SENTIRES EN MÍ MENOR

SENTIRES EN MÍ MENOR
Libro de Poemas de Francisco Pinzón Bedoya - lanzado en noviembre de 2017

domingo, abril 29, 2018

No sabía que...


"No sabía que..."
--------------------------------------------------------------------









NO SABÍA QUE...

Creía que la vida era eso, pero ahora viéndola así como ajena, con tanta genuflexión y seriedad de quienes se le acercaban, lo hacía pensar que era algo diferente. Ese pseudorrumor de silencios que lo recorría por dentro, le extrañaba y a veces le parecía un sueño raro.  Sólo podía ver una parte de la sala pero descubrir que no parpadeaba era una experiencia nueva y sobrecogedora.  No explotaban en él ni las risas ni las rabias ni esos exabruptos que tantos problemas le habían traído en muchos años.  Se sentía, si ello era sentir, como extraño, como prestado, como otro.  Pero allí estaba su mujer que mucho lloraba.  No sabía de qué pero por más que la quería consolar algo frío no se lo permitía.  ¿Estaría soñando?  No lo creía porque los sueños eran rápidos y continuos, se dijo.  Este verse así, que ni sabía cómo era pues no veía sino la punta de sus zapatos nuevos, le seguía fastidiando.  Era una gran incomodidad que se iba acrecentando entre más pensaba.  Algo se empezó a ir, lo sintió, se auscultó en su mente y lo vio: era su memoria.  Lo más antiguo no lo tenía tan claro.  ¿Era esa su niñez o era un atisbo de un cuento que su madre le contaba? ¿Por qué estaba allí llamándolo?  No lo sabía.  De pronto, recordó algo que se diluía: que había peleado y que hubo un dolor de colores muy densos, un pavimento brilloso, unas luces azules y rojas, unos pies que lo rodeaban, sirenas, gritos, gotas de llovizna... y luego la pregunta: ¿la vida es esto... o no?

Francisco Pinzón Bedoya ©








Nota 1: Las imágenes con que se confeccionó el Collage fueron tomadas de la Web

Nota 2: este escrito es producto de mi trajín por el Taller de Literatura "El Aprendiz de Brujo" al que asisto con regularidad

viernes, abril 27, 2018

Después de valorar











DESPUÉS DE VALORAR

Suspiros nocturnos a escondidas
como gritando desde el vientre
esa frustración que debe guardar
en una mochila ajena a ojos que escrutan

Caminará montañas y riachuelos
Natura le dirá de la otra vida que evade
pero la que tiene... ya no la puede disfrutar
Eso que se le ofreció... se va / se hunde

Los ojos del cuerpo se empiezan a secar
y el ser / el vivir... se transparentan
Muchos años adelante añorará
la cercanía delictuosa que dejó ir

Francisco Pinzón Bedoya ©



martes, abril 24, 2018

Me desnudas

"Noche lumínica de pieles"
---------------------------------------------------------------








ME DESNUDAS

Me contamino de los corazones de otros. 
Bailo en salas distintas. 
Todo el cariño se resume en este instante
en que camino tomado de tu mano...
amorosa, para mi fortuna.

Rodeas formas de mí
que ya no sabía que se podían exponer. 
A las tres de la tarde
de un día impensable te apareces. 

El descubrir
que la parte más profunda de nosotros se parece,
te causa esa explosión en la que me envuelves. 
Vas exponiendo ese paso de ti
que tiene mil historias sin decirlas,
y me tomas y me haces parte de un vórtice impreciso. 

Luego, elaboras un mundo mágico
donde me pones y obturas tu cámara
y doy imágenes que se funden con algunas que creas. 

Vas espantando algunos miedos
y luego... me invitas a la entrega final,
donde sólo cabemos los dos,
desnudos del todo.

Francisco Pinzón Bedoya ©









Nota: Imágenes del collage tomadas de la web





lunes, abril 23, 2018

Me ofrezco

"Mariposa caracola"
----------------------------------------------------------------






ME OFREZCO

Si provienes del mar
trae contigo tus corales
esa casa antigua
que compartías con tus tortugas
y un poco de la arena
que hará cantar
los dedos de mis pies

Verás cómo me transformo
en una brillosa agua azul
suelto por el cielo
y cargado de las brisas
que vibran en mis entrañas
por los tiempos en que fui
feliz al lado de mis viejos

Luego... abanica
tus alas mariposa
y juega con el aire
elevándote sonriente
y así... crearás los colores
que me traigan de vuelta
con una sola de mis sonrisas

Y si en ese paso trashumante
aún no logras ser tú
pues baja con tu calor de sol
quédate en mis brazos
y no pienses más en alejarte
porque de alguna manera
-en toda nuestra historia-
ya somos... inseparables

Francisco Pinzón Bedoya ©







Nota: Imágenes del collage tomadas de la web


sábado, abril 21, 2018

Y ganó la nostalgia

"Entre bambalinas"
----------------------------------------------------------









Y GANÓ LA NOSTALGIA

Ese saludo reciente entrampado
por las voces que vienen de lejos
hizo huella y creó su propio canto:
uno que pasó por las oquedades
y las colinas y las espadas
envuelto en una humedad
que se derritió... sobre el alma

Las piernas no me sostuvieron
las manos se negaron a estarse quietas
la piel era un juguete desarmado
Y los temblores...
vagaron por entre nubes y azaleas
como queriendo ser aquello
           ... que nunca pudo ser

Francisco Pinzón Bedoya ©









miércoles, abril 18, 2018

Fue el inicio

"Corazón... que sangró un tiempo"
---------------------------------------------------------------------------








FUE EL INICIO

Y la música de fondo me preguntaba
que dónde estabas / que qué te habías hecho
mientras yo repasaba sin tiempos
los dones que trasegó Borges
y el amante inesperado de Mameca
con un cuerpo lleno de nostalgia
y de la pesadumbre de tu adiós temporario

Los tonos del radio seguían acompañándome
con su “puedo sentirlo” y “necesito saberlo
y sin entender el porqué / mi clase era
apenas el primer espejismo para esconder
ante mí y ante mi multitud
este presagio de infinita soledad
que pasaba tan cerca de mis palpitaciones
como del aire estático que me rodeaba

La fuente interna del saberlo y sentirlo
me obligaba a no alejarme del piso
y del cielo en que con mi música / tus poemas
y mi tristeza... construía este caudal
de melancolía anticipada

Todo corría como el tiempo
como tu partida... inexorable

Francisco Pinzón Bedoya ©











"Azul de un adiós"
------------------------------------------------------------ 



Nota: Imágenes tomadas de la web


lunes, abril 16, 2018

No te ocultes

"...uno de tus pareos"
----------------------------------------------------------------

Imágenes tomadas de la Web







NO TE OCULTES

Allá donde tu ser ondula
como un vago son de medianoche
a lo lejos en una playa desconocida...
voy yo con mis naderías
y mis sombras sin reposo
a estar cerca
de tu pública sonrisa

Puede que llegue a verte
envuelta en uno de tus pareos
coloridos de Caribe...
y yo... oculto tras una palmera
escribiré al ritmo
de tu cimbreante cintura
y ese gorjeo que trae
tu batiente carcajada

Por más que me esfuerce
en no llegar a tu vera...
sólo con repasar las formas
que circulas presuntuosa
por las redes
vuelvo a ser entonces
ese mismo que se arriesgaba
por entre tus hendijas
en una noche sin luceros
de nubes y relámpagos

Por ello...
simulo que quieres
que la noche te vuelva a besar
en el fondo mismo
de ese milagro
que fue tan torpe

Francisco Pinzón Bedoya ©











domingo, abril 15, 2018

Lucero

"Orquídeas tomadas en un antejardín cercano"
----------------------------------------------------------------------------










LUCERO

El poema salta desde el fondo
de mis ojos azules y  mis dedos de nube
La palabra se alimenta de mis ansias
y tú sigues siendo aquello
que en la tierra del quererse
se me parece a un lucero:
Distante brillante y atractivo
pero también...
         divagante fresco
... y en el cielo

Francisco Pinzón Bedoya ©









----------------------------------------------------------------

Así como salta el poema, también saltan los colores de las orquídeas que son en sí mismas, así tomadas, como un poema

jueves, abril 12, 2018

Llamada

"Todo mi ser gatuno... extraña"
------------------------------------------------------ 
Todas las imágenes del Collage fueron tomadas de la Web










LLAMADA

Ya casi apagas el sueño
y echas un poco de agua
al rescoldo que aún queda

¿Debo hacer más inmersión
en el día y sus tembluras
para olvidarme
de que un día estabas?

No olvides que el reloj
aun sigue su tic-tac
y que el flujo de la vida...
continúa con su cielo azul

Francisco Pinzón Bedoya ©









miércoles, abril 11, 2018

Te pido...

"Collage de cercanías"
(compuesto de algunas fotos mías y de otras tomadas de la Web)
---------------------------------------------------------------------- 





TE PIDO...

Dame fuerzas de esas irracionales
exponlas a mis vaivenes
y deposítalas en mis bolsillos
para hacer de ese conocerla un placer

Vuélveme a la parte en que estamos
fijos el uno en el otro
simples / como dos que se hallan
en el fondo de sus ojos extraviados

Deposítame en la mitad de un tango
de esos que uno al oírlo siente como
si estuviera caminando la vida
por la mitad de la pasión que explota
en el alma de dos que se saben
se reconocen / se magrean y sonríen

¿Tienes todo ese poder desgarrador
y puedes escuchar mi evocación
a pesar de que sea sólo el grito
de un ser que navega en la cresta
de un mar atormentado?

Francisco Pinzón Bedoya ©









martes, abril 10, 2018

Donas en su tinta


Cuadro de Andrius Kovelinas
Tomado de la Web

------------------------------------------------------------- 






DONAS EN SU TINTA

La primera vez que estuvo frente a mí
fue como una tormenta huracanada
que todo se lleva y deja sólo
aquello que es muy fuerte

Se sentía una presencia bruja
en la mitad de un escenario imposible
como llevada de la mano de otro aire
y con brillos que se metían bajo la piel

No hubo concesiones ni ocultos
Estaba allí en plenitud de sus atributos
Era más que todo un calor que no se conocía
pero éramos bocadillo o entremés
y de los belfos se respiraban rumores
eternos / silentes y pecaminosos

Era como un cataclismo lleno de vida
desde su negrura impensable
tan a gusto que la mayor parte de todos
miraban su silueta envuelta en un aura
de guitarra / plácida y altisonante

Yo... ¿la presa o el cazador?
Lo he dudado en muchos tiempos
y ya no sé qué era lo primario:
si la elevación que creaba
o ese estruendo que llegaba de sus caderas

Aquello no llevaba a ninguna parte
No eran complementos sino apuestas
No había más que un rictus de deseo
que entre palmos atravesaba la estancia

Luego... la interacción y el tiempo
tomaron baza / no pudo el extravío
en luchas insensatas ganó la razón:
la balanza del menos y del más

Hoy rueda por calles tristes
una sombra que oculta y recuerda
las promesas de dos sonrisas negras:
¡Nada menos! ¡Nada más!

Francisco Pinzón Bedoya ©