con este maravilloso regalo, que por otra parte hubiese sido una pena que quedara en el olvido.A mi me pasa a veces con algunos poemas que ya he escrito, no me atrevo a publicarlo me da vergüenza, me parecen infantiles y algo pueriles.
Me encanta como escribes eres un poeta increíble.
Un besito y hasta pronto.
A

Azul... dijo...

¡Pero niño, si es precioso el poema! ¿no será más bien que el que tiene que ser benévolo consigo mismo eres tú? ;)

Un besote! (Voy regresando de a poquito, así que ya nos veremos :)

SILOE dijo...

!! Que lindo!!... aunque no es la norma, para eso estan para romperlas... es un poema muy sensual, como manda la pasión, lo cierto es que me gusto.
Y la imagen es magnifica, cada día te superas en tus composiciones.
Un beso, Reme.

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

Muy bello el poema ¿por qué el temor de mostrarlo?.
Yo he publicado cosas mías que escribí en 1978. Y me siento orgullosa de todo lo hecho en aquel entonces, como debes sentirte tú. Cada etapa tiene su encanto y su razón de ser.
Besos!!!

Cynthia dijo...

Me encantoooooooo, tiene una sutileza un vocabulario muy bien cuidado e inspira y llega con una finura impecable... te aplaudo realmente... se siente y mucho es un poema con altura, de un vuelo sugestivo deseoso y muy bien desarrolado... a tus pies...

cariños.
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Nerina Thomas dijo...

No debes extrañarme, estamos unidos por la palabra y además me pone orgullosa saber que me hechas de menos.
Madrugada de lunes, 1 hora argentina.leeré tu poesía al aire amigo de lujo!!
Qué maravillas atesoras!!
El mundo te conoce, mi audiencia se deleitará.
Pido perdón por mis demoras, sólo falta octubre y nov. y ya me acurrucaré diariamente a mi blog, a visitarlos.Es que el día me parece corto, las horas, las responsabilidades por la radio misma, que implica dedicación en todo orden.
Un abrazo y gracias por aceptar mi labor, todo siempre es renuncia a algo siempre. Sólo sé que estás en mi corazón.

Antonia Blasa dijo...

Atrapada desde el primer verso. No quiero parecer grosera; pero si no estuviera escrito por mano de hombre...¡Cómo me hubiera gustado parir ese poemazo! Gracias por visitarme y por llenar de magia aunque sea un instante de mi vida. Hasta siempre, escribo en tu muro.

EURICE dijo...

Sea del 2.000 o del año 0...el poema es una maravilla, versos bien estructurados, eres un poeta muy bueno ¿lo sabias?...
Te comprendo perfectamente, lo que hay escrito en mi desván es una recopilación de lo que he escrito a lo largo de mi vida.
Ahora las Musas estan en un momento de relax y reposando, cuando vuelvan quizá vuelvan mis letras dormidas a despertarse de nuevo.
Un saludo desde España, un hallazgo afortunado encontrarte.